EU extiende exención de sanciones a países que compran crudo a Irán

Nueve países, incluido China e India, fueron exentos de sanciones a cambio de reducir sus compras de crudo a Irán, informó Hillary Clinton
| Otra fuente: CNNMéxico

Estados Unidos concedió este viernes una exención de 180 días a nueve países para la aplicación de sanciones contra Irán a cambio de que recorten sus compras de crudo a la república islámica, informó el Departamento de Estado de Estados Unidos.

“China, India, Malasia, la República de Corea, Singapur, Sudáfrica, Sri Lanka, Turquía y Taiwán han calificado otra vez para una exención de sanciones”, informó la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en un comunicado de prensa.

Dichos países han reducido el volumen de compras de crudo a Irán, agregó Clinton.

Según Estados Unidos, la producción de crudo de Irán se redujo en un millón de barriles diarios en septiembre y octubre pasado, comparado con el mismo periodo de 2011.

“Esto ha reducido los volúmenes de exportación de Irán y sus ingresos del petróleo, que financian no solo el programa nuclear, sino también su apoyo al terrorismo y a acciones desestabilizadoras en la región”, afirmó Clinton, que pidió a Teherán satisfacer las demandas de la comunidad internacional o enfrentar más aislamiento.

Las sanciones buscan interrumpir el financiamiento del programa nuclear de Teherán al cortar sus exportaciones de crudo.

Occidente cree que Irán está enriqueciendo uranio a niveles que podrían ser utilizados para fabricar armas nucleares, pero Teherán afirma que su programa tiene fines civiles.

El pasado 30 de noviembre, el Senado de Estados Unidos aprobó con 94 votos a favor y ninguno en contra, una ampliación de las sanciones económicas contra Irán en los sectores de energía y transporte marítimo por su programa nuclear.

La propuesta incluye sanciones económicas que afectarán el sector de energía, los puertos, la navegación y los astilleros iraníes, en un nuevo esfuerzo de Estados Unidos por obligar a Irán a que detenga su programa nuclear.

Es la tercera vez en un año que los legisladores estadounidenses intentan afectar las fuentes de recursos financieros que, según ellos creen, contribuyen a un programa que puede dar a Irán la posesión de armas nucleares.

Esta vez la iniciativa la patrocinaron el demócrata Bob Menéndez, de Nueva Jersey, y el republicano Mark Kirk, de Illinois, quienes buscan que se penalice la venta a Irán de materias primas como aluminio, acero y grafito, que son importantes en las actividades de los astilleros y la energía nuclear.

La medida permitiría que el gobierno de Estados Unidos imponga sanciones a la venta o transferencia de materiales preciosos, en un intento por impedir que Teherán siga eludiendo las sanciones financieras internacionales mediante el cobro en oro de sus exportaciones de hidrocarburos.

Ahora ve
No te pierdas