Maduro juramentará como presidente de Venezuela en medio de la división

El presidente electo de Venezuela llega al día de su investidura con la mitad de los venezolanos que votaron en contra de su candidatura
Venezuela entre 'cacerolazos' y fuegos artificiales
| Otra fuente: CNNMéxico

Nicolás Maduro llega al día de su investidura presidencial con una situación de división social que se suma a los problemas económicos y de seguridad.

El acto de juramentación se dará en la mañana de este viernes en la Asamblea Nacional a la que están invitados jefes de Estado de varios países del mundo, pero al que los legisladores de la oposición han anunciado que no asistirán en rechazo a la negativa de un recuento de votos.

Mientras que el fallecido Hugo Chávez había ganado la elección de octubre con un 54% de los votos, frente a 44% que votó por Henrique Capriles, y el chavismo había ganado las elecciones regionales con amplia mayoría, en la elección de este 14 de abril Maduro se quedó a una diferencia de 1.77% contra el mismo candidato opositor.

"Me quiero juramentar frente a un pueblo", dijo Maduro este jueves al destacar que al acto asistirán delegaciones de "muchos países" de América Latina y del Caribe y de otras partes del mundo, todos "hermanos amigos de Venezuela", según un reporte de la agencia EFE.

Hasta ahora los mandatarios Evo Morales (Bolivia), Daniel Ortega (Nicaragua), Cristina Fernández (Argentina), Dilma Rousseff (Brasil) y Mahmud Ahmadineyad (Irán) están entre quienes han confirmado la asistencia a la investidura presidencial de Maduro.

Los países que habían sido aliados de Venezuela durante el mandato de Hugo Chávez reconocieron el triunfo de Maduro en los días pasados. Entre ellos, están Cuba, Bolivia, Ecuador, Argentina, Irán, China y Rusia.

Como lo venía adelantando esta semana, Maduro convocó este jueves a una "gran movilización" popular por las calles de Caracas para su juramentación, un acto que concluirá con un desfile militar y en la que estará acompañado por varias delegaciones internacionales, según EFE.

"He llamado al pueblo para el día de mañana a una gran movilización. Yo quiero juramentarme mañana. Voy a Lima, Perú, y vuelvo", dijo Maduro antes de salir para la reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Perú.

Ante los enfrentamientos violentos que han ocurrido entre simpatizantes y opositores del gobierno venezolano desde la elección del domingo, que han dejado hasta ahora ocho personas fallecidas, Maduro advirtió que habrá estricta vigilancia de seguridad

"Espero que el fascismo no vaya a agredir a las delegaciones internacionales", advirtió al dirigirse a la oposición, y dijo que "aquel que agreda a una delegación internacional va a ser capturado de manera inmediata".

Hasta el momento, Capriles no ha dicho si va a convocar a sus seguidores a alguna protesta por el acto de investidura que considera "ilegitimo".

Maduro ganó las elecciones presidenciales del pasado domingo, una votación extraordinaria tras la muerte de Hugo Chávez, con una diferencia de 1.77% de los votos respecto a Henrique Capriles, una diferencia de unos 272,000 votos, según el Consejo Nacional Electoral.

Capriles, quien también es gobernador del estado Miranda, exige un recuento total de los votos el cual, en primera instancia, fue también convocado por Maduro pero que después tanto el CNE como el Tribunal Supremo han dicho que no es posible conforme a las leyes venezolanas.

En tanto, el nuevo gobierno enfrenta uno de los niveles de inflación más altos de América Latina, un índice de inseguridad creciente, problemas como la escasez de alimentos, y un panorama de polarización social.

EU aplaza reconocimiento

Aunque Estados Unidos ya había dicho que por el momento no reconocería el gobierno de Maduro, solicitando un recuento de votos para que haya “legitimidad”, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo que tampoco se puede “cerrar las puertas” al nuevo gobierno.

"Mi esperanza es que nadie cierre automáticamente las puertas para comenzar (de nuevo con) este nuevo gobierno, pase lo que pase en los próximos días", dijo Kerry en una audiencia de la Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

"Pero nuestra posición es que esa auditoría debe ser un importante primer ingrediente para proporcionar confianza para toda la comunidad de naciones a las que les importa que se haya llegado de forma justa a este resultado", agregó.

El recuento también permitiría "al pueblo de Venezuela tener confianza de que van a tener legitimidad, después de una elección tan dividida que es tan importante".

El gobierno estadounidense aún no ha decidido si enviará una delegación a la toma de posesión de Maduro este viernes, según fuentes consultadas por EFE, aunque Kerry se mostró el miércoles "dubitativo" respecto a esa posibilidad.

Las declaraciones de Kerry provocaron este miércoles el rechazo de Maduro, que condenó el "obsceno intervencionismo" del gobierno norteamericano.

México y España reconocen a Maduro

Al día siguiente de la elección presidencial en Venezuela, el gobierno de México emitió una nota de felicitación para Nicolás Maduro a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, sin embargo el presidente Enrique Peña Nieto no asistirá a la juramentación.

“El Gobierno de México expresa sus más sinceras felicitaciones al presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, por su victoria en las elecciones del pasado domingo”, dice la nota de la SRE que destacaba una “jornada electoral con amplia participación del pueblo venezolano y en un reconocido ambiente de paz”.

En representación del país asistirá el embajador Juan Manuel Gómez Robledo, quien es subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, señaló la Cancillería a CNNMéxico.

Tras la elección, España reconoció con cautela la victoria de Maduro, lo que incluso provocó el reclamo del gobierno venezolano, pero este martes el Ministerio de Asuntos Exteriores de España también presentó un comunicado de reconocimiento a Maduro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Cumplidos los trámites constitucionales y legales internos, el gobierno de España respeta la proclamación por parte del Consejo Nacional Electoral de Nicolás Maduro como presidente electo de la República Bolivariana de Venezuela”, dice la nota que invita a los “actores políticos” a que “actúen con responsabilidad y respeto a las instituciones”.

Contrario a la costumbre de que el príncipe Felipe represente a España en las investiduras de mandatarios iberoamericanos, el gobierno español designó al presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, para que encabece la delegación que asistirá en Caracas.

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×