La disputa por el control de una mina en Bolivia amenaza con generar caos

Mineros estatales y cooperativas privadas pelean por el control de una mina de estaño y zinc expropiada en junio pasada a una empresa suiza
Protestas en Cajamarca, Perú
/
LA PAZ (Reuters) -

Cooperativas privadas de mineros y trabajadores estatales de Bolivia protagonizan una lucha por el control de una veta de estaño y zinc, en un conflicto que amenaza con causar caos en el país sudamericano.

La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) rechaza que el presidente Evo Morales entregue a la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin) la veta más rica de la mina de estaño y zinc Colquiri, situada 250 kilómetros al sur de La Paz, y expropiada en junio pasado a la empresa suiza Glencore.

Los grupos anunciaron por separado este miércoles huelgas y bloqueos de carreteras, pese a que el gobierno les solicitó una tregua en el conflicto que el martes provocó la muerte de un trabajador durante un ataque con dinamita en una sede sindical en La Paz, capital del país.

En las próximas horas llegarán a esa ciudad miles de mineros para definir movilizaciones, adelantó este miércoles el líder de la FSTMB, Miguel Pérez, sector al que pertenecía la víctima.

Pérez y sus compañeros, que trabajan en minas estatales, velaron en una avenida de La Paz el cuerpo del minero Héctor Choque, fallecido cuando su sede sindical fue atacada por trabajadores de cooperativas privadas con las cargas de dinamita.

Las explosiones hirieron a otras nueve personas, casi todos mineros, y pusieron en peligro a otros más, incluidos niños que salían de las escuelas al mediodía.

La FSTMB acusa a Morales de ceder la veta de estaño y zinc porque tiene una alianza política con las cooperativas mineras que agrupan a decenas de miles de trabajadores, pero que operan de forma privada y pagan impuestos bajos por la explotación de las minas.

La FSTMB reclama a Morales que el Estado se haga cargo del 100 % de Colquiri porque aseguran que entregar una parte a las cooperativas es retroceder en la defensa de los recursos naturales del país que proclama el mandatario.

La Central Obrera Boliviana (COB) convocó este miércoles a sus afiliados a una huelga de 48 horas para mañana y el viernes en apoyo a la FSTMB, que será seguida por mineros, maestros y trabajadores de hospitales, según anunciaron los dirigentes de esos sectores.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, se reunió con los dirigentes de los grupos rivales y les pidió una tregua de 48 horas para facilitar el diálogo.

"Este es un conflicto que trasciende a todo el país. En este momento no es oportuno discutir quién o quiénes son los culpables. Queremos plantear una tregua (...) de 48 horas para que reflexionemos", sostuvo Quintana, según la agencia estatal ABI.

Pérez dijo que su sector enterrará en las próximas horas a Choque en Colquiri y mañana tendrá una asamblea en La Paz para definir en qué condiciones dialogarán con el Gobierno, pero de forma previa quieren que se identifique a quienes lanzaron dinamita contra su sede sindical provocando la muerte de su compañero.

La Fencomin, que ha sido objeto de diversas críticas por su violenta movilización, anunció un "bloqueo nacional de caminos" para que Morales cumpla con entregarles la veta más rica de Colquiri y además para pedir atención a otras 13 demandas, entre ellas, la reforma de la legislación minera.

El dirigente de este sector, Albino García, evitó precisar cuándo comenzará el corte de las rutas troncales de Bolivia, pero aseguró que en La Paz están también decenas de miles de cooperativistas a la espera de que el Gobierno atienda sus peticiones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Bolivia lamentó la muerte del minero y las heridas sufridas por nueve personas por causa de explosiones de dinamita, lo cual consideró deplorable e injustificable.

Uno de los mineros heridos se encuentra en terapia intensiva y otros dos están graves, según la FSTMB.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×