El Papa y Abbas piden una solución justa y duradera para Palestina

El Vaticano abogó por que la admisión de Palestina como Estado observador no miembro de la ONU ayude a destrabar el conflicto con Israel
  • A+A-
(AFP) -

Benedicto XVI se reunió este lunes con el líder palestino, Mahmoud Abbas, con quien coincidió en que la admisión de Palestina como Estado observador no miembro de la ONU "anime el compromiso de la comunidad internacional para una solución justa y duradera" del conflicto palestino-israelí.

Ambos líderes mantuvieron una reunión privada durante 25 minutos, esta es la sexta vez que se reúnen.

El dirigente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) se reunió también con el secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone y el ministro de Exteriores vaticano, el arzobispo Dominique Mamberti.

"Durante el cordial coloquio se analizó la reciente resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU que reconoce a Palestina como Estado observador no miembro", informó el Vaticano.

"Se desea que esa iniciativa anime el compromiso de la comunidad internacional para una solución justa y duradera del conflicto israelí-palestino, que solo podrá alcanzarse reanudando con buena fe las negociaciones entre las partes, respetando los derechos de todos", agregó en el comunicado.

Benedicto XVI y Abbas también analizaron la situación en la región, "atormentada por tantos conflictos, auspiciando la valentía de la reconciliación y la paz" y hablaron sobre la contribución que las comunidades cristianas "hacen al bien común de la sociedad" en Palestina y en todo Medio Oriente.

Abbas llegó al Vaticano acompañado de un séquito de ocho personas y en medio de fuertes medidas de seguridad.

"Bienvenido, es un placer verle de nuevo", le dijo el Papa cuando lo recibió en la Sala de Tronetto, anexa al lugar del encuentro. Abbas le respondió: "Estoy muy contento por verle de nuevo".

El presidente de la ANP regaló al Pontífice un mosaico de cerámica que reproduce el Santo Sepulcro de Jerusalén, Benedicto XVI agradeció el regalo y lo correspondió con un cuadro sobre una vista de las monumentales fuentes de los Jardines Vaticanos.

Esta fue la sexta vez que se reúnen Benedicto XVI y Abbas. La primera fue el 3 de diciembre de 2005, cuando el líder palestino invitó al Papa a visitar Jerusalén y Belén y le entregó un pasaporte especial emitido por la ANP.

El pasado 29 de noviembre la Santa Sede acogió "favorablemente" la votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas por la que Palestina se convirtió en Estado observador no miembro y recordó su posición de que se conceda a Jerusalén un estatuto especial garantizado internacionalmente.

El Vaticano consideró que la aprobación se enmarca en el contexto de los esfuerzos "para dar una solución definitiva, con el apoyo de la comunidad internacional, a la cuestión ya tratada por la Resolución 181 de la Asamblea General de la ONU del 29 de noviembre de 1947".

"Ese documento es la base jurídica para la existencia de dos Estados, uno de los cuales no se ha constituido en los sucesivos 65 años, mientras que el otro ya ha visto la luz", subrayó El Vaticano en un comunicado.

La Santa Sede dijo que el resultado de la votación "no constituye, de por sí", una solución suficiente para los problemas existentes en la región y que los mismos sólo se podrán resolver mediante el compromiso "efectivo" de construir la paz y la estabilidad "mediante la justicia y respetando las legítimas aspiraciones de los israelíes y de los palestinos".

Agregó que la entrada de Palestina como Estado observador no miembro es la "ocasión propicia" para recordar su posición común con la Organización para la Liberación Palestina a favor del reconocimiento de un estatuto especial garantizado internacionalmente para la ciudad de Jerusalén.

Ahora ve