Fuerzas oficiales de Malí arrebatan el control de Gao a los islamistas

Los soldados del gobierno, apoyados por militares franceses, recuperaron el control de la ciudad, uno de los bastiones de los islamistas
Autor: Ingrid Formanek
(Reuters) -

Fuerzas del gobierno de Malí debilitaron la influencia que militantes islamistas tienen en el norte del país al retomar este sábado el control de la ciudad de Gao, con el apoyo de las fuerzas francesas.

Durante meses, Gao había sido un bastión militante, dijo el Ministerio de Defensa francés.

El avance se hizo por etapas, con fuerzas que tomaron el aeropuerto de Gao y el puente principal que conduce a la ciudad antes de entrar en el resto de la ciudad.

"Terroristas yihadistas, que han luchado contra los ejércitos de Malí y Francia, han visto cómo sus capacidades móviles y logísticas se han reducido", informó el Ministerio de Defensa en comunicado.

El avance rápido de las fuerzas del gobierno los ha acorralado al corazón del territorio en poder de los militantes.

Los extremistas islámicos se hicieron de un gran refugio en el norte de Malí desde el año pasado, aprovechando una situación de caos de un golpe militar del partido separatista MNLA.

Los militantes prohibieron la música, fumar, beber y ver deportes en la televisión. También destruyeron tumbas y santuarios históricos.

El avance de la influencia de los islamistas ha avivado el temor entre los expertos de seguridad global de que Malí pueda convertirse en un nuevo centro para el terrorismo. Los refugiados cuentan historias terribles de la vida bajo el control de los militantes.

También la Federación Internacional para los Derechos Humanos dijo que está "muy alarmada" por los informes de que los soldados del gobierno están llevando a cabo ejecuciones extrajudiciales y abusos como contraofensiva, según este grupo con sede en Francia.

La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, la ACNUR, ha pedido un aumento de la ayuda internacional para los cientos de miles de personas que han sido desplazadas por los combates en el país.

Más de 150,000 refugiados han huido a los países vecinos de Malí, y otro 230,000 están desplazados en el interior de Malí, dijo la agencia.

El avance del ejército en Gao puede aclarar el panorama sobre las condiciones a las que los habitantes se han enfrentado. Según la agencia de la ONU, un exresidente de Gao dijo que los militantes saquearon los medicamentos de un hospital y habló de un hospital y luego lo llenaron de cadáveres.

A medida que avanzan las tropas de Malí, otros países de la región se suman a la fuerza francesa. Entre 700 y 800 soldados africanos de Benin, Nigeria, Togo y Burkina Faso llegaron, dijo la vocera del Departamento de Estado estadounidense, Victoria Nuland.

Francia tiene 2,150 soldados en territorio maliense, y 1,000 soldados más de apoyo a la operación de otros lugares.

La participación francesa en el conflicto comenzó el 11 de enero, el día después de que militantes dijeron que se había apoderado de la ciudad de Konna, al este de Diabaly, en el centro de Malí, y estaban listos para avanzar hacia el sur hacia Bamako, la capital.

Hasta 1960, Malí había estado bajo control francés.

El MNLA, formado por los rebeldes de la etnia tuareg, encabezó el golpe de Estado contra el gobierno central de Malí después de regresar al país con armas que consiguieron en Libia en la lucha del exlíder libio Moammar Gadhafi.

Pierre Meilhan contribuyó a este reporte.

Ahora ve
No te pierdas