Obama asegura que hará "lo que debe" para evitar un arma nuclear de Irán

El presidente de EU advierte de los peligros del programa nucluear iraní y de que el tiempo de la diplomacia tiene un límite
Las medidas de seguridad en la Asamblea de la ONU
/
NACIONES UNIDAS (Reuters) -

Estados Unidos “va a hacer lo que debe” para prevenir que Irán desarrolle un arma nuclear, dijo este martes presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebra desde este martes en Nueva York.

“Respetamos el derecho de las naciones a acceder pacíficamente al poder nuclear, pero uno de los propósitos en la ONU es ver que podamos aprovechar ese poder para la paz”, dijo Obama ante la Asamblea General. “No se equivoquen: un Irán armado nuclearmente no es un desafío que pueda ser contenido”, afirmó.

Obama dijo que Estados Unidos permanece comprometido con una solución diplomática sobre el programa nuclear iraní, pero que “el tiempo no es ilimitado”.

Mientras que líderes iraníes afirman que su programa nuclear es para propósitos pacíficos, líderes occidentales creen que Teherán quiere construir un arma nuclear. Inspectores de la ONU también han expresado dudas sobre los objetivos del programa.

Las consecuencias de un Irán armado nuclearmente son inmensas, según Obama. “Amenazaría con la eliminación de Israel, la seguridad de las naciones del Golfo, y la estabilidad de la economía mundial. Podría causar una carrera armamentista nuclear en la región y la desintegración del tratado de no proliferación”, afirmó Obama, en plena campaña electoral. El candidato demócrata ha rechazado reunirse con el primer ministro israelí y con el presidente de Egipto, en lo que se ha interpretado en una interrupción de la política internacional mientras que dure la campaña.

El discurso de Obama ocurre luego de comentarios realizados por el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, que declaró este lunes que Israel “no tiene raíces en Medio Oriente” y que toda nación tiene derecho a defenderse, en alusión a la presión ejercida por el gobierno israelí.

El vocero de seguridad nacional, Thomas Vietor, calificó los comentarios como “disgustantes, ofensivos e indignantes”, y dijo que “subraya una vez más por qué el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel debe ser inquebrantable y por qué el mundo debe pedir cuentas a Irán por su fracaso en cumplir con sus obligaciones”.

En una entrevista con CNN, Ahmadinejad apuntó que no le sorprendería si Israel atacara a Irán por su programa nuclear. “Desde luego que los sionistas son muy aventureros, buscan fabricar cosas”, dijo Ahmadinejad, al referirse a Israel. “Creo que ellos se ven al final de la línea. Y creo firmemente que están buscando crear las oportunidades para ellos mismos y sus comportamientos aventurados”.

Respecto a la reciente ola de violencia del mundo musulmán contra EU, con el ataque en Bengasi, Libia, que causó la muerte del embajador estadounidense Chris Stevens, aseguró que “no son simplemente un asalto a EU. También son un asalto a los ideales por los cuales fue fundada la ONU”.

Obama calificó la película que ridiculiza al profeta Mahoma como “crudo y repugnante”, y reiteró que Estados Unidos no tuvo nada que ver con la cinta. El mandatario aseguró que EU no prohibió la difusión del video debido a que la Constitución estadounidense protege el derecho a ejercer la libre expresión.

Antes del discurso de Obama, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, aseguró que los líderes mundiales deben bajar las tensiones en lugar de aumentar la volatilidad.

“Rechazo el lenguaje de deslegitimación y las amenazas de una potencial acción militar de un estado contra otro. Cualquiera de esos ataques sería devastador”, dijo Ban durante la apertura de la Asamblea de la ONU, sin especificar un país en particular.

En días recientes, funcionarios israelíes, iraníes y estadounidenses se han referido a posibles acciones militares ante la amenaza del programa nuclear de Irán. Ban apeló a un planeta sin armas nucleares: “Mientras esa amenaza exista no habrá un mundo tranquilo”.

El secretario general incluyó el enfrentamiento entre el régimen sirio y los rebeldes entre las amenazas a la seguridad internacional. Ban pidió al Consejo de Seguridad resolver la situación en Siria, y acabar con la impunidad y los crímenes. Calificó el conflicto como una “calamidad regional con ramificaciones globales”.

Las sesiones de la 67 Asamble General terminan el 1 de octubre y en ella, líderes mundiales presionarán sobre asuntos humanitarios, con la pobreza, el cambio climático y la renovada amenaza de conflictos en la África subsahariana. La guerra en Siria se espera que permanezca en el centro de la discusión.

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×