Stéphane Hessel, la mente detrás de los ‘indignados’, muere a los 95 años

El pensador retomó los principios del Consejo Nacional de la Resistencia que guió la lucha social francesa en la II Guerra Mundial
hessel95
hessel95  hessel95  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El humanista y diplomático francoalemán, Stéphane Hessel, falleció este miércoles a los 95 años en la ciudad de París. Hessel fue escritor y publicó en 2010 el manifiesto titulado Indignaos para incitar a la respuesta civil frente la presión de los mercados financieros en los últimos años.

Hessel participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948. La directora general de Unesco, Irina Bokova, dijo este lunes en un comunicado que Hessel “fue uno de los mayores defensores de los derechos humanos, la tolerancia y el entendimiento mutuo del siglo XX”.

El trabajo de Hessel influyó en los movimientos de protesta de los llamados indignados, con jóvenes alrededor del mundo convocando a la acción civil para mostrar inconformidad con el gobierno y las medidas económicas.

Hessel destacó en una entrevista hace unos meses con EFE que los jóvenes debían “comprometerse” para encarar las crisis macroeconómicas generadas por el capitalismo en el siglo XXI. Impulsor de un mensaje de equidad, Hessel promovió la acción de la juventud para lograr una sociedad (..) “que ya no esté gobernada por una oligarquía poderosa, sino organizada de manera que se dé a todos el mínimo que hoy necesita cada uno".

En su manifiesto Indignaos, que vendió cuatro millones de ejemplares en todo el mundo y fue traducido a 32 idiomas, Hessel dice que los mercados financieros “amenazan la paz y la democracia”, y destaca la desigualdad económica y las violaciones a los derechos humanos como los “grandes desafíos” que enfrentan los jóvenes.  

Nacido en Berlín en 1917 y nacionalizado francés en 1937, el pensador formó parte de la resistencia francesa contra los nazis y fue detenido por la Gestapo y enviado a dos campos de concentración. Tras el fin de la II Guerra Mundial, formó parte de la diplomacia de Francia y fue nombrado secretario general de las Naciones Unidas antes de ser designado como embajador de Francia por el presidente Francois Mitterrand. Hasta su jubilación, Hessel trabajó en puestos ministeriales de los gabinetes socialistas.

Ahora ve