Empresa minera impone un plazo a huelguistas en Sudáfrica, tras un tiroteo

La compañía indicó a los trabajadores que tienen hasta este lunes para regresar a trabajar
Un conflicto minero en Sudáfrica revive el apartheid
/
Rustenburgo, Sudáfrica (Reuters) -

La compañía minera sudafricana cuyos trabajadores están en huelga dio como plazo este lunes para que los empleados regresen a trabajar.

Lonmin, el tercer mayor productor de platino en el mundo, también señaló este domingo que seguiría las directrices de la policía de Sudáfrica respecto a la situación de seguridad en el terreno, ante la duda sobre si sería seguro para los empleados regresar a trabajar.

La semana pasada, la policía disparó contra los mineros huelguistas, con un saldo de 34 trabajadores muertos, 78 heridos y 259 arrestados por varios cargos, entre ellos daños dolosos a la propiedad, robo a mano armada, así como recolección y posesión ilegal de armas. El comisionado de la policía, Riah Phiyega, dijo que los agentes "se vieron obligados a utilizar el máximo de fuerza para defenderse".

Miles de personas se reunieron este fin de semana afuera de la mina de platino, en protesta por el tiroteo.

La situación era tranquila, pero tensa, en tanto la policía permaneció este sábado en guardia cerca del lugar de la manifestación y vigilaba desde helicópteros.

La tragedia comenzó hace una semana, cuando los mineros se fueron a huelga para exigir aumentos salariales en la mina de Marikana, cerca de Rustenburgo, a unas dos horas al noroeste de Johannesburgo.

"Cuando hay un accidente con rocas, por lo general los perforadores son las víctimas", escribió el periodista Greg Marinovich en el Daily Maverick. “Es el trabajo más peligroso en el negocio”.

Los mineros, quienes ganan entre 300 y 500 dólares al mes, quieren que sus salarios aumenten a 1,500 dólares.

No fue una sorpresa que su patrón multinacional, Lonmin, negara el incremento. La empresa dijo que la huelga era ilegal. 

Se cree que la violencia fue provocada por una rivalidad entre dos sindicatos que ejercen un gran poder e influencia en Sudáfrica. Las asociaciones de trabajadores, acusadas de tratar de imponerse en la negociación salarial, negaron instigar los enfrentamientos.

Las tensiones en Marikana aumentaron durante la semana.

Los mineros huelguistas portaron los tradicionales machetes panga y se reunieron el pasado jueves en una pequeña colina. Para entonces, por lo menos otras 10 personas habían muerto por incidentes ocurridos días antes. Entre ellos dos policías que fueron asesinados a machetazos.

Los periodistas que estaban en Marikana dijeron que la policía parecía estar harta de los mineros y estaba determinada a resolver el asunto.

"Ayer la policía estaba clara con que 'íbamos a desarmarlos y quitarlos hoy de la colina' debido a que la concentración es ilegal", dijo el pasado viernes Xolile Mngambi, reportera para EYV, afiliada de CNN.

Una nueva ronda de negociaciones entre los mineros huelguistas, sindicatos y Lonmin fracasó la tarde del jueves.

El quipo de Respuesta Táctica policial, fuertemente armado, se movilizó para dispersar a los mineros.

Según la descripción del comisionado Phiyega, la policía valoró todas sus opciones y decidió cercar a los mineros con alambre de púas, para separarlos en grupos más manejables.

"Los manifestantes armados se movieron hacia la policía", dijo. "Fueron repelidos con gases lacrimógenos y balas de goma. Pero cuando dispararon, la policía utilizó toda su fuerza".

Sin embargo, los periodistas en el lugar no pudieron determinar si los manifestantes fueron quienes dispararon primero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No podemos decir que la policía haya sido provocada", dijo Mngambi.

Después, la policía desató un aluvión de disparos. Un testigo dijo que éste continuó durante tres minutos.

Ahora ve
Así luce la ciudad siria de Raqqa: libre de ISIS, pero en ruinas
No te pierdas
×