Un juez egipcio deja el caso de Hosni Mubarak y aplaza el juicio

El jurista asegura que sufre de un problema de salud en los ojos y que esa condición imposibilita su participación en el caso
¿Cuál es el estado de salud de Mubarak?
Ben Brumfield y Salma Abdelaziz
Autor: Ben Brumfield y Salma Abdelaziz
(Reuters) -

El juicio del depuesto presidente egipcio Hosni Mubarak fue pospuesto este sábado, luego de que el juez que llevaba el caso desistió en continuar el proceso contra el exmandatario por la muerte de cientos de manifestantes y emitió el caso a la Corte de Apelación.

El juez abandonó la sala y otros funcionarios judiciales salieron tras él.

La televisión estatal egipcia dio el anuncio en vivo. Una multitud de personas que asistieron al juicio comenzaron a gritar furiosos, la policía se interpuso entre ellos y el estrado del juez.

Mubarak, quien había llegado en una camilla a la Academia Nacional de Policía en El Cairo durante el primer día de su nuevo juicio, abordó de nuevo un helicóptero que lo trasladó a un hospital.

El juez Mustafa Hassan Abdullah dejó el caso a causa de un problema médico, dijo a CNN el abogado de Mubarak, Farid El Deeb.

Abdullah "presentó un informe médico a la cabeza del Tribunal de El Cairo indicando que tiene problemas de salud en sus ojos", aseguró El Deeb. La ley egipcia requiere que un juez se excuse públicamente.

El expresidente enfrenta cargos relacionados con el asesinato de manifestantes pacíficos durante el levantamiento de la Primavera Árabe que condujo a su derrocamiento en febrero de 2011.

El apoyo y la condena

Decenas de familiares de los fallecidos en las manifestaciones de Egipto se reunieron fuera de la Corte, informó la televisora estatal Nile TV. A ellos se sumaron cientos de partidarios de Mubarak y activistas con pancartas de apoyo.

Magdi Fouda, el principal organizador de la protesta pro-Mubarak, es un miembro de un grupo llamado "Lo sentimos, señor Presidente". A ella se unió un segundo grupo llamado "Los hijos de Mubarak". "Estamos seguros de que Mubarak será declarado inocente", dijeron.

Las fuerzas de seguridad del Estado formaron una barrera entre los manifestantes opositores.

Las emociones fueron muchas en el primer juicio de Mubarak en 2012, dando lugar a enfrentamientos entre los dos bandos dentro y fuera de la sala.

Dos hijos de Mubarak, seis de sus asesores de seguridad y su exministro del Interior, Habib al-Adly, estuvieron con él durante la comparecencia, dijo el Servicio de Información de Egipto.

Además de los presuntos asesinatos, el expresidente y sus colaboradores se enfrentan a cargos de corrupción financiera y abuso de poder.

Mubarak y al-Adly fueron declarados culpables en el juicio original y condenados a cadena perpetua, pero entraron en un recurso de apelación que el tribunal aceptó, lo que dio lugar a la reapertura del proceso.

Los fiscales han añadido un cargo adicional de que la corrupción no era parte de la prueba original. Mubarak está acusado de vender gas natural a los países vecinos, como Israel, por precios inferiores al valor original.

Essam El-Erian, un alto asesor del presidente egipcio, Mohamed Morsi, dijo en enero que el gobierno esperaba un segundo juicio.

"Dios quiso que el nuevo juicio se llevaría a cabo bajo el gobierno de Morsi, con nuevas pruebas y nuevos acusados", dijo El-Erian.

Mubarak, de 85 años, ha sufrido una serie de problemas físicos desde que fue expulsado de su cargo en febrero de 2011, tras semanas de protestas de los egipcios que exigía más libertad y reformas a las leyes.

En diciembre, Mubarak fue trasladado a un hospital militar tras sufrir una lesión en la cabeza y una herida en el pecho cuando se resbaló en el baño del hospital de la prisión, informaron los medios locales.

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×