El sospechoso del ataque en el cine de Colorado podría alegar demencia

James Holmes podría declararse no culpable por motivos de salud mental, según documentos presentados por sus abogados
Solicitan documentos sobre el atacante de Colorado
Lateef Mungin
Autor: Lateef Mungin
CENTENNIAL, Colorado (Reuters) -

La salud mental de James Holmes, acusado por el tiroteo en el cine de Aurora, Colorado que dejó 12 muertos, podría ser tema central de su comparecencia ante un juez este martes.

En documentos presentados ante la corte, los abogados de Holmes han sugerido que podría declararse no culpable por motivos de demencia del ataque del pasado 20 de julio que también dejó 58 personas heridas.

Los fiscales no han dicho si buscarán la pena de muerte contra Holmes, pero una declaración de demencia haría esto más complicado, según David Beller, un abogado que no está conectado con el caso.

“Hay pocas razones para que no busquen la pena de muerte, la más importante sería debido a su salud mental”, según Beller. “La Corte Suprema y realmente la sociedad, han sido muy claros: No ejecutamos a personas que están mentalmente enfermas”.

Familiares de algunas de las víctimas no están felices. Jessica Watts, cuyo primo fue uno de los asesinados, dice que no cree que Holmes esté loco.

“Absolutamente no. Esto fue planeado con meses y meses de anticipación y se gastaron miles de dólares de su parte para llevar a cabo lo ocurrido esa horrible noche”, dijo.

Según agentes federales, Holmes comenzó a comprar armas en mayo de 2012, dos meses antes del ataque. Supuestamente adquirió un arsenal que incluía dos pistolas Glock, un rifle AR-15, una escopeta y 6,295 balas.

Además, las autoridades afirman que el exestudiante de medicina tiño de naranja su cabello y visitó el teatro donde ocurrió la masacre, donde tomó fotografías de los pasillos y las puertas, dos semanas antes del tiroteo.

Una defensa basada en locura se refiere a “una persona que está tan enferma o mal de su mente al momento de realizar el acto por el que se le acusa que es incapaz de distinguir lo correcto de lo incorrecto con respecto al acto por lo que no es responsable”.

Si Holmes se apega a ese argumento, puede pedir confidencialidad médica, y tendrá que entregar el nombre de algún doctor o psicólogo que pudo haberlo tratado, de acuerdo con la ley de Colorado.

“Si se declara no culpable por razones de demencia, será examinado por doctores del estado y cualquier comentario que hagan esos doctores será entregado a los fiscales por si desean usarlo después”, según Beller.

Este lunes, un juez falló que Holmes deberá de aceptar ser drogado por doctores que determinarán su condición si se declara demente.

A principios de este mes, los abogados de Holmes intentaron cambiar las leyes de Colorado al respecto. Los abogados pidieron al juez que declarara inconstitucional parte de las leyes.

Según los litigantes, el requerimiento de “cooperar” con los siquiatras es una violación del derecho del acusado contra autoincriminarse.

Holmes es acusado de 166 cargos que incluyen asesinato e intento de asesinato.

Antes del ataque realizado durante la premier de medianoche de Batman, el Caballero de la Noche Asciende, Holmes colocó explosivos trampa en su departamento, listos para detonar cuando llegara la policía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En una audiencia preliminar en enero pasado, la policía que respondió al ataque describió la escena que encontraron, y afirmaron que aprehendieron a Holmes, que vestía un chaleco antibalas, en el exterior del cine.

Durante la conclusión de la audiencia, el padre de una de las víctimas le gritó al acusado: “Púdrete en el infierno, Holmes”.

Ahora ve
Float, un prototipo de vehículo flotante, nos acerca al auto del futuro
No te pierdas
×