James Holmes fotografió el cine de Aurora días antes del tiroteo

El presunto autor del ataque en Colorado eligió cuidadosamente el lugar para acorralar a sus víctimas y "matar a todos", según la fiscalía
  • A+A-
(CNN) -

Dos semanas antes del tiroteo que terminó con la vida de 12 personas en una sala de cine de Aurora, Colorado, el sospechoso de la agresión, James Holmes, presuntamente visitó el lugar y tomó fotografías de los pasillos y puertas, dijo un oficial de policía este miércoles al dar su testimonio.

Holmes tomó fotos de las puertas exteriores nueve días antes de la masacre, detalló el sargento Matthew Fyles ante un tribunal en la conclusión de una audiencia preliminar sobre el caso.

Las fotos fueron recuperadas del celular de Holmes junto con registros de compras y descripciones de las meticulosamente preparadas trampas explosivas en su casa. El material será usado para tratar de probar un ataque bien planificado.

“No le importó a quién mató”, dijo la fiscal Karen Person al juez en la conclusión del caso contra Holmes, afirmando que escogió cuidadosamente el lugar para acorralar a sus víctimas. “Intentó matarlos a todos”.

El exestudiante de neurociencias enfrenta 166 cargos de homicidio, intento de homicidio y violaciones a las leyes de armas por el tiroteo del 20 de julio en el que murieron 12 personas y 58 más resultaron heridas.

El juez de distrito del condado de Arapahoe, William Sylvester, dijo que determinaría el viernes si las autoridades presentaron suficiente evidencia durante la audiencia de tres días para proceder a un juicio.

Los abogados defensores, que se espera llamen a testigos que argumenten a favor de la “capacidad disminuida” de su cliente, cambiaron de opinión durante la audiencia, dijo el abogado Dan King. “Hemos tenido un cambio de posición”, dijo King. “Esto no es ni el lugar ni el momento apropiado para montar un espectáculo o presentar una defensa trunca”.

En la comparecencia del sargento Fyles, los fiscales le pidieron mostrar otras fotos tomadas del teléfono de Holmes, incluyendo tomas de explosivos en construcción en su cocina el 16 de julio y de su cabello su cabello teñido de rojo asomando debajo de la gorra negra que usó el día del ataque.

En una imagen, Holmes saca su lengua y usa lentes de contacto que hacen ver sus ojos completamente negros. En otra, sostiene un fuego artificial con forma de las bombas esféricas típicas de las caricaturas.

Las fotos fueron tomadas el 19 de julio, el mismo día que según las autoridades se dirigió al cine para iniciar el ataque poco después de la media noche del día 20.

Holmes se pudo ver sonriendo ligeramente en la audiencia mientras las imágenes fueron mostradas.

Después de la audiencia, algunos de los familiares de las víctimas afirmaron que Holmes había mostrado un comportamiento demasiado calculador, como para ser alguien con problemas en alguna de sus capacidades.

“No está loco, ni siquiera un poco”, dijo este miércoles Tom Teves. Su hijo Alex, de 24 años, estuvo entre las personas que murieron asesinadas.

"Es muy, muy frío. Es muy, muy calculador", mencionó Teves sobre Holmes.

"Tiene un pensamiento que nadie puede entender, y queremos llamarlo loco porque queremos que se sienta mejor en nuestra sociedad.

"Pero tenemos que aceptar el hecho de que hay gente mala en nuestra sociedad, que disfruta matando cualquier tipo de ser vivo. Eso no lo convierte en un loco", dijo Teves.

Holmes comenzó a comprar armas en mayo, indicó Steve Beggs, un agente supervisor de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

Un video del cine muestra a un hombre que sería Holmes – con pantalones oscuros, una camisa de color claro, y una gorra negra cubriendo su cabello naranja – en el momento en que entró al complejo, antes de que comenzara la película.

Los testigos que han hablado con CNN sobre  han dicho que el hombre armado recorrió el cine, y disparó a la gente al azar, mientras trataban de escabullirse o cubrirse entre los asientos.

Ahora ve