Una explosión en una refinería de Venezuela deja al menos 39 muertos

Entre los fallecidos por el estallido en la refinería de Amuay está un niño de 10 años, además de que otras 82 personas resultaron heridas
  • A+A-
(Reuters) -

Una explosión en la refinería de Amuay, en el noroeste de Venezuela, provocó la muerte de al menos 39 personas, entre ellas un niño de 10 años, dijo este sábado un funcionario venezolano.

Al menos 80 personas están hospitalizadas, dijo el vicepresidente, Elía Jaua, a Venezolana de Televisión (VTV).

"La gente está muy asustada", dijo la gobernadora del estado de Falcón, Stella Lugo, de acuerdo con la agencia de noticias estatal AVN. "Evacuaron las áreas que debían ser evacuadas, pero la situación, de acuerdo con lo que están diciendo los técnicos dentro de la refinería, está controlada".

El presidente Hugo Chávez decretó tres días de luto y expresó sus condolencias a las familias de las víctimas.

El incidente ocurrió alrededor de la 01:11 de la madrugada (local), cuando "tuvimos una fuga de gas cuyo origen determinaremos", dijo el presidente de la petrolera estatal PDVSA, Rafael Ramírez, en la televisión oficial venezolana. "El generó una nube que después explotó y provocó incendios e al menos dos tanques de la refinería y en áreas colindantes".

Ramírez agregó que la explosión dañó infraestructura del complejo y casas cercanas.

Esta refinería es una de las más grandes del mundo y forma parte del gigante complejo Paraguaná en el estado de Falcón.

Venezuela, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es uno de los exportadores de petróleo más importantes del mundo. La nación tiene una capacidad de refinación de más de un millón de barriles por día, según la OPEP.

Los ingresos por petróleo representan el 94% de las ganancias por exportaciones  del país, más de la mitad del presupuesto federal y alrededor del 30% del Producto Interno Bruto, según la OPEP. 

El país sudamericano envía un gran porcentaje de sus exportaciones a Estados Unidos, según la Administración de Información de Energía estadounidense.

Pierre Meilhan y Nelson Quiñones contribuyeron con este reporte

Ahora ve