Obama acusa a Romney de desdecirse en cuanto a política migratoria

El presidente dijo que el republicano había defendido la ley de Arizona mientras que su rival criticó el fracaso de la reforma migratoria
Los temas del segundo debate presidencial en EU
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La política migratoria se convirtió en uno de los puntos de polémica del debate de la noche de este martes entre los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney.

El mandatario de Estados Unidos, que busca reelegirse para el periodo 2013-2017, criticó al exgobernador de Massachusetts por mostrarse a favor de medidas más rigurosas sobre los migrantes que llegan a territorio estadounidense. “Romney dijo que la ley migratoria de Arizona era un modelo para la nación", recordó Obama.

Durante un debate entre aspirantes a la candidatura republicana, organizado por CNN en febrero de 2012, Romney habló de que la ley SB1070 era un “modelo” por establecer que los empleadores tenían que verificar el estatus migratorio de los aspirantes a obtener un puesto de trabajo.

“Si haces eso, como lo está descubriendo Arizona, tú puedes detener la inmigración ilegal”, dijo Romney en aquel entonces.

En junio de 2012, la Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó algunas partes de la ley migratoria de Arizona, aunque mantuvo la previsión que permite a policías locales verificar el estatus legal de cualquier detenido.

Ante la crítica del mandatario estadounidense en el auditorio de la Universidad de Hofstra, Romney dijo que no consideraba un “modelo”  la ley antiinmigrante de Arizona, pero que estaba de acuerdo con el sistema de verificación laboral.

El republicano agregó que no pondría en práctica “imanes para que la gente entre ilegalmente” a Estados Unidos, y se lanzó en contra de Obama por no concretar la reforma migratoria que ofreció en el inicio de su administración en 2009.

“Dijo que habría una reforma de inmigración, pero no la concretó. Mi opinión es que debe honrar lo que ha dicho”, acusó el republicano, además de detallar que solo deben salir de Estados Unidos aquellos que cometan delitos, y no aquellos que aporten “las destrezas” que necesita ese país.

"Este es un país de inmigrantes, damos la bienvenida a los inmigrantes legales", dijo Romney.

En el primer debate, el tema del flujo migratorio hacia Estados Unidos pasó de largo para los contendientes. Pero en esta ocasión, ante la pregunta de una joven que estuvo en la Universidad de Hofstra, en Nueva York, los contendientes detallaron algunas de sus perspectivas sobre ese fenómeno social.

Obama mencionó que hizo todo lo que estuvo a su alcance para concretar la reforma migratoria, pero que en ese propósito enfrentó resistencias de los republicanos en el Congreso. Aseguró que de hecho uno de los asesores de Romney fue el encargado de redactar la ley SB1070 de Arizona.

"(Romney) quiso hacerle la vida tan difícil a los indocumentados para que no tuvieran otra opción que marcharse”, dijo el candidato demócrata, en su crítica a medidas que desde su punto de vista promueven la "autodeportación".

Durante la campaña, Romney ha dicho que propondrá una reforma al sistema migratorio para que "la gente no tenga que contratar abogados para saber cómo llegar aquí legalmente".

“El presidente prometió que en su primer año, su más alta prioridad, sería una reforma migratoria, y no lo hizo, y no lo hará”, mencionó en una entrevista con el Denver Post.

Ambos candidatos buscan el voto de los latinos, aunque las encuestas muestran que Obama goza de una amplia ventaja con ese sector poblacional por promover medidas como la acción diferida, que ayudan a jóvenes migrantes a permanecer en territorio estadounidense para estudiar y trabajar.

Obama llegó al encuentro con la expectativa de contrarrestar lo que muchos analistas consideraron como un pobre desempeño en el primer debate ante Romney.

El propio mandatario reconoció en entrevistas que no logró sentirse cómodo en el evento de hace un par de semanas, en Denver. Según le dijo a ABC Newshabía tenido una “mala noche”.

El panorama lució distinto para Romney. Su desempeño le permitió subir en las preferencias, y algunos de sus comentarios, sobre todo el referente a bajarle el sueldo a Big Bird, un personaje del programa infantil de televisión Sesame Street tuvieron una amplia repercusión mediática.

Las encuestas más recientes mostraron que los candidatos llegaron en igualdad de condiciones al segundo debate, que tuvo como otro factor a tomar en cuenta el formato de auditorio o ayuntamiento, con 80 votantes indecisos del condado de Nassau, en el área metropolitana de Nueya York, haciendo preguntas a los candidatos.

El tercer y último debate presidencial entre Obama y Romney se celebrará el 22 de octubre, en Boca Ratón, Florida, dos semanas antes de la elección del 6 de noviembre.

Ahora ve
La nueva función de Whatsapp permite compartir tu ubicación en tiempo real
No te pierdas
×