Diputados malvinenses dialogarán con ministros británicos y argentinos

Representantes del gobierno insular viajarán a Londres para participar en el encuentro británico-argentino sobre el conflicto territorial
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

La Asamblea Legislativa que gobierna las Islas Malvinas anunció este jueves que enviará a dos representantes a Londres la próxima semana para reunirse con los ministros de Exteriores argentino, Héctor Timerman, y británico, William Hague.

"El gobierno de las Malvinas ha tenido noticia de que el canciller argentino visitará Londres la próxima semana", indicó en un comunicado la Asamblea de las islas, señalando que dos de sus miembros, Dick Sawle y Jan Cheek, "viajarán a Londres este fin de semana para tomar parte en esa charla", según un reporte de EFE. El Ejecutivo británico informó a la misma agencia que los representantes malvinenses habían recibido una invitación de Londres.

"Estamos al corriente de que el ministro argentino de Asuntos Exteriores, Héctor Timerman, estará en Reino Unido la próxima semana y le hemos invitado a reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, representantes del gobierno británico y de las islas Malvinas", indicó la oficina de Exteriores en un comunicado.

La Asamblea de las islas sostuvo que el ministro británico tiene intención de trasladar a Timerman "las serias preocupaciones que mantiene el Ejecutivo británico acerca de la política de Argentina respecto a las Malvinas".

"Hague ha reiterado en muchas ocasiones a Argentina que no puede haber negociaciones sobre la soberanía de las islas sin el consentimiento de los ciudadanos de las Malvinas", informó el gobierno de las islas. "El resultado del próximo referéndum demostrará definitivamente que no queremos negociar la soberanía".

Timerman lamentó este jueves en una carta a su par británico, William Hague, que no acepte la reunión bilateral propuesta por Argentina sin presencia de una delegación de las Islas Malvinas, según EFE.

Timerman advirtió que la negativa británica puede afectar a la relación bilateral. "Es una pena que usted se niegue a una reunión bilateral. Su decisión seguramente perjudicará el interés argentino de trabajar con el Reino Unido en el G-20, Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, temas de proliferación nuclear, tráfico de personas, drogas, lavado de dinero, inversiones, comercio, derechos humanos, y tantos otros en los que ambos países somos activos miembros de la comunidad internacional", agregó el canciller argentino.

Timerman insiste en que la comunidad internacional "no acepta una tercera parte en esta disputa".

Las Malvinas (Falklands, en inglés) celebrarán el 10 y 11 de marzo una consulta popular entre sus casi de 3,000 habitantes sobre el estatus político de las islas, actualmente consideradas un territorio de Gran Bretaña en ultramar, ante las crecientes peticiones de negociación por parte de Argentina, que reclama la soberanía desde 1833.

"Con esto queremos asegurar a cualquiera que esté interesado que no vamos a negociar ningún acuerdo con Argentina. Queremos trasladar a Timerman mensajes muy directos sobre algunas acciones inaceptables de Argentina sobre las Malvinas”, señala el comunicado de la Asamblea. "Queremos que nuestros derechos sean respetados, que nos dejen decidir en paz nuestro propio futuro”.

El ministro argentino tiene previsto visitar Londres la semana próxima para participar en una reunión convocada en la embajada argentina de 18 grupos europeos que favorecen el diálogo sobre las Malvinas.

El conflicto por la soberanía de las Malvinas se reanudó a principios de enero, cuando la presidenta Cristina Fernández dirigió una carta abierta al primer ministro David Cameron exhortándolo al diálogo sobre el tema. En la misiva, la presidenta argentina reiteró sus señalamientos contra Gran Bretaña de violar las resoluciones de Naciones Unidas sobre el conflicto.

Al día siguiente, el diario británico The Sun respondió a las acusaciones de la presidenta argentina con una carta en la que le exigió dejar su búsqueda del control sobre las islas. “En nombre de nuestros millones de lectores y para decirlo de otra forma: ¡saquen las manos!” de las islas, indicó el diario más vendido de Gran Bretaña.

La disputa por las Islas Malvinas se remonta a la primera mitad del siglo XIX, cuando Gran Bretaña era una potencia colonial y Argentina una nación recién independizada. El conflicto alcanzó su máxima crisis en 1982, cuando el gobierno militar argentino envió tropas el archipiélago del Atlántico Sur. El episodio se cerró cuando fuerzas británicas recuperaron el control, contando 645 bajas argentinas y 255 británicas.

Ahora ve