Jueces piden siete años de cárcel para el acusado por la muerte de Payá

Cuba solicitó la condena para el político español que conducía el auto en que murió el disidente; el tribunal tiene seis días para decidir
Cuba pide condenar a implicado en muerte de Payá
/
(CNN) -

Jueces cubanos solicitaron siete años de cárcel para un joven político español que conducía el auto involucrado en el accidente en el que murió el prominente disidente Oswaldo Payá, en un juicio de fuerte matiz político previo al cual fue detenida la bloguera opositora Yoani Sánchez.

Angel Carromero, de 26 años y vicesecretario de Nuevas Generaciones del gobernante Partido Popular en Madrid, fue procesado por "homicidio" y admitió ante los tribunales que perdió el control de vehículo en un tramo de una vía en reparación e impactó contra un árbol.

"La Fiscalía ha interesado se le imponga una sanción de 7 años de privación de libertad, con la sanción accesoria de limitación de derechos y la suspensión de la licencia de conducción", dijo la fiscal Isabel Bárzaga.

"Estamos en presencia de una persona francamente temeraria", agregó durante un maratónico juicio de más de 10 horas en la ciudad suroriental de Bayamo situada a unos 668 kilómetros de La Habana.

El tribunal de Bayamo tendrá seis días laborables y prorrogables si lo considera para emitir una sentencia, dijeron autoridades judiciales.

Antes del juicio, organizaciones de derechos humanos denunciaron la detención de varios disidentes, entre ellos la bloguera Sánchez, y exigieron su liberación e información sobre su paradero, del cual circularon en las redes sociales versiones de que los habían llevado de vuelva a La Habana desde Bayamo.

Detenciones nublan el juicio

Amnistía Internacional y la Comisión Cubana de Derechos Humanos condenaron el arresto de Sánchez, de su esposo Reinaldo Escobar y una tercera persona que los acompañaba.

Sánchez, de 37 años, es conocida por las críticas al Gobierno comunista cubano que publica en su blog Generación Y y fue contratada por el diario español El País para cubrir la apertura del juicio a Carromero.

Blogueros oficialistas, que informaron desde el jueves la detención de la bloguera a la que consideran mercenaria al servicio de Estados Unidos, dijeron que tanto la opositora como sus acompañantes están retornando a La Habana.

El teléfono celular de Sánchez se mantiene fuera de servicio, según varios intentos de comunicación hechos por Reuters.

"El periodista García Ginarte confirmó hace unos minutos en su cuenta de Twitter que Yoani Sánchez y su esposo son trasladados a La Habana en un auto de las autoridades, en tanto, el carro con el que viajaron a Bayamo está retornando sobre un remolque, por las pésimas condiciones técnicas en que se encuentra", dijo el blog oficial www.yohandry.com.

Amnistía dijo que recibió información de la detención de otro pequeño grupo de activistas locales de Bayamo "en un aparente intento por prevenir cualquier actividad disidente durante el juicio". El grupo exigió que sean revelados todos los detalles de cada uno de los afectados.

El blog de Yohandry Fontana había publicado más temprano sobre la detención de Sánchez en Bayamo y denunció que viajó a Bayamo "para intentar una provocación y show mediático que perjudicara el buen desarrollo del juicio".

Las autoridades cubanas no han informado sobre la detención.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Mark Toner, dijo a periodistas que estaban "profundamente preocupados por el uso repetido que hace el Gobierno cubano de las detenciones arbitrarias para silenciar a los críticos".

Toner acusó al Gobierno de la isla, con quien Washington mantiene una confrontación política desde hace medio siglo, de seguir "limitando las libertades fundamentales, incluyendo la libertad de expresión".

Carromero apenado por accidente 

El juicio a Carromero comenzó a primera hora el viernes y se prolongaba hasta entrada la noche.

El político español se defendió diciendo que conducía a unos 80 o 90 kilómetros por hora y rechazó la versión oficial que alega exceso de velocidad entre las causas del fatal accidente, así como que no atendió a la señal de prevención, que frenó bruscamente e hizo un giro incorrecto.

"En primer lugar, mi profundo sentimiento de pena por el desafortunado accidente que tuvo lugar", expresó a la audiencia, en la pequeña sala donde se realiza el juicio. "He perdido muchas cosas en estos dos meses, los acompaño, lo siento", agregó.

"Percibí algún tipo de señal. No vi que había señal que dijera reducir el límite de velocidad", afirmó en la audiencia, a la que llegó custodiado por personal de seguridad pero sin esposas y vistiendo pantalón beige y camisa blanca.

Ante las preguntas de su abogada, enfatizó que "no iba de verdad a exceso de velocidad".

En el accidente ocurrido el 22 de julio pasado fallecieron Payá, de 60 años y fundador del Movimiento Cristiano Liberación, y el opositor cubano Harold Cepero, de 31 años. Pero al igual que el conductor, sobrevivió Jens Aron Modig, de 27 años y líder de la Liga Demócrata Cristiana de Suecia.

Las autoridades cubanas permitieron a Modig regresar a su país días después del accidente tras declarar a periodistas que estaba en Cuba por motivos políticos, y disculparse públicamente por entregar unos 4,000 euros a los disidentes y participar en actividades "ilícitas".

No obstante, tanto Carromero como Modig desmintieron versiones de la familia de Payá que aludían a que agentes del Gobierno impactaron el auto accidentado sacándolo de la carretera y provocando el siniestro.

Payá había sido uno de los más importantes disidentes de Cuba desde la década de 1980, cuando fundó el Movimiento Cristiano Liberación, desde donde impulsó la firma de decenas de miles de personas en apoyo a su proyecto Varela, una iniciativa que buscaba reformas moderadas al Estado unipartidista de Cuba.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Gobierno español no ha emitido comentarios, pero fuentes diplomáticas dijeron que ha buscado negociar en silencio un acuerdo que permita solucionar el caso y conseguir el retorno de Carromero a Madrid.

"Somos optimistas, pero vamos a ver que pasa", dijo Tomás Rodríguez Pantoja, cónsul general de España en Cuba, a periodistas a la entrada del tribunal.

Ahora ve
Los cultivos de café latinoamericanos están bajo la amenaza del cambio climático
No te pierdas
×