El gobierno cubano dice que el exceso de velocidad causó la muerte de Payá

El Ministerio del Interior difundió un informe sobre la muerte del disidente cubano, la cual atribuye a la pérdida de control del conductor
La muerte de Oswaldo Paya
Autor: Patrick Oppmann | Otra fuente: CNNMéxico

Un informe publicado por el Ministerio del Interior de Cuba culpó a un político español del accidente automovilístico del domingo en el que murió Oswaldo Payá, un prominente disidente cubano, e indicó que podría enfrentar cargos criminales.

Antes, la familia Payá había puesto en duda la afirmación del gobierno de que el choque fue el resultado de un accidente y dijo que creía que Payá fue el objetivo.

Payá viajaba con otro disidente cubano, Harold Cepero, con el político español Ángel Carromero y el también político sueco Jens Aron Modig cuando el coche rentado se estrelló, cerca de Las Gabinas, Cuba.

El informe del Ministerio del Interior cubano dice que el accidente tuvo lugar cuando Carromero, el conductor del automóvil, no redujo la velocidad al llegar a un tramo de carretera en reparación.

El informe citó a testigos diciendo que el automóvil se desplazaba a más de 100 kilómetros por hora (km/h) cuando perdió el control, salió de la carretera y se estrelló contra un árbol. Además señala que conducir por encima de los 60 km/h en un camino de tierra va contra de la ley en Cuba.

La Embajada de España en La Habana había dicho previamente que Carromero estaba al volante, y agregó que el accidente le dejó un trauma mental al ciudadano español.

Ni Payá ni Cepero llevaban los cinturones de seguridad, según el comunicado. Payá murió inmediatamente y Cepero falleció después de ser llevado a un hospital cercano.

Por su parte, Jens Aron Modig dijo a la policía, según el informe, que estaba dormido en el momento del accidente y se despertó cuando el coche se salió de la carretera, sólo para perder conciencia después ya que el coche se estrelló.

Carromero dijo a la policía, según el informe, que no había visto ninguna señales de advertencia de las reparaciones al camino, y no era consciente de lo rápido que conducía cuando sucedió el choque.

Ambos hombres fueron dados de alta en el hospital un día después del accidente y han sido interrogados durante varios días por la policía cubana. Tampoco han hablado públicamente sobre el accidente que costó la vida de Payá, un crítico del gobierno cubano.

Ofelia Acevedo, la viuda de Payá, rechazó el informe oficial y reclamó una entrevista personal con los sobrevivientes del accidente. "No voy a aceptar la versión que el gobierno está dando, no la acepto de ninguna manera", declaró Acevedo después de conocer la investigación del Ministerio del Interior, según la agencia EFE.

"Mientras que no tenga acceso a conversar con Ángel (Carromero) y Aron (Modig), los últimos que vieron con vida a mi esposo, a las pruebas periciales y tenga la asesoría de personas independientes del gobierno cubano, no puedo tener una idea de lo que en realidad sucedió ese día. Tengo que entrevistarme con esos muchachos", dijo.

Acevedo considera que "hay muchas cosas que aclarar dentro de esa versión, nada más de escucharla me surgen una serie de preguntas (…). Sé que mi esposo no permitía que corrieran en la carretera, que siempre iba pendiente y responsable de las personas acompañantes del auto, aunque no manejara él y se conocía muy bien la carretera", señaló.

Payá organizó el Proyecto Varela, una campaña que recopiló miles de firmas para pedir cambios en el sistema de gobierno de Cuba basado en un solo partido, el Socialista Cubano.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras que los líderes cubanos no tomaron muy en cuenta esa campaña, el trabajo de Payá generó el reconocimiento internacional y fue el ganador de premios que celebran su trabajo de promoción de los derechos humanos.

El Departamento de Estado estadounidense pidió al gobierno cubano que lleve a cabo una investigación transparente sobre la muerte del disidente.

Ahora ve
Los grupos radicales “no son del pasado”, dice periodista amenazada por KKK
No te pierdas
×