Una valla en Nogales, el 'hogar' por unos minutos de familias inmigrantes

Jóvenes 'dreamers' recaudaron fondos para pagar el viaje de sus padres hasta la reja fronteriza en Nogales tras años sin verlos
Madres e hijos se reúnen a través de una barda
| Otra fuente: CNNMéxico

Tras años sin verse, familias de inmigrantes se vieron esta semana a través de una valla en la frontera de Nogales, entre México y Estados Unidos.  

Evelyn Rivera, Carlos Padilla y Renata Teodoro viajaron desde distintas ciudades de EU para reencontrarse con sus madres, a quienes no veían desde hace seis años. La reunión se logró gracias a la Operación Mariposa, que recaudó fondos para que sus madres pudieran viajar a la frontera. La iniciativa fue idea de la organización civil United We Dream, que representa las demandas de los jóvenes estudiantes que buscan regular su situación en EU.

"Vamos a la frontera de México y Arizona, un lugar al que nunca pensé que iba a ir en mi vida porque vengo de Florida para ir a ver a mi mamá por la primera vez en más de seis años", dijo Evelyn Rivera. Su madre fue deportada a Colombia hace seis años, tras ser detenida por un agente por saltarse un alto.

Gorte Teodoro, madre de Renata Teodora, se entregó a las autoridades luego de que otro de sus hijos fuera detenido. Tras vivir 15 años en Boston, fue deportada. Seis años más tarde, tras tomar tres aviones volvió a ver a su hija. “¿Por qué? ¿Quiero saber por qué? Sólo deseo estar con mis hijos. Yo viví en Estados Unidos por 15 años. ¿Por qué deportarme? Yo limpiaba casas”, dijo Gorte Teodoro.

Carlos Padilla, un dreamer de Seattle, también pudo ver a su madre. Esta regresó hace años a México para cuidar a familiares enfermos. Ya no volvió.

Estos tres jóvenes cuentan con la protección del Plan de Acción Diferida, que les permite viajar a la frontera sin ser deportados, sin embargo, no pueden cruzarla. Por ello, una valla atestigua la comunicación, los abrazos y los regalos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Evelyn, Carlos y Renata son tres de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que esperan la aprobación de la reforma inmigratoria. Esta propone fortalecer la seguridad fronteriza, incrementar el número de residencias permanentes para trabajadores altamente cualificados y establecer un nuevo programa de visas para trabajadores temporales, como los dedicados a la agricultura.

Mientras se debate el proyecto en Washington, los dreamers presionan al Congreso para la aprobación de una ley que respete a sus familias, cree una vía real a la ciudadanía y asegure la reunión de las familias separadas.

Ahora ve
CNDH concluye que hubo “graves violaciones a los derechos humanos” en Nochixtlán
No te pierdas
×