El Senado de EU avala una propuesta para reforzar la seguridad fronteriza

La enmienda a la reforma inmigratoria plantea duplicar el número de agentes de la patrulla fronteriza y completar un muro entre EU y México
Senado de EU avala reforzar la seguridad fronteriza
Alan Silverleib
Autor: Alan Silverleib | Otra fuente: CNN
WASHINGTON (Reuters) -

El Senado de Estados Unidos respaldó este lunes una propuesta bipartidista para fortalecer la seguridad fronteriza, dando un impulso a las perspectivas de aprobación de una reforma inmigratoria integral.

Los partidarios de la enmienda cosecharon el respaldo necesario en el recuento de procedimiento, y un poco más —67 votos a favor y 27 en contra—, para seguir adelante con el proceso legislativo. Algunos senadores no votaron, por un retraso en sus vuelos.

La enmienda plantea duplicar el número de agentes de la patrulla fronteriza que vigilan la frontera con México, y completar un muro de 1,120 kilómetros de valla fronteriza, entre otras medidas, antes de que los inmigrantes indocumentados obtengan permisos de residencia.           

La enmienda, negociada por un grupo de senadores demócratas y republicanos conocido como el Grupo de los 8, también pide el presupuesto de 3,200 millones de dólares en tecnología para mejorar la seguridad en la frontera.

Los republicanos John Hoeven y Bob Corker presentaron la propuesta de enmienda el 20 de junio, afirmando que la medida incorpora propuestas de los otros senadores para tratar de arreglar un sistema de inmigración que está roto.

Se espera que con la enmienda, el proyecto integral de reforma inmigratoria cuente con más apoyo republicano en lo que resta del proceso legislativo.

No obstante, los críticos más acérrimos del plan del Grupo de los Ocho siguen mostrándose escépticos.

El senador republicano Jeff Sessions, de Alabama, dijo la semana pasada que aceptar el compromiso significa “que habrá amnistía” y argumentó que la enmienda Hoeven-Corker se diseñó cuando se dieron a conocer los defectos de la propuesta original.

El senador republicano de Texas, John Cornyn, anunció este lunes que se opondría a las reformas Hoeven-Corker y declaró que “no (podía) apoyar una enmienda que se creó en el último minuto y con la que se duplica la cantidad de elementos de la patrulla fronteriza sin saber cuánto costará o si es la estrategia correcta”.

“Desafortunadamente, esta medida sigue omitiendo un detonante real o una medida objetiva para constatar que la estrategia propuesta está funcionando”, agregó. “En esta época en la que el gobierno federal tiene un enorme déficit de confianza, no necesitamos más promesas del gobierno, necesitamos resultados tangibles”.

La semana pasada, el Senado rechazó una medida que Cornyn redactó y con la que se habría requerido un estándar de seguridad fronteriza mucho más estricto. Los demócratas advirtieron que su propuesta era una “píldora de veneno” que habría garantizado el fracaso de toda la propuesta.

El senador de Florida, Marco Rubio, el republicano más prominente del Grupo de los Ocho, dijo a Dana Bash, de CNN, que entiende “por qué los conservadores están tan molestos”.

“Han visto todas estas promesas sin cumplir”, dijo Rubio. Sin embargo, el status quo de la inmigración está “lesionando a Estados Unidos”, agregó. “Si no se aprueba nada, este desastre que tenemos seguirá existiendo”.

Los líderes del Senado están en camino de realizar una votación final sobre el proyecto de ley de reforma inmigratoria, antes del receso del 4 de julio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si se aprueba, el proyecto de ley crearía un camino hacia la ciudadanía para unos 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Ted Barrett, Dana Bash y Deirdre Walsh, de CNN, colaboraron con este reportaje.

Ahora ve
Así es el nuevo Galaxy Note 8 de Samsung
No te pierdas
×