¿Qué ocurrió con el vuelo 447 de Air France en 2009?

Cuándo fue el último contacto del avión con el centro de control, cuánto tiempo tardaron en encontrar los restos y cómo influyó el clima
  • A+A-
Por:
Paul Armstrong
Autor: Paul Armstrong
(Reuters) -

Hace más de tres años, el vuelo 447 de Air France cayó en el sur del Atlántico. Las 228 personas a bordo murieron.

La Oficina de Investigación y Análisis de Francia (BEA, por sus siglas en francés) dijo que los datos indicaban que el vuelo de Río de Janeiro hacia París se estrelló porque los sensores de velocidad de la aeronave arrojaban lecturas erróneas.

Este jueves se emitió el reporte final. Pero, ¿qué sabíamos sobre este accidente?

¿En qué momento cayó el vuelo 447?

El vuelo 447 tuvo su último contacto con el Centro de Control del Atlántico de Brasil (ACC) alrededor de las 01:33 GMT (hora del meridiano de Greenwich) el 1 de junio de 2009, cuando reportó su posición mientras cruzaba por el Atlántico.

Poco después, el centro de control brasileño contactó con el centro de control de Dakar, en el norte de África, e informó que el vuelo 447 entraría en un área conocida por la presencia constante de bandas de turbulencia severa, dijeron funcionarios. 

¿Sabemos por qué ocurrió el accidente?

El año pasado, la BEA reportó que la aeronave había ascendido 38,000 pies (11. 5 kilómetros) cuando "se activo la alerta de entrada en pérdida y el avión entró en pérdida". Después cayó en el Atlántico. 

El descenso duró tres minutos con 30 minutos. Los motores aún funcionaban, según el reporte. 

El estudio de los restos y los cuerpos encontrados después del accidente llevaron a la BEA a concluir que el avión primero golpeó el agua con la parte de abajo, esencialmente intacta. Las máscaras de oxígeno no salieron, lo que indica que la cabina no se despresurizó, según el reporte de 2009.

Las pruebas ponen en duda el funcionamiento de los tubos pitot, que miden la presión ejercida en el avión mientras vuela y que son parte de un sistema para determinar la velocidad del aire. 

Antes de estrellarse, el vuelo 447 envió de manera automática 24 errores que sugerían que volaba muy rápido o muy lento a través de las tormentas, según un funcionario.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea envió una orden en agosto para que se reemplazaran los tubos pitot manufacturados por Tahles Avionics en los Airbus A330 y A340. Señaló que las aerolíneas debían sustituirlos por otros tubos Thales y por otros fabricados por Goodrich.

La falta de velocidad, el viento o información sobre la dirección también evitaba que el sistema de piloto automático funcionara, dijo en aquel momento el investigador del accidente, Alain Bouillard. "Esto nos dice que el avión tiene que ser, en este caso, conducido por el piloto", dijo.

¿Y el clima?

Cuando cayó, el vuelo 447 pasaba por una zona proclive al mal tiempo, peligroso y cambiante, mejor conocida como la Zona de Convergencia Inter Tropical (ITCZ, por sus siglas en inglés).

El ITCZ es un cinturón de baja presión que envuelve al planeta. Ahí se forman las nubes y las tormentas, ya que es en donde chocan los vientos de ambos hemisferios. Las temperaturas del aire y el agua rondan los 27 grados celsius.

El aire, tibio y húmedo, se calienta aún más por el sol. El vapor de agua que se desprende del mar se eleva hasta que choca con el viento más seco y frío que se encuentra arriba; se forman las nubes y las tormentas eléctricas.

Estas tormentas contienen corrientes de viento volátiles, ascendentes y descendentes, que se mueven a velocidades de 160 kilómetros por hora, y pueden alcanzar alturas de más de 16 kilómetros. 

Aunque apiláramos dos docenas de los rascacielos más altos del mundo, no alcanzaríamos la altura de las mayores tormentas formadas en el ITCZ.

David Learmount, de Flight International, dijo a CNN que cientos de aeronaves comerciales atraviesan esta zona todos los días sin incidentes. "Treinta minutos detrás del 447 había otro vuelo de Air France esa noche y no tuvo problemas", dijo. 

¿Hay otras teorías?

"El accidente ocurrió alrededor de las 02:00 horas, en una noche oscura, cuando de repente los mensajes de error aparecieron y el piloto automático se desactivó", dijo Learmount. De pronto la tripulación tiene este problema y se concentra en él.

"Es un síndrome", dijo. "Ha habido muchos accidentes donde los pilotos se centran exclusivamente en corregir un problema relativamente menor y pierden de vista el problema general. No sabemos eso, pero sabemos que la aeronave se comportó como si no estuviera siendo controlada intencionalmente", explicó. 

"Si la nave estaba fuera de control —que lo dudo— no estaba siendo controlada. Imagina que son las 02:00 horas y dos pilotos somnolientos se topan con un problema. No tienen mucho qué hacer, así que deciden resolverlo. Se concentran en ello y se olvidan de que el piloto automático se desconectó", indicó Learmount.

"Mientras, el avión entra en un descenso en espiral lento —los pilotos no lo notan por ser tan suave. Cuando se dan cuenta, no creen lo que los instrumentos indican, están desorientados y no se pueden recuperar".

Destacó un caso similar que ocurrió en 2004, cuando la desorientación y pérdida del control del piloto causó el choque de un Boeing 737-700 de Flash Airlines en el Mar Rojo, poco después de haber despegado de Sharm El Sheikh, un destino turístico en Egipto. A pesar de que las autoridades egipcias disputaron las acusaciones, los funcionarios de seguridad aérea de Francia y Estados Unidos atribuyeron el accidente a "la desorientación espacial", basados en la evidencia disponible, según la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de EU (NTSB, por sus siglas en francés.).

¿Cuánto tardaron en encontrar los restos?

La búsqueda de la caja negra y la mayoría de los restos se extendió por casi dos años. Al final, varios cuerpos fueron localizados bajo una montaña de escombros en el fondo del océano.

El área donde cayó el Airbus A330 está en el Atlántico medio, de dos a cuatro días de viaje en barco desde los puertos más cercanos en Brasil o Senegal, en el occidente de África.

La Dirección Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos estima que la profundidad promedio en la zona es de entre 3,000 y 7,500 metros. Funcionarios brasileños han dicho que la profundidad es de entre 2,000 a 3,000 metros.

La búsqueda más reciente cubrió un radio de 75 kilómetros alrededor de la última posición conocida del vuelo 447, un área de montañas y valles bajo el agua, según los investigadores.

"Es un rango de montañas tan grande como los Alpes", dijo Learmount. "Siempre hubo la posibilidad de que los restos desaparecieran entre las grietas. Esto no es un fondo plano, como el ambiente del Mar del Norte". 

Ahora ve