Mitt Romney afronta el reto de transmitir una política social incluyente

Los republicanos celebran su convención, en la que lidiarán con falta de apoyo de la clase media y de los hispanos, y con polémicas pasadas
Republicanos arman nuevo calendario para convención
Autor: Tom Cohen
(Reuters) -

El partido republicano de Estados Unidos se enfrenta este martes, no solo a los efectos de la tormenta Isaac, también a las disputas internas y a los ataques de los demócratas. La agrupación cuenta con tres días para aprovechar la oportunidad de mostrar a los electores quién es Mitt Romney. 

La organización de la Convención republicana retrasó el arranque de la cita, en la que se nombrará oficialmente a Romney como candidato, por la tormenta tropical, que ya ha causado estragos en las aguas del Golfo de México, cerca de las costas de Florida.

El director del Comité Nacional Republicano (CNR), Reince Priebus, dijo este domingo a CNN que tres días serán suficientes para nombrar al exgobernador de Massachusetts, contar su historia y demostrar por qué es la persona adecuada para arreglar los asuntos que quedaron pendientes gracias a lo que los republicanos llamaron políticas fallidas del presidente estadounidense Barack Obama.

Una fuente republicana dijo a CNN que los funcionarios republicanos no han descartado extender la convención hasta el viernes si fuera necesario, lo que demuestra lo importante que es para el partido que se celebre la convención y se presente a Romney.

Las ventajas de Obama

Una encuesta reciente efectuada a nivel nacional muestra el reto al que se enfrenta el republicano. Aunque la encuesta de CNN/ORC International indica que Romney y el presidente Barack Obama están empatados, las cifras que se dieron a conocer el domingo señalan que los electores creen que Obama está más pendiente de sus necesidades. “El público favorece a Obama sobre Romney en cuanto al interés por el pueblo y la empatía”, señaló el director de encuestas de CNN, Keating Holland, quien agregó que las fortalezas de Romney, según los electores, son sus habilidades de liderazgo y tener un plan para resolver los problemas del país.

Según la encuesta, el 53% de los posibles votantes dicen que Obama está pendiente de las necesidades del pueblo en comparación con el 39%, que opinó lo mismo respecto del exgobernador de Massachusetts. Obama supera a Romney por un margen similar en cuanto al contacto con la clase media; seis de cada 10 entrevistados dijeron que Obama es consciente de los problemas a los que se enfrentan las mujeres en la actualidad en comparación con los tres de cada 10 que opinaron lo mismo acerca de Romney.

En cuanto al manejo eficiente del gobierno, Romney supera a Obama 48 a 44%; el primero tiene una ventaja de seis puntos gracias a su plan para arreglar los problemas del país. La diferencia en ambas cifras cae dentro del margen de error de la encuesta. Holland señaló que “el reto al que se enfrentará Romney en la convención es al de desarrollar sus habilidades de liderazgo y convencer a los estadounidenses de que es consciente de sus problemas. Por el momento, las características personales de Obama superan a las de Romney”.

La encuesta muestra que la dinámica es similar respecto a asuntos específicos: por lo general, Obama va a la cabeza en cuanto a política exterior y asuntos sociales, y Romney tiene preferencia en cuanto a los asuntos económicos.

Según la encuesta, el 53% de los posibles votantes prefieren la postura de Obama respecto a los temas que afectan a los homosexuales frente al 33% que apoya la postura de Romney; en cuanto al aborto, el 53% respaldó a Obama y el 40% a Romney. El presidente tiene una ventaja de 51 contra 44% en cuanto a política exterior y de 50 frente a 43% en cuanto al terrorismo.

Ambos candidatos están estadísticamente empatados respecto a los temas económicos: Romney tiene una ventaja de 50 a 46%, que cae dentro del margen de error del estudio; el republicano supera a Obama por 10 puntos en cuanto al manejo del déficit federal.

