Trabajadores griegos protestan en Atenas contra el cierre de la TV estatal

Los sindicatos del país convocaron a un paro de labores general luego de que el Estado suspendió los servicios de radio y televisión de ERT
grecia_protesta_ert  grecia_protesta_ert
Elinda Labropoulou y Laura Smith-Spark
Autor: Elinda Labropoulou y Laura Smith-Spark
ATENAS, Grecia (Reuters) -

Trabajadores griegos se manifiestan este jueves en el centro de Atenas, luego de que los sindicatos convocaron a una huelga general por la repentina decisión del gobierno de suspender las actividades de la emisora estatal. 

Miles de personas protestaron este miércoles frente a la sede de ERT, cuyos servicios de radio y televisión fueron suspendidos durante la noche de este martes.

Funcionarios del gobierno defienden que la medida, consecuencia de un recorte al presupuesto, es necesaria en un momento en el que país intenta controlar la deuda, el desempleo y la recesión.

La huelga ha afectado al transporte público en la capital del país y probablemente interrumpirá vuelos esta tarde, cuando los controladores de tráfico aéreo hagan un paro de dos horas. 

El cierre de ERT genera miedo entre los griegos por la posibilidad de que sigan recortes en otros sectores públicos. Al interior de la emisora, algunos periodistas aún transmiten vía internet, pero el ánimo es triste.

"Estamos en un estado de shock. Esta noticia es abrumadora", dijo Rena Dimitriou, del buró extranjero, a CNN. "Nos sentimos insultados por el gobierno, por nuestro primer ministro".

"Nos sentimos enojados y sentimos que estamos siendo aterrorizados por nuestro gobierno... en lo personal me siento perdida, pero en un caso que no está perdido. He trabajado aquí durante 21 años y ahora siento como si mi vida llegó a su fin. Significa un nuevo comienzo, pero no sé cómo será posible", agregó.

"También me siento avergonzada. Una profunda consternación. Ahora miles de personas no saben qué sigue. Y todo es de un día para otro". 

Dimitriou también está preocupada por el efecto para los desplazamientos griegos y aquellos que viven en la frontera, "quienes han perdido conexión con su madre patria" y deben trabajar para empresas de medios privadas.

"Sin prospectos"

En la redacción, los periodistas que normalmente trabajan para transmitir usan sus manos para barrer, limpiar y asegurarse de que no se destruya la propiedad pública, dicen.

Zeta Kontaxim quien ha trabajado para ERT desde hace 19 años, dijo que no esperaba esto, y teme por el futuro.

"Estar aquí desde hace 19 años es parte de mi existencia y de repente se detiene durante la noche", dijo. "Ya teníamos un recorte salarial del 38% desde 2010, así que he utilizado todos mis ahorros y ahora me encuentro en una situación sin dinero, sin trabajo y sin prospectos de empleo, con una cifra de desempleo en Grecia del 27%".

Este martes, la Agencia de Estadísticas de Grecia informó que durante el primer trimestre de 2013, la tasa de desempleo en el país llegó a 27.4%, del 26% registrado en el último trimestre de 2012 y 22.6% un año antes.

Mientras, el número de manifestantes afuera de ERT aumenta.

Entre ellos estaba Giorgos Louvrikos, un estudiante de Derecho que tiene 21 años y proviene de Patras.

"Lo que el gobierno ha hecho no es mejor a lo que (el primer ministro Recep Tayyip) Erdogan está haciendo en Turquía. Oprimir las voces de la gente", dijo, en referencia a los disturbios por las protestas en Estambul y otras partes del país.

El primer ministro, Antonis Samaras, describió a ERT este miércoles como "un símbolo del desperdicio y la falta de transparencia" que necesitaba un cambio.

Pero la Confederación General de Trabajadores Griegos y la Confederación Civil de Servidores Públicos expresaron su oposición a la medida y llamaron a la acción durante este jueves.

No hay lugar para 'vacas sagradas'

El portavoz del Gobierno, Simon Kedikoglou, citó la corrupción crónica y la mala gestión de los fondos como razones por las cuales se llevó a cabo el cierre, al menos temporal. 

"En momentos en que el pueblo griego resiste sacrificios, no hay lugar para la demora, la vacilación o la tolerancia de las vacas sagradas", dijo Kedikoglou en un anuncio transmitido por la emisora. 

La decisión, según ERT, significa que unos 2,656 empleados perderán su trabajo.

Para cumplir sus compromisos con sus acreedores (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional), el gobierno griego debe despedir a 2,000 empleados públicos para finales de año y a 15,000 a fines de 2014.

Kedikoglou indicó que abrirán una nueva cadena de televisión y radio con menos personal. Los empleados actuales podrán solicitar nuevos puestos.

Aún no se sabe cuándo establecerán la nueva emisora, pero un vocero del gobierno dijo que estará operando antes de que termine el verano.

La Secretaría General de Información y Comunicación informó que la nueva emisora estatal se llamará Organización de la Televisión Estatal Moderna.

Periodistas consternados

La Comisión Europea expuso este miércoles que no había solicitado el cierre de la ERT, pero que "no cuestiona el mandato del gobierno griego para manejar el sector público".

Y añadió que "la Comisión apoya el rol de la emisora pública como una parte integral de la democracia europea.

Reporteros sin Fronteras expresó su consternación por lo que calificó como una decisión "extraña".

"Grecia ha caído casi 50 puntos en el índice de libertad de expresión de Reporteros sin Fronteras en los últimos años, un récord en un periodo tan corto para un estado miembro de la Unión Europea", señaló la organización.

"Las razones incluyen la violencia contra los periodistas que cubren las manifestaciones contra la austeridad, lo cual ocurre en completa impunidad, y las amenazas en contra de periodistas y otros profesionales de noticias por parte de los neonazis del partido Amanecer Dorado.

"En este contexto, el cierre de las estaciones de televisión de la ERT ha sido un golpe devastador para el pluralismo y la libertad de información en Grecia".

Los legisladores griegos acordaron en abril recortar miles de trabajos del gobierno para asegurar otros 8,800 millones de euros (11,500 millones de dólares) de ayuda extranjera.

La periodista Elinda Labropoulou reportó desde Atenas y Laura Smith-Spark escribió en Londres. Laura Perez Maestro y Christie Theodorou, así como la periodista Nathalie Savaricas contribuyeron con este reporte

Ahora ve
Aston Martin quiere llevar el lujo de sus autos al sector inmobiliario
No te pierdas
×