Una tienda en EU suspende venta de armas tras el tiroteo en Connecticut

La empresa informó que no venderá rifles deportivos por respeto a las familias. Aclaró que ningún arma de fuego fue vendida a Adam Lanza
  • A+A-
Autor: Susan Candiotti
(CNN) -

Artículos Deportivos Dick, uno de los mayores vendedores de artículos deportivos del mundo, informó que eliminó todas las armas de su tienda más cercana a Newtown, Connecticut y suspendió la venta de ciertos tipos de rifles semiautomáticos de su cadenas a nivel nacional.

Esta acción es por respeto a las víctimas y a las familias del tiroteo de la semana pasada en la escuela primaria Sandy Hook "durante este tiempo de duelo nacional", dijo la tienda en un comunicado este martes.

"Continuamos extendiendo nuestro más sentido pésame a los afectados por esta terrible tragedia", dice el comunicado.

No está claro cuánto tiempo mantendrá la tienda la suspensión en la venta de las armas de fuego, conocidos como "modernos rifles deportivos”.

Se desconoce también si esta es la primera vez que la tienda toma esa medida tras un tiroteo que fue noticia nacional.

Una búsqueda en internet en la página de la empresa la madrugada de este martes mostró una página en blanco en la búsqueda de "rifles deportivos modernos".

La decisión se produce después de los informes de los investigadores en los que trataban de determinar si el atacante en el tiroteo de Newtown, Adam Lanza, trató de comprar un arma de fuego en un almacén de Artículos Deportivos Dick, en la ciudad de Danbury, a 25 kilómetros de distancia.

"En este momento, los informes de que el sospechoso visitó una de nuestras tiendas la semana pasada no han sido confirmadas por la policía", dijo la tienda de artículos deportivos en el comunicado. "Según nuestros registros, podemos confirmar que no hubo armas de fuego vendidas al sospechoso identificado en este caso".

Lanza, de 20 años, ha sido señalado por las autoridades de Estados Unidos como el autor de la matanza en la escuela primaria Sandy Hook, de Newtown, Connecticut, en donde murieron 26 personas, de las cuales 20 eran niños de entre seis y siete años de edad.

Ahora ve