El debate sobre la legalización del matrimonio gay se replica en el mundo

Uruguay puede ser el próximo país en aprobar el enlace entre personas del mismo sexo, con la discusión abierta en EU y Francia, entre otros
El Papa, ¿a favor de las uniones de homosexuales?
Autor: Kyle Almond
(Reuters) -

Muchos países de todo el mundo están reevaluando sus leyes sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y parece que algunos están a punto de cambiarlas.

Los senadores de Uruguay aprobaron el martes una propuesta de ley sobre el matrimonio que los pone en camino de ser el duodécimo país del mundo en el que es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Esta semana, los senadores de Francia empezarán a estudiar una propuesta de ley con la que se legalizaría el matrimonio entre personas del mismo sexo y se permitiría que las parejas homosexuales adopten niños. La propuesta, que cuenta con el respaldo del presidente, François Hollande, ya fue aprobada en la Cámara Baja del Parlamento.

“Sería un gran avance para nuestro país en cuanto a la igualdad de derechos”, dijo Inter-LGBT, un grupo de defensa de derechos de los gays, lesbianas y transgénero. “La ley debe permitir que todas las parejas se unan como deseen y debe proteger a todas las familias, sin discriminarlas por su orientación sexual o identidad de género”.

Sin embargo, al igual que Estados Unidos, Francia está dividida en el asunto. En enero, cientos de miles de personas salieron a las calles de París para protestar contra el matrimonio entre personas del mismo sexo. La mayor parte de los franceses son católicos; la Iglesia católica se opone firmemente a la propuesta junto con los conservadores sociales y otros grupos religiosos.

“Personalmente, no estoy de acuerdo con el matrimonio gay ya que soy cristiano y creo lo que la Biblia dice acerca del matrimonio: que es una unión entre un hombre y una mujer, y que dura toda la vida”, dijo el iReporter de CNN, Oluwasegun Olowu-Davies, quien grabó un video de la marcha en París con su teléfono. “Si tu estilo de vida no te permite concebir, es por una razón”.

Del otro lado del Canal de la Mancha, también en Gran Bretaña se está considerando la legalización. En febrero, los legisladores de la Cámara de los Comunes aprobaron la segunda revisión de una propuesta con la que se legalizaría el matrimonio entre personas del mismo sexo en Inglaterra y Gales. (Escocia tiene su propia propuesta de ley en desarrollo mientras que Irlanda del Norte rechazó una medida similar en octubre).

Se necesitan más debates y más votaciones para que la propuesta pueda convertirse en ley, pero el amplio margen de la votación de febrero —400 contra 175— indica que podría tener el apoyo necesario para que se apruebe. El primer ministro, David Cameron, también está a favor de la propuesta a pesar de la oposición de su propio partido.

“Soy un gran partidario del matrimonio”, dijo Cameron en la Cámara de los Comunes. “Quiero promover el matrimonio, defender el matrimonio y alentar el matrimonio”.

“Lo maravilloso de la votación (de febrero) es que ahora dos personas gay que se aman podrán casarse, y creo que ese es un avance importante. Pienso que deberíamos fomentar el matrimonio en vez de buscar otra forma de debilitarlo”.

Nueva Zelandia, una antigua colonia británica, podría legalizarlo este mes. Después de que una propuesta de ley sobreviviera a dos votaciones en el Parlamento —la más reciente fue en marzo y se aprobó por 77 votos contra 44— se espera que la tercera y última votación sea una simple formalidad.

Sin embargo, el público podría estar más dividido que los legisladores. Según una encuesta que llevó a cabo el mes pasado el principal diario del país, el New Zealand Herald, la oposición contra el matrimonio entre personas del mismo sexo ha aumentado al 48%. Ese sentir está muy cercano al de la vecina Australia, en donde los legisladores votaron abrumadoramente en contra de una propuesta de legalización en septiembre.

En Uruguay, la propuesta que se aprobó el martes por un margen de 23 votos a 8 se pondrá nuevamente a consideración de los legisladores en la Cámara Baja del Parlamento. Esa cámara aprobó una versión diferente de la propuesta en diciembre.

En 2009, Uruguay se volvió el primer país latinoamericano que permite que las parejas homosexuales adopten niños. También fue uno de los primeros países latinoamericanos en los que se permitieron las uniones civiles. El matrimonio entre personas del mismo sexo cuenta con el respaldo del presidente José Mujica y, según una encuesta, la mayor parte de la población.

Sin embargo, Argentina es el único país de América Latina en el que se ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo, al hacerlo en 2010. Al igual que Estados Unidos, sólo en algunos estados de Brasil y México está permitido.

De los 11 países en los que el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal, ocho están en Europa. Holanda fue el primero en aprobarlo en 2001 y más tarde lo siguieron Bélgica, España, Noruega, Suecia, Islandia, Portugal y Dinamarca. Argentina, Canadá y Sudáfrica son los tres países no europeos del grupo.

El matrimonio entre personas del mismo sexo no es legal en ningún país asiático, aunque tal vez eso cambie pronto. El año pasado, una pareja homosexual budista se casó en Taiwán, en donde la propuesta de legalización está pendiente de aprobación desde 2003. En Taipei se celebra el desfile del orgullo gay más grande de Asia, de acuerdo con los organizadores.

La Suprema Corte de Nepal falló a favor de la legalización en 2008, pero esos derechos no han entrado en vigor ya que la nueva Constitución del país ha estado atrapada en el limbo desde hace años.

El ministro de Justicia de Vietnam dijo en julio que consideraría incluir una disposición sobre los derechos al matrimonio de las personas del mismo sexo en una enmienda a las leyes que rigen el matrimonio en el país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Es hora de que veamos la realidad”, dijo el ministro Ha Hung Cuong en un debate en línea que se llevó a cabo en ese entonces. “La cantidad de homosexuales ha aumentado a cientos de miles. No es una cifra pequeña… Podrían poseer propiedades. Desde luego, tenemos que manejar estos temas legalmente”.

Alexis Lai, Catherine E. Shoichet, Laura Smith-Spark y Saskya Vandoorne, de CNN, colaboraron con este reportaje.

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa afirma que Zimbabwe vivirá “una nueva democracia”
No te pierdas
×