Las FARC anuncian un alto el fuego unilateral hasta el 20 de enero

El grupo insurgente cesará sus operaciones militares como un acto de buena fe en el inicio de las negociaciones con el gobierno colombiano
  • A+A-
Autor: Patrick Oppmann
(CNN) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) detendrá sus operaciones militares esta medianoche como señal de buena voluntad hacia las pláticas de paz con el gobierno colombiano, informó el grupo este lunes.

El vocero de las FARC, Iván Márquez, anunció un alto el fuego unilateral e instó al gobierno colombiano a hacer lo mismo dentro de las conversaciones de paz en La Habana. "Atendiendo a la demanda por la paz de diversos sectores del país, las órdenes para todas nuestras organizaciones guerrilleras en todo el país es cesar sus operaciones militares y actos de sabotaje", dijo Márquez

El alto el fuego está programado para iniciar la noche de este lunes y hasta el 20 de enero, detalló Márquez, antes del inicio de las negociaciones de paz en La Habana, Cuba. Los analistas creen que es solo es un intento por parte del grupo rebelde por reconstruir sus fuerzas.

El gobierno no ha dicho si formará parte del cese al fuego. Bogotá informó anteriormente que no consideraría un cese al fuego hasta después de un acuerdo final

Las pláticas de paz, acordadas en Noruega a fines de octubre, intentan poner fin a la violencia por la insurgencia más vieja de América Latina. Las FARC han estado en guerra con el gobierno desde la década de 1960.

Las negociaciones de paz iniciarán este lunes centradas en la política agraria integral, según la agenda definida en el primer encuentro en Noruega.

De respetarse, el alto al fuego anunciado por las FARC evitaría ataques del grupo durante las festividades de fin de año.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha clasificado a la guerrilla colombiana como un grupo terrorista y ofrece una recompensa de 5,000,000 de dólares por la captura de Márquez, cuyo verdadero nombre es Luciano Marín Arango.

Ha habido intentos esporádicos de paz desde 1980. El último intento se vino abajo en 2002. El entonces presidente Andrés Pastrana cedió un área del tamaño de Suiza a la guerrilla, pero terminó las negociaciones después de que los rebeldes atacaron en diversos puntos del país en un aparente intento por fortalecer su posición. Esta vez ambas partes dicen que “tienen una agenda más ambiciosa”.

"El fin del conflicto armado es el precursor de la paz. Para lograrlo, tenemos que profundizar en la transformación de la sociedad", dijo Humberto de la Calle, un representante del gobierno colombiano.

El fin de las hostilidades, los secuestros y bombardeos por parte de las FARC, y las operaciones militares por parte del gobierno, no traerán la paz sin una verdadera transformación en el país, dijo Iván Márquez.

"No somos los guerrilleros que algunos medios de comunicación nos hacen ser", dijo. "Venimos a la mesa con propuestas y proyectos para lograr una paz definitiva, una paz que implica una desmilitarización de las reformas del Estado y radical socio-económicos que son el fundamento de la democracia, la justicia y la libertad."

Las FARC continúan llevando a cabo secuestros y han atacado a los cuerpos de seguridad, aunque se ha debilitado en los últimos años. Dos días después de las conversaciones de paz, en Colombia, un aparente ataque rebelde de las FARC mató a cinco soldados.

Mientras que el gobierno colombiano ha dicho que las FARC podrían continuar abogando por su posición como fuerza política, no quiere negociar todas las demandas del grupo durante las conversaciones de paz.

"Se trata de la creación de una agenda para el fin del conflicto que permita a las FARC de exponer sus ideas sin la compañía de armas, y con garantías para su transformación en una fuerza política sin armas", dijo De la Calle.

Ahora ve