El 'sueño mexicano', una alternativa para los profesionistas españoles

La crisis y el desempleo han obligado a muchos de ellos a cruzar el Atlántico en busca de mejores oportunidades en nuestro país
| Otra fuente: EXPANSIÓN

La falta de oportunidades en su país obliga a los profesionistas españoles a buscar suerte en México. El reto es adaptarse.

Tras cuatro años de crisis, la tasa de desempleo en España ronda el 25% y parece que no mejorará. Peor aún, uno de cada dos menores de 25 años no consigue empleo.

Ante este panorama, un creciente número de españoles migra a México. Tan solo los primeros nueve meses del 2012, según cifras oficiales, 1,822 españoles obtuvieron permisos migratorios para trabajar en México.

"La frustración y el sentimiento de estancamiento laboral y, por consiguiente, personal se estaban haciendo demasiado presentes. Tenía que dejar mi país", dice Lourdes Prieto, psicóloga y terapeuta vasca.

Los sectores que les ofrecen más oportunidades, ya que tienen mayor número de contrataciones son: publicidad y periodismo, hostelería, sistemas computacionales, agroalimentación, construcción (arquitectura e ingeniería), mercadotecnia y desarrollo de mercados, detalla Ricardo Navarro, presidente de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México.

Los españoles que llegan a México en busca de trabajo por lo general tienen una formación académica y una experiencia laboral que los empresarios valoran mucho.

"La ventaja enorme es que los españoles tienen un nivel educativo más elevado", comenta Navarro, de la Cámara de Comercio.

El mayor reto para ellos no es encontrar trabajo, sino adaptarse a una nueva cultura, economía y estilo de vida.

Hasta hace pocos años, cuando los españoles llegaban a México como expatriados, los gastos de mudanza, renta e incluso las colegiaturas de sus hijos corrían a cargo de la empresa. Ahora, todo debe salir de su bolsillo.

También deben acoplarse rápidamente a la cultura del país, si es que quieren conseguir un buen empleo. Deben entender los tiempos locales y adaptarse a otro ritmo más pausado, comparado con España, tanto para hacer una entrevista de empleo como a la hora de trabajar.

"Son poco respetuosos con el tiempo de los demás. En varias de las entrevistas que he hecho han llegado tarde y nos citan a todos los candidatos al mismo tiempo", explica Delia Muñoz, una periodista madrileña que dijo haber esperado hora y media para su entrevista.

La diferencia de sueldos entre un país y otro también implica una readaptación. El salario mínimo mensual en España equivale a 10,828 pesos, mientras que en México es de 1,260 pesos.

Se estima que en México viven más de 86,000 españoles, según el último censo del Instituto Nacional de Estadística (INE) de España. Pero el dato no es preciso ya que se basa en las altas que se realizan ante el consulado, un trámite que muchos españoles no efectúan al llegar al país.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de diciembre de 2012 de la revista Expansión, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y siete sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com

Ahora ve
No te pierdas