Miles de personas marchan para exigir justicia tras el incendio en Brasil

Más de 5,000 personas salieron a las calles para recordar a los 234 muertos y 112 heridos tras el incendio en la discoteca 'Kiss'
(Reuters) -

El número de muertos por el incendio del domingo pasado en una discoteca de Brasil, llegó a 234, mientras que hay 112 heridos, dijo este martes Fernando Kruel de Lemos, perito forense del Departamento de Policía de Santa María, la ciudad donde ocurrió la tragedia.

Para recordar a las víctimas y rendirles un homenaje, miles de brasileños se congregaron la noche del lunes en una plaza del centro de la ciudad de Santa María.

La Policía no dio cifras del número de participantes, pero algunos asistentes que estaban en la cabeza de la manifestación calcularon que más de 5,000 personas salieron a las calles.

La convocatoria fue una iniciativa espontánea de la población, que usó las redes sociales para llamar a la gente a honrar la memoria de los fallecidos, en su mayoría jóvenes universitarios, y pedir que se castigue a los responsables de la tragedia, la peor de su tipo registrada en Brasil en más de medio siglo.

Los promotores de la iniciativa pidieron a la gente que asistiera vestida de blanco, ya que en Brasil el luto no es asociado al color negro, y que en lugar de velas llevaran objetos luminosos, como teléfonos celulares.

El homenaje comenzó por la tarde con una misa en la plaza Saldanha Marinho y, horas después, se fueron sumando a los asistentes grupos más numerosos que se llegaron por las calles adyacentes.

Muchos portaban globos blancos en los que estaban escritos nombres de las víctimas y carteles en los que se pedía justicia.

"Hubo negligencia de todas las partes, en especial de los dueños de la discoteca" supuestamente por no tener extintores ni salidas de emergencia en el local, dijo Igor Zuchetto, un joven que, como gran parte de la gente de esta ciudad de 261,000 habitantes, tenía un familiar, amigo o conocido entre las víctimas.

Zuchetto relató que conocía al acordeonista Danilo Jaques, único integrante de la banda Gurizada Fandangueira muerto en el incendio, que comenzó, según supervivientes, cuando uno de los miembros del grupo encendió un artefacto pirotécnico en el escenario, cuyas chispas prendieron rápidamente la espuma del techo usada como aislante acústico.

"La justicia demorará un poco, porque todo tarda en este país, pero llegará", agregó.

La concentración partió en dirección a una calle cercana donde estaba la discoteca escenario de la catástrofe y la intención de la multitud era caminar hasta el gimnasio deportivo del municipio que este domingo fue improvisado como sala de velatorio colectivo.

Frente a las ruinas de la discoteca Kiss, un vecino colgó un cartel en el que se podía leer: "Nada justifica 231 asesinatos", mientras que participantes en la marcha exhibían otros con frases como "Santa María llora", "Fe, fuerza y coraje para continuar", "Pedimos justicia" o "Paz para las familias".

Antes de sumarse a la manifestación, numerosas personas pasaron frente a la discoteca para depositar flores por los fallecidos, de los cuales al menos 101 eran estudiantes de diferentes facultades de la Universidad Federal de Santa María (UFSM) que habían acudido el pasado sábado por la noche a una fiesta de integración.

La Policía dispuso que los empresarios Mauro Hoffman y Elissandro Spohr, dueños del establecimiento, y dos integrantes de la banda de músicos, entre ellos el que supuestamente encendió la bengala que desencadenó la tragedia, permanezcan bajo arresto mientras se investigan las causas del siniestro.

Ahora ve
No te pierdas