Hillary Clinton asume responsabilidad por ataque a la embajada en Libia

La secretaria de Estado de EU aseguró que es ella quien tiene que rendir cuentas con respecto a la seguridad en las oficinas diplomáticas
  • A+A-
Autor: Elise Labott
(Reuters) -

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, asumió como su responsabilidad la seguridad de los diplomáticos de EU, como el asalto de la misión diplomática de su país en Libia.

"Asumo la responsabilidad" dijo Clinton en una entrevista con Elise Labott  de CNN, poco después de su llegada a Perú. Las declaraciones son las primeras que salen en televisión después de la muerte del diplomático estadounidense, Chris Stevens el 11 de septiembre en Bengasi.

El gobierno de Obama ha sido fuertemente criticado luego que Joe Biden dijera durante el debate vice presidencial del jueves que la Casa Blanca “desconocía las solicitudes para mejorar la seguridad en Bengasi”, en contradicción con el testimonio de los empleados del Departamento de Estado que lo solicitaron y fue rechazado.

Tras el debate, la Casa Blanca informó que el vicepresidente no tenía conocimiento de las solicitudes, puesto que se trata de datos que maneja el Departamento de Estado.

Clinton insistió en que el presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden no participaron en las decisiones de seguridad en Libia. "Quiero evitar algún tipo de enfrentamiento político", agregó, señalando la importancia de las elecciones de noviembre.

La funcionaria también trató de restar importancia a las críticas de que funcionarios de la administración continúan diciendo que el ataque fue un producto espontáneo de una protesta por una película antimusulmana, una teoría que ha sido descartada.

La secretaria de Estado describió la escena desesperada en el Departamento de Estado durante las horas del ataque la noche del 10 de septiembre. Se trataba de un "calvario intenso y largo" ya que el personal trató de averiguar qué había pasado.

Clinton dijo que su misión ahora es asegurarse de que tal ataque no sucederá de nuevo,  pero dijo que la diplomacia no se detiene, incluso en zonas peligrosas como Bengasi. "No podemos retroceder". Insistió la secretaria de Estado.

Ahora ve