La oposición en Siria denuncia una masacre en la ciudad de Hama

El número de muertos en esta jornada en todo el país es de 189, indicaron los Comités de Coordinación Locales de Siria
santuario chiíta coche bomba damasco siria
santuario chiíta coche bomba damasco siria  santuario chiíta coche bomba damasco siria
(Reuters) -

Un grupo de la oposición en Siria informó este jueves que las fuerzas gubernamentales llevaron a cabo una “masacre” en el pueblo Al-Tremseh en la ciudad de Hama, matando a unas 122 personas.

El número de muertos en esta jornada en todo el país es de 189, indicaron los Comités de Coordinación Locales de Siria (LCC, por sus siglas en inglés).

La televisión estatal siria volvió a culpar a “grupos armados terroristas” de los asesinatos, acusándolos de haber disparado “indiscriminadamente ante la gente de Al-Tremseh", una aldea en los suburbios de Hama. Y después de las llamadas de auxilio de la población, las fuerzas de seguridad se enfrentaron con los grupos terroristas, arrestando a varios de ellos y confiscando armas”.

La violencia se produce también en el sur, en la capital, donde 12 personas murieron, añadió los LCC. El barrio de Shaghour en Damasco estaba sitiado por las fuerzas de seguridad del gobierno, cuyos francotiradores estaban apostados en los tejados de los edificios, aseguró los Comités.

La matanza se produce después de que un diplomático sirio de alto perfil desertó este miércoles tras declarar que simpatizaba con el movimiento de la oposición desde marzo de 2011, pero había mantenido la esperanza de que el presidente Bachar al Asad, cambiara de rumbo.

“Estoy desde el primer día con la revolución”, dijo el exembajador sirio en Iraq, Nawaf Al-Fares a la cadena de noticias Al Jazaeera. “Debido a las circunstancias políticas y personales, solo unas pocas personas sabían esto”.

Al Fares agregó: "Yo tenía la esperanza, y yo estaba en contacto directo con el presidente Bachar. Él ahora no es el presidente sirio, porque él es un criminal y está matando al pueblo sirio".

Al Fares es el segundo funcionario de alto perfil suní en romper con el régimen en una semana. Manaf Tlas, un general de brigada e hijo de un exministro de Defensa desertó la semana pasada por su oposición a los asesinatos.

El conflicto en Siria lleva 16 meses, durante los cuales el gobierno ha desafiado los esfuerzos de paz internacionales.

La represión de al Asad hacia la oposición ha generado enojo entre la comunidad internacional, pero el gobierno sirio aún tiene el apoyo de aliados como Rusia, Irán y China.

Rusia y China —miembros permanentes del Consejo de Seguridad— han vetado resoluciones de la ONU para condenar al régimen, mientras que otros países consideran que estas presionarían a al Asad a terminar con la matanza.

Kofi Annan, exsecretario general de la ONU y enviado especial del organismo a Siria, informó al Consejo de Seguridad sobre la crisis este miércoles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Ahora, el Consejo está discutiendo cuál debe ser el siguiente paso y qué acciones se llevarán a cabo", dijo Annan. "Tenemos que escuchar algo de ellos en los próximos días".

Los grupos de oposición dicen que más de 15,000 personas han muerto desde que comenzó la violencia, mientras que Naciones Unidas ha puesto a la cifra de muertos en más de 10,000.

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×