Barack Obama anuncia una comisión que revisará las leyes de armas en EU

El presidente estadounidense dijo que se debe evitar que personas con problemas mentales o antecedentes criminales adquieran un arma
| Otra fuente: CNNMéxico

El presidente Barack Obama anunció un esfuerzo de su administración liderado por el vicepresidente Joe Biden para desarrollar propuestas concretas sobre las políticas de manejo de armas y pidió al Congreso unirse a la iniciativa y revisar la legislación para reducir la “violencia epidémica y sin sentido” derivada del manejo de armas.

“He pedido al vicepresidente dirigir un esfuerzo para llegar con propuestas concretas no más allá de enero para tomar acciones”, dijo Obama a reporteros reunidos en la Casa Blanca.

El mandatario pidió “mantener las armas lejos de las personas peligrosas”, y evitar que personas con problemas mentales no tenga acceso a ellas. Además pidió que se revisen los antecedentes criminales de los compradores.

Obama destacó a Biden como dirigente del esfuerzo gubernamental por sus antecedentes como autor de la iniciativa de 1994 que logró la prohibición de armas de asalto durante años.

Luego de defender la Segunda Enmienda constitucional, que establece el derecho de los estadounidenses a tener armas, Obama pidió el apoyo de los “dueños responsables de armas”, la ciudadanía en general y los legisladores para alcanzar resultados

“No podremos prevenirlos todos (los incidentes como el ocurrido en Connecticut), pero eso no será un excusa para no intentarlo”, dijo el mandatario. “No será fácil… y no lo haré solo. Si esto va a triunfar, necesitará del apoyo de todos ustedes”.

Dijo que la mayoría de los estadounidenses apoyan la prohibición de armas de asalto.

El presidente también arremetió contra la “guerrificación” de la cultura estadounidense y e hizo un listado de personas que han muerto por armas desde el viernes pasado en localidades como Memphis, Topeka, Las Vegas y Alabama. Se trata de decir “suficiente de matar a nuestros hijos, tomaremos el compromiso”, afirmó.

Cada año, más de 10,000 estadounidenses mueren por uso de armas, lo que representa “una violencia que no podemos aceptar como rutina”, dijo Obama. “No podemos prevenirlas todas (las muertes), pero eso no puede ser una excusa”, para no intentar, añadió.

Las medidas son los primeros pasos anunciados por la presidencia después del tiroteo en una escuela primeria de Connecticut, en el cual fueron asesinados 20 niños y seis adultos.

Las preguntas sobre los motivos del tiroteo continúan. Hasta ahora, los investigadores no han podido sacar información de la computadora que el joven destruyó antes de realizar el ataque, a pesar de los esfuerzos de la policía de Connecticut y el FBI.

Este martes, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) se pronunció por primera vez sobre la masacre e informó que planea realizar una conferencia de prensa el próximo viernes.

"Por respeto a las familias, y como una cuestión de decencia mínima, hemos dado tiempo para el duelo, la oración y para una investigación completa de los hechos antes de hacer comentarios", afirmó la organización en un comunicado. "La NRA está preparada para ofrecer contribuciones significativas para ayudar a asegurar que esto no vuelva a suceder".

El debate sobre las armas se intensifica

La discusión nacional sobre el uso de las armas ha alcanzado un nuevo clímax, mientras algunos piden controles más estrictos y otros más permisos. 

Otros dicen que podrían evitarse futuras tragedias armando a los profesores. 

Una ley presentada en la legislatura de Carolina del Sur el pasado sábado permitiría a empleados escolares portar armas. La ley pide que solo las lleven quienes estén certificados y que utilicen balas frágiles para evitar rebotes.

Pero Larry Pratt, director ejecutivo de la organización Gun Owners of America, dijo que si hubiese habido más armas en la escuela Sandy Hook, más víctimas estarían vivas.

“Dado que hemos aceptado leyes para la portación de armas en todo el país, la gente puede traer un arma con permiso. Y aún así hay leyes que dicen que no se puede hacer en escuelas”, señaló Pratt. “Y en los mismos lugares que buscan estos monstruos como el asesino de esos adultos y niños, decimos que no, no queremos que puedas defenderte a ti mismo. Es mejor que solo estés ahí sentado, esperando a que te maten. Es algo que encontramos moralmente incomprensible".

Piers Morgan, de CNN, cuestionó si el aumento de armas es la solución en un país con más de 300 millones de armas no militares. También confrontó a Pratt en el asunto de los rifles de asalto de alto poder.

“Tras lo que pasó en Sandy Hook, su respuesta al problema del uso repetido de este tipo de armas, con esos cartuchos de alta capacidad, es continuar permitiéndole a los estadounidenses comprarlas con impunidad, y no preocuparse de esos tiroteos masivos, ¿es así?”, preguntó Morgan.

“La segunda enmienda significa lo que dice, y mientras tanto, ¿quieres continuar con las leyes contra la defensa propia?”, respondió Pratt.

Ahora ve
No te pierdas