Miles marchan en EU para pedir un mayor control en la venta de armas

Los manifestantes buscan que se prohiba la venta de rifles militares y se investigue a quien busca adquirir un arma
  • A+A-
Por:
Brandon Griggs
Autor: Brandon Griggs | Otra fuente: CNN
(Reuters) -

Miles de manifestantes salieron a las calles de Washington para demandar un mayor control de armas en el país, que incluya la prohibición de rifles militares y revisiones de historial de quienes deseen adquirir un arma.

Pese a ser un día frío, miles de estadounidenses participaron en la protesta que nombraron "Marcha en Washington por el Control de las Armas: cuando caminamos juntos, tenemos hay una oportunidad".

Los participantes portaron pancartas con los nombres de algunas de las víctimas de ataques armados, entre ellas Victoria Soto, la maestra de la primaria Sandy Hook que fue asesinada mientras intentaba proteger a sus estudiantes.

Entre sus peticiones están la reinstalación de una prohibición federal para la venta de rifles semiautomáticos militares, como el usado en el tiroteo de Newtown, Connecticut, que dejó como saldo 20 niños y seis adultos muertos, además del atacante y su madre.

La prohibición en la venta de cartuchos de municiones de alto poder y que se investigue a quienes deseen adquirir un arma.

La marcha es la mayor protesta desde el tiroteo en Newtown el mes pasado.

"Ha sido una experiencia sorprendente, darse cuenta que somos ciudanos y que esta es una ciudadanía activa, que ser un ciuddadano no es sólo sentarse y hablar sobre ello", dijo Molly Smith, una de las organizadoras de la protesta a CNN.

Al llegar al Obelisco de Washington, los manifestantes hicieron una concentración, ahí el secretario de educación de Estados Unidos, Arne Duncan, se dirigió a los manifestantes.

"Esto se trata de la responsabilidad con las armas, se trata de menos estadounidenses muertos, de menos niños muertos", señaló el funcionario. "Muchos de nuestros niños están creciendo en un ambiente del que se sienten asustados... eso tiene que cambiar", dijo.

Ahí también habló Colin Goddard, joven que sobrevivió después de recibir cuatro disparos durante la masacre de Virginia Tech en 2007.

El ataque dejó 33 personas muertos, incluyendo al tirador, que se suicidó. Goddard recibió disparos por encima de la rodilla, dos en la cadera y uno en el hombro. "Me considero uno de los afortunados", dijo ante los presentes y contó que desde entonces es un activista a favor del control de las armas.

Un grupo de personas que se manifestaban a favor de la portación de armamento también se hicieron presentes.

"No puedo entender por qué nuestros funcionarios tienen guardias armados, así como los bancos, pero el gobienro, por alguna razón, piensa que no necesitamos gaurdias armados para proteger a nuestros hijos", dijo Dick Heller, uno de los participantes.

Este mes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama dio a conocer una serie de medidas destinadas a reducir la violencia causada por las armas, que incluyen verificar los antecedentes de los compradores de armas y la prohibición de rifles de asalto.

El presidente Obama también propuso prohibir los cargadores de más de 10 balas, y prohibir las balas que pasan el blindaje. Los cambios “dependen de la acción del Congreso”, dijo Obama.

Ahora ve