El gabinete de Obama demuestra el peso político creciente de los latinos

Thomas E. Pérez aspira a ser secretario de Trabajo, una decisión que la comunidad latina considera un paso en su integración en EU
Arpaio ofrece lugar para encarcelar indocumentados
Autor: Cindy Y. Rodríguez
(Reuters) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nominó este lunes a Thomas E. Pérez, subsecretario del Departamento de Justicia de origen dominicano, para ser el siguiente secretario del Departamento de Trabajo. Si lo aprueban, tomará el lugar de Hilda Solís, la primera latina que ha pertenecido al gabinete y quien renunció en enero.

Sus simpatizantes dicen que es un paso en la dirección correcta para la comunidad latina y esperan que se siente un precedente.

“Esta maniobra es significativa porque ha habido al menos uno [latino o latina] en el gabinete del presidente desde los tiempos de Ronald Reagan”, dijo Arturo Vargas, director ejecutivo de la Asociación de Funcionarios Latinos Electos o Designados de Estados Unidos (NALEO). “Lo que es más significativo aún es que no se trata de un mexicano-americano, un puertorriqueño o un cubano-americano, como ha sucedido en años anteriores.

En 2010, se calculaba que en Estados Unidos vivían 1.5 millones de hispanos de origen dominicano, es decir, el 3% de la población hispana de Estados Unidos.

Los padres de Pérez son inmigrantes de República Dominicana, que comparte la isla caribeña de La Española con Haití. Él fue el primer abogado de su familia. Este lunes, habló acerca de su crianza, tanto en inglés como español, durante el anuncio del lunes.

“Mis padres nos enseñaron a mí y a mis hermanos a trabajar duro, a compensar a nuestra comunidad y a asegurarnos de que la escalera de la oportunidad permanezca para los que vienen detrás de nosotros”, dijo Pérez. “A lo largo de mi carrera he aprendido que el progreso auténtico es posible si mantienes la mente abierta, escuchas a todas las partes y te concentras en los resultados. Espero llevar esas lecciones conmigo, si me confirman, en mi nuevo papel como secretario del departamento de Trabajo”.

Para Ydanis Rodríguez, dominicana y concejal en la ciudad de Nueva York, la nominación de Pérez es especialmente significativa.

“El ver progresar a un dominicano o a cualquier persona de color que sea nombrada para una posición importante, me da la esperanza de que algún día viviremos en un país en el que las personas de diferentes grupos étnicos estarán representados en los puestos más altos”, dijo Rodríguez en una entrevista. “A final de cuentas, lo más importante es asegurarse de tener a los líderes más talentosos, que entiendan las necesidades de las diferentes comunidades, alguien cuya trayectoria refleje que la prioridad son los derechos humanos”.

Como subsecretario de derechos civiles, Pérez investigó casos que estaban en el centro de la controversia, como la demanda civil en contra del sheriff Joe Arpaio y el condado de Maricopa, en la que se argumentan violaciones a los derechos civiles.

“En esencia, este es un caso de abuso de poder que involucra a un sheriff y a su oficina, quienes ignoraron la Constitución y las políticas sensatas de la policía, pusieron en riesgo la seguridad pública y no titubearon al tomar represalias contra los que consideraron sus críticos”, dijo Pérez en ese entonces.

El departamento de Justicia determinó que Arpaio presentaba un “patrón de discriminación generalizada en contra de los latinos y de represalias contra los individuos que criticaron” los actos de su departamento.

A principios de este año, el gabinete de Obama estuvo bajo escrutinio por la pérdida de la diversidad en cuanto a la presencia de mujeres, afroamericanos y latinos.

Vargas indicó que hay puestos vacantes en los departamentos de Comercio y Transporte y que espera ver que otro latino o latina se una a Pérez. 

“El sistema funciona si nuestro gobierno refleja a su pueblo; eso ocurrirá cuando los latinos participen totalmente”, dijo Vargas. “Eso no solo contempla postularse y ser electo para un puesto público, sino servir en un puesto de asignación”.

En 1988, Lauro Cavazos fue el primer latino que sirvió en un puesto del gabinete, como secretario de Educación. Empezó con el gobierno de Reagan y permaneció durante la presidencia de George H.W. Bush y hasta diciembre de 1990.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando Cavazos partió, no se designó a otro latino en el gabinete presidencial de Bush. El gobierno de Bill Clinton incluyó a tres latinos en el gabinete, más que en otra presidencia de la historia. Se trataba de Henry Cisneros (Vivienda y Desarrollo Urbano), Federico Peña (Transporte) y Bill Richardson (Energía), según la NALEO.

El gobierno de George W. Bush incluyó al primer secretario de Justicia latino, Alberto González. Entre otros de los latinos que sirvieron durante su presidencia están Mel Martínez (Vivienda y Desarrollo Urbano) y Carlos Gutiérrez (Comercio). También nominó a Linda Chávez para la secretaría del Trabajo en 2001, pero ella retiró su candidatura.

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×