La caída de un meteoro causa asombro a lo largo de la costa este de EU

Muchas personas reportaron el avistamiento de un fugaz rayo de luz que cruzó el cielo nocturno en varias entidades del este estadounidense
Lluvia de meteoritos en Rusia hiere a cientos
(Reuters) -

La bola de fuego que sobrevoló este viernes por la noche la costa este no supuso el fin de la civilización occidental tal y como la conocemos. Aunque puedes haber sucumbido ante la profecía que algunas redes social dejaron correr.

El cielo se iluminó a lo largo de toda la costa este de Estados Unidos. Los que la vieron la describen como "una raya delgada de color azul-verde-blanco", como explica Guy Chip, que conducía en el este de Maryland cuando él y su familia lo vieron.

"No duró más de ocho o nueve segundos, y luego desapareció", dijo Guy a un vocero del condado de Sussex, Delaware. "Francamente, no pensé demasiado en ello", asegura.

Pero se inquietó cuando lo vio publicado en la web de un medio de comunicación local. Desencadenó una respuesta rápida y abrumadora. Eso fue solo la punta del iceberg de lo que iba a ocurrir esa noche.

Por la noche de este viernes, cada pocos segundos aparecía un mensaje en Twitter de alguien que había visto el meteoro. Algunos de los mensajes procedían de las metrópolis de Nueva York y Washington.

"Dios mío, he visto un auténtico meteoro en el cielo de Brooklyn", escribió una persona en Twitter con el nombre de usuario Curious Sergey. "Ahora está en todos los informativos, pero pensé que eran una especie de fuegos artificiales", aseguró.

La Administración Federal de Aviación recibió llamadas que alertaban del paso del meteorito desde Virginia hasta Maine, dijo el vocero de la institución, Arlene Salac.

Pero ¿qué era en realidad lo que acababa de atravesar el cielo?

Michael Kucharek, un vocero de NORAD, dijo que su agencia había recibido varias alertas de avistamientos y confirmó que no era nada hecho por el hombre, como un avión o un satélite cayendo.

Puede ser un meteorito, que según define el Laboratorio de Propulsión Jet (JPL) de la NASA, son "fenómenos de luz" de un meteoro que en realidad se trata de un cometa o un asteroide que orbita alrededor del Sol y que "entra en la atmósfera de la Tierra y se evapora".

Estos meteoritos atraviesan a veces la atmósfera y llegan a la Tierra sin mayor consecuencia. Son diferentes de los denominados asteroides, a los que lo que JPL califica como "un cuerpo relativamente pequeño, inactivo y rocoso que orbita alrededor del Sol en los llamados cinturones de asteroides".

Cualquiera que haya visto una estrella fugaz puede atestiguar cómo estos objetos de otro mundo entran a veces en la atmósfera de la Tierra. Y algunos de ellos llegan a chocar con la Tierra, aunque tienden a ser pequeños o a estrellarse en zonas despobladas de la Tierra o a sumergirse en el océano.

Hay excepciones, como el asteroide masivo que muchos expertos creen que mató a los dinosaurios hace 65 millones de años.

Recientemente, un meteoro se estrelló sobre las estepas del suroeste de Rusia el 15 de febrero, una explosión que los científicos de la Universidad de Western Ontario, en Canadá, estiman que tenía la energía de cerca de 30 bombas nucleares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El impacto y los cristales rotos en numerosos edificios causaron cerca de 1,000 personas heridas, dijeron las autoridades.

Nadie ha confirmado que el haz de luz verdosa que atravesó el cielo este viernes realmente haya impactado en algún punto de la Tierra. Incluso si no fuera así, la mera posibilidad es suficiente para sentir escalofríos por la espina dorsal a algunos astrónomos.

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×