La justicia salvadoreña rechaza la solicitud de aborto a una mujer enferma

La joven de 22 años, que padece lupus y cuyo feto no tiene cerebro, solicitó abortar debido al riesgo que implica para su salud
Un caso de aborto causa polémica en El Salvador
/
SAN SALVADOR (Reuters) -

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador rechazó la solicitud de aborto de una joven que padece varias enfermedades que ponen en riesgo su vida si da a luz, y ordenó continuar con el embarazo, informó  la dependencia.

"Este tribunal sostiene que los derechos de la madre no pueden privilegiarse sobre los del nasciturus (el que ha de nacer) ni viceversa”, destaca la sentencia dictada este miércoles.

La Corte Suprema detalló que hay un “impedimento absoluto” para practicar un aborto en El Salvador.

Sin embargo, la tarde de este jueves, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) emitió una resolución a favor de que las autoridades salvadoreñas permitan el aborto terapéutico a Beatriz, decisión que ya fue notificada al Estado salvadoreño, reportó la agencia EFE.

La decisión de la CorteIDH deja sin efecto la resolución de la Sala Constitucional del Supremo de El Salvador, que este miércoles decidió prohibir el aborto.

La CorteIDH pidió a los jueces emitir medidas provisionales para que el gobierno adopte "de manera inmediata las medidas necesarias para proteger la vida, integridad personal y salud" de la mujer, dijo un vocero del organismo a EFE.

Los jueces acogieron la solicitud por tratarse de un caso urgente y para evitar "daños irreparables a las personas", según lo establece la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

El Salvador tendrá hasta el 7 de junio para presentar a la Corte Interamericana un primer informe sobre el cumplimiento de las medidas provisionales. Esta es la primera vez que la Corte IDH se pronuncia sobre un caso relacionado con el aborto, de acuerdo con EFE.

Beatriz, nombre ficticio, es una mujer de 22 años que el 11 de abril solicitó interrumpir su embarazo porque padece lupus y una enfermedad renal. Su bebé es anencefálico, lo que significa que no tiene cerebro.

La mujer solicitó el aborto para que los médicos pudieran concentrase en salvarle la vida a ella, pero los profesionales temen ser procesados.

El máximo tribunal también ordenó a los médicos seguir monitoreando el estado de salud de la mujer y atender las “futuras complicaciones” que presente.

La solicitud de Beatriz reavivó el debate del aborto en El Salvador, donde es penalizado en todas sus formas desde 1998.

Grupos en contra del aborto aseguran que Beatriz es usada por promotores del derecho al aborto para modificar la legislación.

Esther Major, de Amnistía Internacional, dijo en el 23 de mayo que estaban “furiosos” porque la justicia salvadoreña estaba eligiendo no proteger y defender la vida y salud de Beatriz, quien tiene otro hijo de un año.

El Salvador es uno de los cinco países de Latinoamérica, junto a Nicaragua, Honduras, República Dominicana y Chile, que prohíben el aborto de manera absoluta.

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×