El apoyo del voto hispano

Aunado a esto, las encuestas muestran que Obama mantiene la ventaja sobre Romney entre los hispanos, el grupo demográfico de más rápido crecimiento en el país.

Algunos republicanos afirman que la oposición de los conservadores a las reformas de inmigración, como la política implementada por el gobierno de Obama para detener la deportación de algunos jóvenes inmigrantes ilegales que llegaron a Estados Unidos durante la infancia, evita que los republicanos atraigan el voto latino.

“La composición demográfica de nuestro país está cambiando, debemos cambiar el tono de nuestro mensaje y su intensidad, no nuestras convicciones”, dijo el exgobernador de Florida Jeb Bush el domingo para la cadena NBC. “Si queremos tener éxito al implementar nuestros principios a largo plazo, debemos hacer un esfuerzo por alcanzar a una audiencia más amplia”. Bush subrayó que algunos republicanos utilizan en sus distritos conservadores a la inmigración como “palanca” para construir una oposición de derecha que enfrente a los demócratas. “No creo que eso sea bueno para el país”, dijo. “No puedes decir a la gente que te apoye y luego decirle que no son bienvenidos. No funciona así”.

Al Cárdenas, director de la Unión Conservadora Americana, dijo a CNN que Romney “apenas empieza” a ser conocido por la comunidad hispana. “¿Podremos lograrlo en 75 días? Creo que se logrará lo suficiente para ganar la elección; después buscaremos mejorar institucionalmente como partido a largo plazo”, dijo Cárdenas.

La encuesta de CNN/ORG International muestra que la mayoría de los posibles votantes prefieren a Romney sobre Obama en cuanto al manejo de la inmigración ilegal.

Mientras tanto, Romney mantuvo la postura agresiva de su campaña en un nuevo anuncio emitido el domingo respecto a otro tema potencialmente delicado: Medicare. Como los anteriores, el nuevo aviso dice que “durante su presidencia, Obama recortó el presupuesto de Medicare en 700,000 millones de dólares para financiar Obamacare”, reforma a la ley de salud aprobada en 2010 y despreciada por los republicanos.

En el anuncio se afirma que un reporte de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) demuestra que si se revocara la ley de salud del presidente, se obtendrían 716,000 millones de dólares de gasto adicional en Medicare. Sin embargo, se omitió que el mismo reporte indica que el gasto adicional provendría del aumento de precios y de la optimización del programa gracias a la nueva ley que a la recuperación del dinero restado a Medicare.

La campaña de Obama ha desmentido las acusaciones de Romney sobre Medicare haciendo referencia al reporte de la OPC y atacó en repetidas ocasiones la propuesta de reforma presentada por Ryan a través de la cual se privatizaría de forma parcial el programa de salud para los adultos mayores administrado por el estado. Los demócratas alegan que la propuesta republicana “acabaría con Medicare”, mientras que Ryan asegura que su reforma es necesaria para garantizar la solvencia de Medicare a largo plazo.

Según los resultados de la encuesta publicados el domingo, los posibles votantes están divididos sobre el tema de Medicare. 

El foco de la convención

Con estas cifras, el partido cuenta con unas horas a partir de este martes para demostrar la valía del republicano ante el demócrata. De acuerdo con el plan original, la convención terminará este jueves por la noche con el discurso de aceptación de Romney.

Varios republicanos enfatizaron la necesidad de que la convención se enfoque en Romney y en cómo este puede llevar al país a la prosperidad económica, tema de vital importancia para los votantes. El gobernador de Virginia, Robert McDonnell, dijo a la cadena ABC que “hay que comparar la visión de Mitt Romney con los antecedentes de Barack Obama; los hechos son contundentes” y agregó que “la clase media está padeciendo” y que la gente “quiere resultados, no discursos”.

