Una tormenta invernal amenaza a 18 entidades de Estados Unidos

Las bajas temperaturas, los fuertes vientos y lluvias sorprenden al sur del territorio; los pronósticos auguran que se agudice el mal clima
Autor: Michael Pearson y Ben Brumfield
(Reuters) -

Cuando era muy pequeña, Kayla Avery solía jugar en la nieve. Sin embargo, la antigua residente de Boston no ha visto mucha nieve desde que se mudó a Arizona, hace más de una década. El miércoles pudo recordar esos días nevados.

“Recibimos una alerta de ventisca anoche a través del sistema de transmisiones de emergencia. La mayoría de nosotros no lo creímos”, dijo a iReport, de CNN. “La mayoría de los reportes en las noticias indicaban que probablemente no nevaría en el valle; dos horas más tarde estaba nevando”.

Avery, estudiante de la Universidad de Arizona de 19 años, dijo que la nieve seguía cayendo la tarde del miércoles. “Mi hermano y yo mirábamos por la ventana y decíamos: '¡¿Qué?! ¿Nieve, en Tucson? ¡Eso no debería pasar!'”, relata. Agregó que nunca había visto tanta nieve en la región desde que su familia llegó. Usualmente no cae más que un poco de nieve una vez al año.

La pulgada de nieve que cayó provocó que los oficiales del Tour de la PGA pospusieran el juego del Campeonato World Golf Championships-Accenture Match Play en la cercana ciudad de Marana, en Arizona.

La inusual acumulación fue parte de una enorme tormenta invernal que ocasionará que gran parte del país sufra un clima extraño, desde la caída de más de 50 centímetros de nieve en Kansas hasta tormentas eléctricas e inundaciones a lo largo de la costa del Golfo de México.

Problemas para los próximos tres días

En 18 estados - que abarcan unos dos millones de kilómetros cuadrados - hubo alguna clase de alerta de tormenta el miércoles, relacionada con una gran tormenta que proviene de California y que se dirige a las planicies centrales y al medio oeste, señaló el meteorólogo de CNN, Brandon Miller.

Uno de los lugares en los que el mal clima afectaría más es Springfield, Missouri. Entre los fenómenos que se esperaban para este miércoles había relámpagos, viento y hielo, un poco de nieve y por si fuera poco, aguanieve.

La mayor amenaza de nevadas intensas se presentó en algunas partes de Kansas, Nebraska y Missouri. Algunas zonas presentaban la posibilidad de condiciones de visibilidad nula, dijo Miller.

En Kansas, en donde la tormenta ya había empezado, el Servicio Meteorológico de Estados Unidos predijo que caerían cerca de 50 centímetros de nieve. La agencia señaló que en algunas partes de Nebraska podrían caer más de 30 centímetros de nieve y que las acumulaciones harían que algunos caminos quedaran intransitables.

Los meteorólogos predijeron que caerían casi cinco centímetros de nieve en St. Louis y que para el jueves la precipitación se volvería aguanieve y lluvia congelada. Las condiciones “afectarán significativamente los viajes”, advirtió el servicio meteorológico.

En Chicago, al norte de donde cayó la mayor parte de la nieve, podría darse la nevada más intensa del año: 10 centímetros, dijo Miller. Usualmente, en la ciudad caen cerca de 120 centímetros de nieve al año. Hasta ahora, este año sólo han caído cerca de 30 centímetros, señaló Miller.

Al sur del cinturón de nieve, es posible que haya condiciones peligrosas de hielo en algunas partes del norte de Arkansas y el sur de Missouri. Eso incluye a Springfield, en donde las condiciones de viento preceden a las posibilidades de caída de cerca de ocho centímetros de nieve y aguanieve durante el jueves, además de la posibilidad de que caigan alrededor de seis milímetros o más de hielo.

Pronóstico de lluvias intensas

En otras partes, las tormentas eléctricas intensas que provienen del golfo de México podrían arrojar entre 50 y 150 milímetros de lluvia sobre Nueva Orleans, Luisiana y Montgomery, en Alabama, antes de dirigirse rumbo a Atlanta, según el centro meteorológico de CNN.

Las lluvias torrenciales podrían ocasionar inundaciones significativas cerca del Golfo de México; las alertas de inundación siguen en pie tras las fuertes lluvias de la semana pasada.

Es posible que haya vientos fuertes, granizo y tornados, según el Servicio Meteorológico de Estados Unidos. Se espera que las fuertes lluvias continúen hasta el viernes.

El martes por la noche, la misma tormenta obligó a que se cerraran temporalmente algunos tramos de una autopista al noreste de Los Ángeles, lo que dejó varados a algunos automovilistas hasta que el personal de las autopistas y la policía lograron limpiar las acumulaciones de nieve.

“La nieve llegó con todo”, dijo el oficial Ed Smith, de la Patrulla de Caminos de California.

Los meteorólogos Iván Cabrera y Dave Hennen, de CNN, colaboraron con este reportaje.

Ahora ve
No te pierdas