Multitudes enfurecidas acuden al funeral de un líder opositor asesinado

Chokri Belaid recibió varios disparos cuando salía de su casa para ir a trabajar. Su muerte ha dejado un clima de violencia e incertidumbre
  • A+A-
Autor: Dan Rivers y Laura Smith-Spark
(CNN) -

Miles de personas salieron a las calles este viernes en la capital de Túnez para despedir al líder opositor Chokri Belaid, cuyo asesinato ha generado incertidumbre política y violentas protestas.

Su ataúd fue trasladado al cementerio escoltado por militares y rodeado de una multitud. 

Afuera del panteón, los manifestantes se enfrentaron con las fuerzas de seguridad que lanzaron gas lacrimógeno durante toda la ruta. Un canal de televisión privado que seguía la procesión mostró imágenes de un auto en llamas.

Las personas siguieron el ataúd, cubierto por una bandera, por la calles de la capital. Los dolientes están enfurecidos con el gobierno, al cual acusan de permitir un clima de violencia política.

Belaid, un prominente político, murió asesinado a tiros mientras dejaba su casa el pasado miércoles por la mañana para ir a trabajar. Nadie se ha atribuido la responsabilidad de su asesinato. 

Junto a su ataúd iba su viuda, Besma Belaid. Ella es una de los que acusan al partido Ennahda, en el poder y liderado por islamistas moderados, del clima violento. “Es una invitación abierta a la violencia. Solo puedo acusar a este partido”, dijo.

Chokri Belaid advirtió esta semana que el gobierno había dado luz verde a la violencia política.

El partido Ennahda niega estar involucrado en el primer asesinato político desde la revolución, hace dos años.

Los funcionarios del partido aún no deciden si aceptan la decisión anunciada por el primer ministro, que destituyó al gabinete e instaló un gobierno interino hasta que se realicen nuevas elecciones.

Los sindicatos llamaron a una huelga general para este viernes, la primera en Túnez en tres décadas, tras lo cual cerraron muchas tiendas, cafés y otros negocios. La aerolínea Tunisair advirtió en su sitio de internet de posibles afectaciones a sus vuelos.

El funeral del líder opositor ocurre luego de dos días de violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Este viernes, comenzaron a reunirse manifestantes en el centro de la capital, donde permanecen elementos de la policía y del Ejército.

Este jueves, manifestantes lanzaron rocas a las fuerzas de seguridad cerca del Ministerio del Interior. La policía respondió con gases lacrimógenos y persiguió a varios en motocicletas.

Policías vestidos de civil fueron puerta por puerta buscando a gente que estuvo en las calles. Cuando los manifestantes volvieron a las calles, fueron recibidos con más gas lacrimógeno.

También ocurrieron protestas en los pueblos de Gafsa y Sidi Bouzid, el lugar donde nació el presidente Zine el Abidine Ben Ali, que fue sacado del poder hace dos años.

Aunque nadie se ha adjudicado el ataque, algunos especulan que un grupo salafista extremista podría estar detrás.

Ahora ve