Clint Eastwood, la silla vacía y el discurso del que habla todo el mundo

En un paréntesis entre los discursos políticos de la Convención republicana, el actor se mofó de un presidente Obama imaginario
Estados Unidos se merece algo mejor: Mitt Romney
Halimah Abdullah
Autor: Halimah Abdullah
TAMPA, Florida (Reuters) -

El actor y director Clint Eastwood hizo el día a los republicanos con el discurso sorpresa que pronunció en la Convención Nacional Republicana el jueves por la noche, en el que describió lo que para él es lo bueno, lo malo y lo feo de los asuntos políticos de Estados Unidos.

En su discurso se dirigió a un “invisible” presidente Barack Obama sentado en una silla vacía. Eastwood, quien durante su larga carrera en Hollywood protagonizó al clásico tipo rudo en la película Harry el Sucio, animó a la base del partido cuando dijo que había llorado cuando Obama fue elegido y que lloró más cuando millones de personas quedaron desempleadas, años más tarde. “Es una desgracia nacional”, dijo Eastwood, “Puede ser momento de que alguien más resuelva el problema”.

Por momentos, el público reía cuando Eastwood fingía que Obama estaba respondiendo. “¿Qué quiere que le diga a Romney?”, preguntó Eastwood a la silla vacía. “No puedo decirle que haga eso… se está volviendo tan malo como Biden… desde luego que todos sabemos que Biden es la mente maestra detrás del partido demócrata. Es como una sonrisa ambulante…”

El Comité Nacional Republicano había dejado espacio en el itinerario del jueves para un “invitado misterioso” y más tarde anunciaron que Eastwood daría un discurso. El jueves por la tarde, Eastwood apareció en la sede de la convención para recibir un breve resumen de los eventos de la noche. Su discurso de la noche fue decididamente político y ácidamente satírico.

“Yo creo que si se hace a un lado y deja que Romney se haga cargo, probablemente pueda seguir usando un avión”, dijo Eastwood.

A los pocos segundos de que el actor terminara su discurso, los comentarios bullían en Twitter. Larry Sabato, director del Centro de Política de la Universidad de Virginia, tuiteó: “Me sentiría mejor si estuviera seguro de que Clint no ve a nadie en la silla. J”. La comediante Roseanne Barr, comentó: “Clint Eastwood está loco”. 

La actriz Mia Farrow publicó que ella creía que el senador de Florida, Marco Rubio, quien presentó a Romney más tarde durante el evento, había sido el mejor orador de la noche, pero que solo había habido un problema: “Fue grosero al ignorar al Obama invisible que estaba allí sentado “.

El usuario Obama Invisible, que había publicado que estaba sentado “a la izquierda de Clint Eastwood en el escenario”, dijo bromeando: “El partido republicano me creó”. Una hora después del discurso de Eastwood, ya contaba con 20,000 seguidores. La ocurrencia desencadenó una moda entre la gente que empezó a publicar fotografías en las que aparecen apuntando hacia sillas vacías con la etiqueta: “eastwoodeando”.

Un asistente de la campaña habló de la aparición de Romney; dijo “juzgar a un ícono estadounidense como Clint Eastwood a través de un lente político común no funciona. Su improvisación fue un respiro de todos los discursos políticos y el público lo disfrutó. Acertó al decir que es una desgracia nacional que haya 23 millones de estadounidenses desempleados y es momento de un cambio”.

Eastwood, añejo republicano, respaldó a Romney en un evento de recaudación de fondos celebrado en Idaho a principios de agosto, en donde declaró a los reporteros que respaldaría al candidato presidencial “porque creo que el país necesita un impulso”. Eastwood apoyó al senador John McCain en la elección presidencial de 2008.

La leyenda de Hollywood, de 81 años, dijo en un anuncio transmitido durante el Súper Tazón: “La gente está sin trabajo y sufriendo. Todos se preguntan qué tienen que hacer para recuperarse. Todos estamos asustados porque esto no es un juego. La gente de Detroit sabe de esto; prácticamente lo perdieron todo. Sin embargo, nos recuperamos; la Ciudad del Motor está en pie de lucha otra vez”. Eastwood dijo que cualquier implicación política era infundada.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×