Julian Assange, el hombre que provoca el odio y la admiración

El fundador de WikiLeaks alteró la política internacional tras la publicación de documentos secretos, lo que causó división y expectación
La pugna diplomática por Julian Assange
Ashley Fantz
Autor: Ashley Fantz
(Reuters) -

A partir del verano de 2010, Julian Assange se convirtió en una figura de la cultura pop. El autonombrado defensor de la libertad de expresión que se encuentra bajo investigación por supuestos delitos sexuales alega que ha mantenido a flote una restringida operación en la red con la que ha perturbado levemente al gobierno estadounidense.

Algunas personas lo odian, otras lo admiran. Sin embargo, una cosa es segura: Assange llegó para quedarse sin importar el resultado del proceso legal en su contra.

Assange perdió la apelación que interpuso ante la Corte Suprema de Gran Bretaña, lo que lo acerca a la extradición a Suecia para ser interrogado sobre las acusaciones de abuso sexual que se levantaron en su contra en agosto de 2010. Ha estado sometido a arresto domiciliario en Inglaterra y en los últimos meses no ha logrado convencer a los magistrados y al tribunal de apelaciones de que la orden de aprensión en su contra no es válida. Assange ha hecho énfasis en su inocencia una y otra vez. Sus abogados han jurado llevar el caso hasta la Corte Europea de Derechos Humanos si es necesario. De momento, se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, a la espera de poder salir del territorio británico tras la concesión de asilo diplomático desde Quito.

Assange es muy reconocido en la actualidad aunque poco se sabía de él antes del 25 de julio de 2010 cuando acaparó los titulares internacionales al publicar en su sitio WikiLeaks cientos de valiosos documentos confidenciales de Estados Unidos que trataban de la guerra en Afganistán.

Hasta ese momento, Assange había pasado desapercibido y había dado pocas entrevistas. Hizo una excepción al dar una conferencia para el grupo TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño, por sus siglas en inglés) pocos días antes de su salto a la fama en la que relató que su crianza había sido muy desarraigada; narró que sus padres se dedicaban a la industria del cine. El público en el evento de TED parecía embelesado: reían y celebraban sus comentarios.

Cuando Assange fundó Wikileaks en 2006, el sitio consolidó una audiencia relativamente pequeña, pero fiel entre los periodistas investigadores. WikiLeaks desarrolló su experiencia temprana filtrando información con la que se exponía la corrupción en Kenia e información sobre el centro de detención en Guantánamo, Cuba, experiencia de la que habló principalmente en su conferencia para TED.

A más de un año y medio de que estallara el caso de Assange y WikiLeaks, algunas personas aún lo consideran un periodista. Durante el último año, ha vivido en una mansión alejada conocida como Ellingham Hall, ubicada en el norte de Londres. La casa pertenece a Vaughan Smith, un exsoldado británico y periodista quien dirige un punto de reunión popular entre reporteros en Londres. Las entrevistas que ha concedido sugieren que Assange no pasaba mucho tiempo en un solo sitio antes de ser sujeto al arresto domiciliario. Ellingham lo ha resguardado del acoso de la mayoría de los medios. Durante el año pasado, dio muy pocas entrevistas entre las que se cuentan una charla de una hora de duración en el programa 60 minutes que fue transmitida desde la mansión el 30 de enero de 2011.

Desde que fue arrestado por las acusaciones en Suecia, Assange ha insistido en su inocencia y se queja de que las acusaciones son una argucia para castigarlo por haber filtrado los documentos confidenciales de Estados Unidos. WikiLeaks publicó 391,832 documentos confidenciales acerca de la guerra de Iraq en 2010 y más de 90,000 acerca de la guerra en Afganistán. Asimismo, WikiLeaks ha publicado casi un cuarto de millón de cables diplomáticos—comunicaciones entre el Departamento de Estado estadounidense y sus puestos diplomáticos alrededor del mundo.

