Europa, India, Japón y EU suspenden los vuelos de los Boeing 787

La Administración Federal de Aviación de EU pidió a las aerolíneas demostrar que las baterías de iones de litio son seguras
  • A+A-
(Reuters) -

Europa, Japón e India se unieron este jueves a Estados Unidos al dejar en tierra a sus modelos 787 de Boeing Co, un día después de que un segundo incidente relacionado con baterías defectuosas en un avión Dreamliner causara un aterrizaje de emergencia en Japón.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por su sigla en inglés) informó este miércoles que dejará en tierra temporalmente a los modelos 787 e insistió que las aerolíneas deberán demostrar que las baterías de iones de litio son seguras antes de poder reanudar los vuelos. No dio detalles sobre cuándo podría ocurrir esto.

Se trata de la primera acción de este tipo contra un avión de pasajeros de fabricación estadounidense desde que el McDonnell Douglas DC-10 fue dejado en tierra en 1979 después de un accidente mortal en Chicago, dijeron analistas.

El viceministro de Transporte japonés, Hiroshi Kajiyama, dijo que la medida era por tiempo indefinido, y el regulador de la aviación de India indicó que no estaba claro cuando las aeronaves podrán volver a volar.

Un portavoz de la Agencia Europea de Seguridad Aérea dijo que la región seguirá la suspensión de operaciones adoptada por Estados Unidos. La polaca LOT Airlines es la única aerolínea europea que opera actualmente el 787.

La aerolínea chilena LAN, una unidad del grupo LATAM Airlines, también dejó en tierra a sus tres Boeing 787. LAN explicó que la medida, adoptada en coordinación con la Dirección General de Aeronaútica Civil de Chile, se extenderá para sus Dreamliners hasta que la autoridad defina las acciones requeridas para esta flota.

Boeing señaló en un comunicado que confiaba en que el 787 era seguro y que respaldaba la integridad del avión.

"Boeing está comprometida con apoyar a la FAA y encontrar respuestas lo antes posible. La compañía está trabajando continuamente con sus clientes y las autoridades regulatorias y de investigación. Podremos a disposición todos los recursos de la compañía Boeing para ayudar", dijo el presidente ejecutivo, Jim McNerney.

Los pasajeros que abandonaban el vuelo 1426 de United Airlines en Houston —que despegó de Los Ángeles momentos antes del anuncio de la FAA— reportaron un viaje sin incidentes.

"Vuelo más de 100,000 millas al año", dijo Brett Boudreaux, un vendedor de Lake Charles, Luisiana. "Ese fue uno de los vuelos más relajantes que he tenido. Espero que lo solucionen. Es un avión estupendo".

Las acciones de Boeing cayeron un 2%, a 72,75 dólares, en las operaciones posteriores al cierre de la sesión, después del anuncio de la FAA.

"Básicamente, pueden verlo como algo positivo si pueden resolver los temas y entregar confianza a la gente sobre la seguridad de la aeronave. En el corto plazo, sin embargo, es negativo. Va a obligar a la compañía a realizar importantes inversiones", dijo Ken Herbert, analista de Imperial Capital en San Francisco.

Las acciones de GS Yuasa Corp, una empresa japonesa que fabrica baterías para el Dreamliner, cayeron un 4.7% al comenzar las operaciones este jueves en Tokio.

El 787, que tiene un precio de venta de 207 millones de dólares, representa un salto en la forma en que se diseñan y construyen los aviones, pero el proyecto se ha visto plagado por aumentos de costos y prolongadas demoras.

Algunos han sugerido que la prisa de Boeing por construir los aviones luego de esos retrasos resultó en los problemas recientes, una acusación que la compañía niega.

Ahora ve