Fiscales chinos abren investigación contra el exlíder político Bo Xilai

Una investigación del Partido Comunista lo relaciona con la muerte de un empresario británico, corrupción y abuso de poder
Las historias desconocidas de los chinos
Autor: Steven Jiang
(Reuters) -

Fiscales de China abrieron una investigación contra el exlíder Bo Xilai por cargos criminales, según un reporte de la agencia estatal Xinhua. 

Este viernes, las autoridades lo despojaron de su título legislativo, un paso previo a su proceso penal, cuyo caso ha provocado la mayor crisis del Partido Comunista en décadas. 

La Asamblea Popular de Chongqing, una metrópolis suroccidental gobernada por Bo hasta principios de este año, le retiró su condición de delegado nacional, de acuerdo con Xinhua.

El anuncio se produce antes del 18 Congreso del Partido en Beijing el próximo mes, donde  se definirá quién ocupará las posiciones más altas de la jerarquía del partido, parte de una transición de liderazgo programada para cada década.

Bo fue expulsado del Partido Comunista y del gobierno el mes pasado, después de haber sido despojado de posiciones de liderazgo en abril.

Alguna vez fue considerado un competidor de alto perfil para el Comité Permanente del Politburó, un equipo de nueve políticos que dirige el rumbo de China. Sin embargo, la noticia de su expulsión el mes pasado pintó un retrato de corrupción, abuso de poder e inapropiadas relaciones sexuales.

Los investigadores determinaron que su comportamiento empañó la reputación del partido, informó Xinhua, y descubrieron "indicios de su presunta participación en otros delitos". Las conclusiones de la indagatoria ya fueron enviadas a las autoridades judiciales.

Según el informe, Bo cometió "errores graves" relacionados con el asesinato de un hombre de negocios británico, un delito por el que fue encarcelada su esposa, además de un incidente diplomático que involucra a su exjefe de policía en Chongqing, dijo Xinhua.

También citó el tráfico de influencias, cohecho y relaciones con varias mujeres como la información que apareció en el curso de la investigación del partido.

Bo es un carismático y polémico político que lanzó una campaña en la ciudad suroccidental de Chongqing para promover la ideología comunista y tomó medidas enérgicas contra la delincuencia organizada.

Sus programas económicos, que incluían el gasto de millones en asistencia social, lo convirtieron en un líder popular en Chongqing. Pero analistas dicen que sus políticas populistas y su estilo personal se veían como un desafío a la facción más liberal y reformadora que domina la dirección del partido actual.

La fortuna de Bo cambió cuando el dramático escándalo sobre él y su círculo más cercano comenzó a filtrarse en la esfera pública. Su esposa, Gu Kailai y la familia de su colaborador Zhang Xiaojun fueron detenidas a principios de abril, tras la sospecha de intoxicación cometida contra el empresario británico Neil Heywood.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Heywood murió en noviembre, en Chongqing, donde Bo era el jefe del Partido Comunista. Su muerte se atribuyó originalmente al consumo excesivo de alcohol.

En agosto, su esposa recibió una sentencia de muerte que fue suspendida después de un juicio de siete horas. Días más tarde, cuatro agentes de policía de alto rango de Chongqing también fueron condenados a prisión por encubrir el asesinato.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×