Assange concedió una entrevista al diario alemán Der Spiegel en 2010 en la que explicó su decisión de publicar los documentos sobre la guerra en Afganistán. “El material sirvió para poner en evidencia la brutalidad cotidiana y la miseria de la guerra”, señaló. Assange siguió concediendo entrevistas a lo largo de los meses para la revista Time, CNN y otros medios de comunicación en las que insistía en que haber filtrado los documentos había servido a un bien mayor.

Fama instantánea

Al filtrar la información sobre la guerra en Afganistán, Assange se volvió famoso de la noche a la mañana. Todos los noticieros del mundo reportaban al respecto y publicaban fotografías en las que aparecía con su cabello blanco, sus corbatas delgadas y su sonrisa sardónica.

Algunas personas aseguraron que se trataba de un defensor de la transparencia y del derecho del público a conocer la verdad. Otros lo acusaban de ser enemigo de Estados Unidos y sus aliados, y que había puesto en peligro a los informantes cuyos nombres aparecían en la primera tanda de documentos publicados en WikiLeaks. El diputado estadounidense republicano por el estado de Nueva York, Peter King, lo llamó “combatiente enemigo”.

Cuando Assange fue arrestado por los cargos de abuso sexual, el entonces secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, dijo a los medios: “Me parecen muy buenas noticias”. No obstante, Assange siguió en la lucha.

A finales de 2010, Assange insinuó que la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton “debería renunciar” cuando respondió a las preguntas concernientes a la publicación de los cables diplomáticos en la entrevista para Time. 

La influencia y la fama de Assange crecían. Los lectores de Time votaron para nombrarlo Personaje del Año 2010. A pesar del proceso por delitos sexuales por el que fue temporalmente encarcelado (su detención fue parodiada en el programa Saturday Night Live), Assange aseguraba que WikiLeaks continuaba funcionando. El 2 de septiembre de 2011, WikiLeaks publicó su acervo completo de cables diplomáticos: 251,287 documentos sin redactar.

Assange criticó ferozmente una biografía no autorizada que se publicó ese mismo mes. Según varios reportes, el diario británico The Independent publicó lo que se supone eran partes del libro. En una sección se cita a Assange: “Yo no violé a esas mujeres”. Assange se dirigió a los periodistas durante la Cumbre Mundial de Noticias en Hong Kong a través de un enlace de video desde Inglaterra el 28 de noviembre. Durante 30 minutos, criticó acaloradamente a Washington, a los principales medios de comunicación y a los bancos entre otros; aceptó además el premio que le otorgó un notable grupo de periodistas: la Fundación Walkley de Australia. Assange agregó que WikiLeaks estaba siendo investigado por un gran jurado federal en Washington y que habían obligado a compañías y personas alrededor del mundo a testificar en contra del grupo. Acusó a los bancos de imponer bloqueos en contra de WikiLeaks y remató diciendo que los periodistas se estaban convirtiendo en trepadores que deberían ser vigilados y que había surgido “un nuevo Macartismo” en Estados Unidos.

El año pasado Assange ganó también el premio de periodismo Martha Gellhorn y un parlamentario noruego lo nominó al Premio Nobel de la Paz. La más reciente prueba de la innegable popularidad de Assange fue la noticia de que había dado voz a su personaje en el episodio número 500 del programa de televisión Los Simpson que salió al aire a principios de este año y que fue grabado el verano pasado.

Assange dirigió en marzo un nuevo programa de debates en inglés que se transmitió a través de la televisión rusa. En el programa llamado El mundo del mañana aparece entrevistando a “personajes clave de la política, pensadores y revolucionarios”.