Anticipándose a los esfuerzos de los republicanos por impulsar a Romney, la campaña de Obama lanzó un video en el que se anticipa la “reinvención” de Romney. En una declaración que acompañó al video, la campaña de Obama señaló que se está “mostrando a los estadounidenses un épico avance de la 'reinvención' de Mitt Romney, reinvención que los votantes esperan porque ya lo han visto antes”.

En respuesta al video, la campaña de Romney señaló el domingo que el presidente está recurriendo a los “ataques negativos” para desviar la atención de sus propios antecedentes. 

El daño de las polémicas

El alcalde demócrata de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, dijo a ABC que Romney podría ser considerado un oportunista político gracias a las posturas de derecha que adoptó durante la ardua campaña inicial en contra de conservadores como Rick Santorum y Newt Gingrich. Villaraigosa dijo a CNN: “Sospecho que no les será fácil salir airosos de esta campaña”, haciendo alusión a los comentarios que hizo a principios de este año un asistente de Romney respecto a reconstruir el mensaje de la campaña. “No podrán borrar lo que dijeron durante las primarias y todo lo que han incluido en su plataforma hasta el momento”.

Los polémicos comentarios que hizo el diputado republicano por Missouri, Todd Akin, desataron la semana pasada una tormenta política sobre el aborto y las violaciones al tiempo que el equipo de Romney buscaba tomar impulso para la convención. Akin, quien ganó las primarias republicanas para la candidatura al Senado de Missouri y busca desbancar a la senadora demócrata Claire McCaskill en noviembre, declaró en una entrevista que las mujeres presentan una respuesta biológica indeterminada que evita el embarazo ante lo que él llamó “violación legítima”.

Romney y muchos políticos del partido republicano, desde el Comité Nacional Republicano hasta grupos del Tea Party, condenaron los comentarios de Akin y le pidieron abandonar la carrera que para los republicanos representa la esperanza de ganar la mayoría en el Senado.

Akin ofreció disculpas y dijo que sus observaciones habían sido incorrectas, sin embargo, se negó a renunciar a su candidatura. El incidente impulsó a McCaskill, considerada la senadora en campaña más vulnerable, lo que disgustó a los republicanos. “Creo que debería abandonar la carrera”, dijo Priebus respecto a Akin. “Aún tiene tiempo para hacerlo y poner la misión por la libertad por encima de sus intereses”.

El senador de Florida, el republicano de origen hispano Marco Rubio, dijo a CBS que las declaraciones de Akin “dificultan, si no es que imposibilitan, que gane la carrera”.

También preocupa que los comentarios de Akin llamaran la atención sobre el volátil tema del aborto antes de la convención, cuando lo que la campaña de Romney buscaba era enfocarse en las medidas que su candidato propone para combatir el desempleo y el bajo crecimiento económico durante el gobierno de Obama.

Romney y su compañero de fórmula, Paul Ryan, director del Comité conservador para el Presupuesto en el Congreso y representante de Wisconsin, han debido responder en varias ocasiones a las preguntas sobre las diferencias que hay entre sus respectivas posturas sobre la prohibición absoluta del aborto o si debe permitirse en caso de violación, incesto o cuando esté en riesgo la vida de la madre. Las creencias mormonas de Romney le permiten apoyar algunas excepciones, mientras que Ryan, católico devoto, se pronunció por una prohibición total. Durante la campaña se ha enfatizado que la dupla respaldará la postura de Romney, lo que también se contrapone con la plataforma del partido sobre la que los delegados de la convención deberán votar esta semana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En una entrevista para la emisora Fox llevada a cabo el domingo, Romney volvió a hablar de los comentarios de Akin y afirmó que “el tema está siendo evidentemente aprovechado por los demócratas para tratar de opacar a todo nuestro partido, cosa que no lograrán”. Romney añadió que los demócratas son “lo suficientemente inteligentes para entender” que los comentarios de Akin hieren a los republicanos.

Paul Steinhauser y Ashley Killough de CNN contribuyeron con este reportaje

Ahora ve
Ildefonso Guajardo habló de los puntos álgidos de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×