Cientos de personas exigen protección para Snowden en Hong Kong

Habitantes del territorio chino demandaron protección para el excontratista de la NSA que reveló un programa de espionaje de Estados Unidos
Assange pide a Snowden asilarse en Latinoamérica
/
HONG KONG (Reuters) -

Cientos de personas participaron este sábado en una marcha en Hong Kong para pedir la protección de Edward Snowden, el estadounidense que reveló un programa secreto de vigilancia masiva y que permanece oculto en el territorio chino.

Según los organizadores de esta marcha varios grupos políticos y sociales— unas 900 personas recorrieron el centro de la ciudad hasta las puertas del consulado de Estados Unidos para mostrar su apoyo a la decisión de Snowden de revelar la existencia del programa de espionaje de la administración de Barack Obama.

Los manifestantes portaban pancartas en las que podían leerse mensajes como "Protección para Snowden", "Obama culpable", "No al espionaje de Estados Unidos" o "La culpa es del gobierno estadounidense. Respeto a los derechos humanos. Apoyamos a Snowden".

"Mostramos nuestro apoyo a Snowden por sacrificar su libertad personal por nosotros", dijo el diputado hongkonés Albert Ho al comienzo de la protesta.

Según Ho, Snowden debería contar con el respaldo de Hong Kong hasta que encuentre otro lugar más seguro donde quedarse.

"Exigimos una explicación del presidente de Estados Unidos sobre su programa de vigilancia en otros países, exigimos una disculpa y que el gobierno de Hong Kong nos proteja y defienda el imperio de la ley", añadió.

De un exespía para Snowden: ""Se metió en un mundo de dolor"

La marcha, que tuvo lugar bajo una lluvia constante, hizo una parada frente al consulado de EU en Hong Kong, donde el congresista Leung Kwok-hung, del partido Prodemocrático, entregó a un funcionario de la misión diplomática una carta abierta dirigida a Obama.

La convocatoria, promovida a través de las redes sociales locales, contó con la presencia de numerosos estadounidenses residentes en la excolonia británica.

"Estamos aquí para agradecer el sacrificio que Snowden ha hecho para darnos a conocer la verdad", argumentó Matías Weynmer, un informático norteamericano que vive en Hong Kong.

"No podemos consentir que los gobiernos nos controlen y nos vigilen como si todos fuésemos espías o delincuentes, da miedo pensar que debemos protegernos de nuestros gobernantes", añadió Alice Brown, una neoyorquina residente en la antigua colonia británica.

La marcha tiene lugar dos días después de que Edward Snowden revelara al periódico de la ciudad South China Morning Post que Estados Unidos espía desde hace años computadoras de China.

Hasta el momento, el gobierno chino ha mantenido silencio sobre el caso, que ha estallado pocos días después de la primera reunión de Obama y Xi Jinping como respectivos presidentes de sus países, en la que la ciberseguridad ocupó un papel protagonista.

China, a la que Estados Unidos ha acusado en reiteradas ocasiones de ataques cibernéticos, se ha limitado hasta el momento a insistir en que es una de las "principales víctimas" y ha anunciado la creación de una oficina dedicada a los aspectos diplomáticos de la ciberseguridad.

El país norteamericano confirmó que Snowden es objeto de una investigación, aunque no ha precisado si reclamará su extradición.

Mientras, se desconoce el paradero específico de Snowden. Supuestamente sigue en Hong Kong, a donde llegó el pasado 20 de mayo tras abandonar su casa en Hawai y semanas antes de declararse como autor de la filtración pública del programa de registro telefónico secreto de los ciudadanos estadounidenses.

Snowden explicó a un periódico de Hong Kong su intención de permanecer en la ciudad para luchar contra posibles intentos de su gobierno de exigir su extradición a Estados Unidos.

"He tenido muchas oportunidades de huir de Hong Kong, pero prefiero quedarme y luchar contra el gobierno de Estados Unidos en los tribunales porque tengo fe en la ley en Hong Kong, no tengo ninguna razón para dudar de vuestro sistema", recogió la publicación.

"La gente que piensa que he cometido un error al elegir Hong Kong malinterpreta mis intenciones. No estoy aquí para esconderme de la justicia. Estoy aquí para revelar criminalidad", explicó.

Una encuesta del South China Morning Post indica que uno de cada dos residentes de Hong Kong opina que no se debe entregar a Snowden a Estados Unidos aunque este país solicite la extradición del exanalista.

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×