De hacker a WikiLeaker

Mientras la personalidad pública de Assange se fortalece, su madre, Christine Assange declaró que la odisea está pasando la factura a su familia. Dijo a la cadena ABC Brisbane que la batalla de su hijo en contra de la extradición a Suecia es “una trampa política”. Denunció que su celular estaba siendo monitoreado, según el diario International Business Times. A pesar de todo, Christine Assange es la más ferviente defensora de su hijo a quien ha descrito como “sumamente inteligente”. Ella le compró una computadora Commodore 64 en 1987 cuando Assange sólo contaba con 16 años. Assange agregó un modem a su máquina con lo que inició su viaje hacia la nueva era de la computación. Assange declaró para la revista The New Yorker: “Es como el ajedrez. El ajedrez es muy austero en cuanto a que no hay muchas reglas, no hay azar y el problema a resolver es difícil”.

A pesar de que su madre no le inculcó ninguna influencia religiosa, ella notó que desde su más tierna edad su hijo era movido por el imperioso deseo de hacer lo que él creía justo. “Era un niño adorable, muy sensible, bueno con los animales, tranquilo y con un sentido del humor travieso”, declaró su madre al diario australiano Herald Sun de Melbourne.

Assange, quien habla con un tono bajo, con paso mesurado y parece elegir cuidadosamente sus palabras, estudió Matemáticas y Física en la Universidad de Melbourne. Puede ser encantador aunque muy reservado acerca de su vida personal y pocas veces lo perturban las discusiones sobre los temas más controvertidos acerca de las revelaciones de WikiLeaks. Dice ser la clase persona que puede penetrar hasta en el sistema informático más sofisticado y sin embargo puede olvidarse de presentarse a una entrevista o ser capaz de cancelar en el último minuto.

Al hablar demuestra su impresionante abanico de intereses que van de las computadoras a la literatura o a sus viajes por África. La fascinación de Assange por el hacking surgió cuando era adolescente. Aprendió codificación y seguridad informática. Asegura que ha creado un acertijo codificado con base en la manipulación de números primos.

En un artículo publicado en la revista New Yorker en junio de 2010, se describe la forma en la que Assange penetró en la terminal maestra de la compañía de telecomunicaciones Nortel en 1991. En ese perfil también se relata que Assange se casó y tuvo un hijo a los 18 años, pero que la relación se desmoronó y su esposa se fue llevándose a su hijo. El joven hacker pronto se aburrió de aprovecharse de la fallas en las redes y se concentró en lo que para él eran malas conductas por parte de los gobiernos.

¿Activista, periodista o ambos?

La siguiente declaración apareció en 2007 en el blog IQ.org que se cree que fue creado por Assange: “El universo entero, o la estructura que se percibe, es un magnífico oponente, pero aunque lo intente no puedo dejar de oír la voz del sufrimiento. Tal vez en mi vejez goce con rondar en un laboratorio y con hablar con mis estudiantes en una noche de verano y aceptaré el sufrimiento sin preocupaciones. Pero no ahora; los hombres en plenitud, si tienen convicciones, deben actuar en consecuencia”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Entre los miles de temas que se tratan en el blog, Assange confronta la matemática con la filosofía, habla de la muerte del escritor Kurt Vonnegut, de la censura en Irán y del corporativismo como Estado.

Llevado por la convicción de un activista y la curiosidad de un periodista, Assange fundó WikiLeaks en 2006. Dormía poco y a veces se olvidaba de comer. Contrató un equipo y reclutó voluntarios. Daniel Domscheit-Berg, antiguo voluntario y vocero de WikiLeaks quien era considerado el más cercano colaborador de Assange, renunció a WikiLeaks y declaró para CNN que la personalidad de Assange estaba desviando la atención de la misión original del grupo: filtrar toda clase de información y no solo la controvertida como el Diario de la Guerra Afgana. Domscheit-Berg publicó un libro en el que revela el funcionamiento de la maquinaria de WikiLeaks, en el que escribió que Assange es un “megalómano paranoico hambriento de poder”.

Ahora ve
Así luce la ciudad siria de Raqqa: libre de ISIS, pero en ruinas
No te pierdas
×