El príncipe Enrique participa en un despliegue militar en Afganistán

A un mes del escándalo en Las Vegas, el monarca realizará actividades militares con el tercer Regimiento de Aviación del Ejército británico
El príncipe Enrique llega a Afganistán
(Reuters) -

El príncipe Enrique llegó a Afganistán como parte de un despliegue militar en su papel como piloto de helicóptero Apache, informó el Ministerio de Defensa británico. 

Enrique, nieto de la reina Isabel II y el tercero en la línea al trono británico, es capitán del Cuerpo de Aviación del Ejército británico.

Estará ubicado en el polvoroso Camp Bastion, en la provincia de Helmand, con el escuadrón 100-662, del tercer Regimiento de Aviación del Ejército.

Las condiciones austeras en las que vivirá difieren de los lujos que disfruta cuando descansa en Gran Bretaña o en viajes como el que realizó a Las Vegas el mes pasado, tras el cual se difundieron unas fotografías donde aparece desnudo en la habitación de un hotel. 

El príncipe Enrique sirvió brevemente en Afganistán hace cuatro años, pero fue retirado en medio de temores por su seguridad, cuando la noticia de su despliegue se filtró.

En esta ocasión, los medios de comunicación tienen permitido reportar sobre su  estancia en ese país, aunque el momento de su llegada se mantuvo en secreto. 

Enrique calificó para volar un helicóptero de ataque Apache en combate a principios de este año, después de hacer un entrenamiento a través del desierto de Arizona y Nevada. Ganó el premio al mejor copiloto artillero en su grupo de pares durante el entrenamiento.

El complejo Camp Bastion es uno de los campos de aviación más concurridos del mundo, con más de 28,000 personas que trabajan en el lugar, según el Ministerio de Defensa británico. 

En agosto, el príncipe estuvo en el centro de una polémica luego de que el diario The Sun, el tabloide más vendido en Gran Bretaña, publicara imágenes de Enrique desnudo en la habitación de un hotel de Las Vegas junto con amigos y un grupo de mujeres. 

El caso reavivó la discusión sobre la invasión a la privacidad por parte de los medios de comunicación.

Otras publicaciones británicas respetaron la petición del palacio de St. James de no publicar las imágenes. 

La Comisión de Quejas de la Prensa, un organismo que vigila a los medios de Gran Bretaña, indicó este jueves que ha recibido cerca de 3,800 quejas del público por la decisión de The Sun de publicar las imágenes, aunque ninguna proviene de funcionarios reales.

"La Comisión está en un diálogo continuo con los representantes del príncipe Enrique, pero todavía no ha recibido una queja formal", señaló la Comisión en un comunicado.

Aunque agradece la preocupación planteada por el público, una investigación sin el consentimiento y la participación de los funcionarios reales sería "inapropiada", detalló.

Max Foster contribuyó con este reporte

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×