Benedicto XVI dice que su decisión de renunciar fue 'muy difícil'

El Pontifice dijo al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, que pese a ser una resolución dura es la mejor para la Iglesia católica
benedicto
benedicto XVI - otto perez molina  benedicto
| Otra fuente: EFE

El papa Benedicto XVI aseguró que la decisión de renunciar a su pontificado ha sido “muy difícil” pero “la mejor” para la Iglesia Católica, al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

Benedicto XVI dijo que estaba convencido de que su decisión era la correcta debido a que por su edad no puede viajar y salir y "la responsabilidad de la iglesia es muy grande", dijo, según el mandatario guatemalteco.

Pérez Molina dijo a la prensa tras visitar al pontífice que lo vio "muy decidido y muy firme" con la decisión adoptada, "muy dura para él, pero que como dijo cree que es lo mejor para la Iglesia".

El mandatario visitó al pontífice este sábado en el Vaticano, en la que ha sido la última audiencia del Papa con un jefe de Estado no italiano antes de dejar el cargo el próximo 28 de enero.

Benedicto XVI, de casi 86 años, recibió a Pérez Molina con un "bienvenido señor presidente” pronunciado en un claro español.  Después, sentados frente a frente, analizaron durante 25 minutos la situación en Guatemala. 

"Lo hizo con profundidad y mostrando que conoce bien la realidad de nuestro país", dijo después Pérez Molina a la prensa. Tras la reunión entró la familia del presidente a saludarle.

El mandatario de Guatemala, llevó al pontífice una imagen en plata de la Virgen del Rosario, patrona de Guatemala, un rosario de jade hecho por artesanos mayas y un libro sobre la Semana Santa.

El pontífice también recibió este sábado en una audiencia privada de despedida al primer ministro italiano saliente Mario Monti, quien le expresó la gratitud y afecto del pueblo italiano, informó el Vaticano.

"El senador Monti ha manifestado al Santo Padre una vez más la gratitud y el afecto de pueblo italiano por su altísimo magisterio religioso y moral y por su interés en los problemas y esperanzas de Italia y de Europa", señaló el Vaticano en un comunicado.

Monti presentó su renuncia en diciembre de 2012 al presidente de Italia, Giorgio Napolitano, después de que el Parlamento italiano aprobó el presupuesto para 2013  que incluye medidas de austeridad que no han sido bien recibidas por la población. 

La audiencia había originado críticas en medios italianos, al considerar que en estos momentos Italia vive la campaña electoral de los comicios generales del 24 y 25 de mayo y una audiencia del Papa a Monti podía verse como un apoyo del Vaticano al político católico y a la coalición de partidos centristas que lidera.

El Vaticano señaló que se trataba de una visita de despedida y que el Obispo de Roma lo recibió como primer ministro y no como candidato a las elecciones.

Benedicto XVI se retira de la vida pública este domingo para unos ejercicios espirituales que realizará hasta el sábado 23 de febrero. Ese día se reunirá con el presidente italiano, Giorgio Napolitano, quien será el último jefe de Estado que se despedirá del pontífice.

Ahora ve
No te pierdas