"Seré simplemente un peregrino", dice Benedicto XVI en su despedida

A las 20:00 horas terminó el pontificado de Ratzinger. La guardia suiza selló el departamento papal e inicia en el Vaticano la sede vacante
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Benedicto XVI dejó este miércoles el Vaticano y voló a Castel Gandolfo, donde se despidió de miles de fieles que lo esperaban, y a los que dijo que a partir de esta noche será “simplemente un peregrino” que comienza la última fase de su vida.

A las 20:00 horas (tiempo de Roma) de este jueves, Benedicto XVI terminó su pontificado luego de una jornada en la que se despidió de los cardenales del mundo reunidos en el Vaticano, colaboradores y cientos de personas que lo acompañaron en sus últimas horas al frente del ministerio petrino.

Ante miles de personas reunidas frente al balcón de la residencia de verano donde pasará las próximas semanas, Benedicto XVI dijo estar feliz “con ustedes, con la belleza del creador y la simpatía de ustedes, su amistad, su afecto”.

“Como sabrán hoy es diferente a las ocasiones previas”, dijo el Papa. “Seré el supremo pontífice de la Iglesia católica hasta las 8 de la noche”.

“Luego de eso, seré simplemente un peregrino que está comenzando la última fase de su peregrinaje en este mundo”, agregó.

“Les doy de todo corazón mi bendición. Muchas gracias y buenas noches”, fueron las últimas palabras de Benedicto como Papa.

El cardenal Tarcisio Bertone asumió la dirección administrativa de la Iglesia en tanto se convoca al cónclave de elección del Papa. La habitación en la que vivió desde 2005 Benedicto XVI desde que asumió el pontificado quedó sellada por las autoridades vaticanas.

Cumplido el periodo, la Guardia Suiza que custodia al Papa cerró las puertas de la sede vaticana, momento que marcó el fin del Papa número 265 de la Iglesia Católica Romana.

Las últimas actividades como Papa

Previamente, Benedicto XVI se despidió de todos sus colaboradores; flanqueado por la Guardia Suiza - los soldados que protegen al Papa - formaron una línea para despedir al Pontífice mientras dejaba el apartamento papal, acompañado de altos funcionarios del Vaticano.

Entonces abordó un helicóptero blanco propiedad del Estado italiano, que desplegó a las 16:07 (hora local) para iniciar su recorrido hacia Castel Gandolfo mientras sonaban las campanas de todas las iglesias de la ciudad, incluidas las de la Basílica de San Pedro.

El Papa se despidió desde el helicóptero de los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, y luego sobrevoló por puntos emblemáticos de la capital romana como el Coliseo, la Basílica de San Juan de Letrán, la catedral de la Diócesis de Roma, y el aeropuerto.

A las 20:00 (hora local), la Guardia Suiza dejará las puertas de la residencia vaticana y se colocarán sellos en la entrada del apartamento papal, y el Anillo del Pescador que lleva el Papa será destruido, según funcionarios del Vaticano.

Entonces, comenzará el proceso de transición para elegir a un nuevo pontífice, mientras que Benedicto XVI comenzará a ser llamado “Papa emérito”.

Benedicto promete obediencia a su sucesor

El Papa pasará las próximas semanas en Castel Gandolfo, antes de mudarse a un monasterio dentro del Vaticano, donde vivirá el resto de sus días.

Horas antes de viajar a la residencia de verano, Benedicto XVI se despidió de los cardenales, frente a los cuales prometió “obediencia incondicional” al nuevo pontífice.

“Continuaré sirviéndoles en oración, en particular en los próximos días”, dijo, mientras los cardenales se preparan para reunirse en un cónclave.

Según el reverendo Thomas Roscia, un total de 144 cardenales atendieron la reunión final con Benedicto XVI, incluyendo a la mayoría de los cardenales menores de 80 años y que tienen poder de voto en el cónclave, pues no acudieron los 115 elegibles, según Federico Lombardi, vocero del Vaticano.

Dos cardenales tienen problemas de salud, por lo que no se sabe si acudirán al cónclave, según Lombardi, aunque se pueden hacer arreglos para que puedan ejercer su voto.

El cardenal Gianfranco Ravasi, de Italia, considerado uno de los posibles sucesores, informó a través de Twitter que estará ausente por varios días.

Los cardenales no pueden comunicarse con el mundo exterior, lo que ahora incluye a Twitter, durante el cónclave, que se realizará en la Capilla Sixtina.

Otros cardenales, incluyendo a Peter Turkson de Gana, y Timothy Dolan de Nueva York, también tienen presencia en Twitter.

El Vaticano declinó decir si las Blackberry, iPhones y computadoras portátiles les serán retiradas a los cardenales cuando se encuentren en el cónclave. No hay acceso a internet dentro de Santa Marta, donde los cardenales estarán durante el cónclave, según Lombardi.

Benedicto XVI, que no estará involucrado en la elección, no será informado con anticipación sobre quien será su sucesor, según el Vaticano. El papa emérito se enterará quien lo sucederá al igual que el resto del mundo.

El cardenal Javier Lozano Barragán, de México, que cumplió 80 años el mes pasado y por lo tanto no puede ser electo, se reusó a comentar quien podría ser el nuevo Papa.

Sobre si los cardenales están hablando entre sí sobre el asunto, dijo a CNN. “Hay contactos, desde luego hay contactos. Pero de lo que habla la gente, ¿quién sabe?”.

“Como hay un dicho en Roma: Quien entra al cónclave como un posible Papa, sale como cardenal”.

Ahora ve