China evacúa a los damnificados por sismo ante pronóstico de más lluvias

Las lluvias intensas podrían afectar durante los próximos días el noroeste del país, lo que complicaría las tareas de rescate
Un sismo devasta el noroeste de China
(Reuters) -

Equipos de rescate continúan este martes las tareas de atención y traslado de damnificados del área afectada por un sismo de magnitud 5.9 que causó al menos 94 muertos en la provincia noroccidental china de Gansu, ante la amenaza de fuertes lluvias que podrían empeorar la situación.

Los esfuerzos se centraron en la evacuación hacia asentamientos seguros de 226,700 personas afectadas por el sismo, según las autoridades locales.

Según datos preliminares, el sismo derrumbó unas 52,000 casas y dañó otras  240,000 en su estructura, un peligro potencial para los habitantes de la zona ante las previsiones de lluvias en los dos próximos días.

La región afectada, rural y muy montañosa, ya había sufrido severas inundaciones en las últimas semanas que podrían provocar corrimientos de tierras que serían letales para una población ya afectada por el terremoto.

Las autoridades locales anunciaron este martes la muerte de cinco personas más a causa del sismo, cuyos efectos se notaron en mayor medida en las comarcas de Minxian y Zhangxian, por lo que el número de fallecidos se sitúa en 94 y los heridos ya superan el millar, a falta de contabilizar una persona más que sigue desaparecida.

Según apuntaron varios afectados, las víctimas eran mayoritariamente ancianos y niños que no pudieron escapar de sus hogares cuando se derrumbaron.

Zhu Xueqiao, una mujer que vive en el pueblo de Majiagou, perdió a tres de sus nietos, que dormían cuando ocurrió el sismo, a las 07:45 horas (local) de este lunes.

"Los adultos de la familia estábamos en el patio y no pudimos salvarlos", relató la mujer al China Daily.

El epicentro del sismo se localizó cerca de la ciudad de Dingxi, con casi 2.7 millones de habitantes, a unos 170 kilómetros al este de la capital de la provincia, Lanzhou, y a 20 kilómetros de profundidad.

Sin embargo, la mayoría de las muertes se produjeron en comarcas rurales situadas al sur de la localidad, donde las construcciones son menos resistentes.

Según el director de la Oficina Sismológica de Gansu, Wang Lanmin, la mayoría de las casas que han quedado destruidas eran de adobe, por lo que "no podían resistir un terremoto de estas características".

Uno de los habitantes del municipio de Meichuan, uno de los más afectados por el sismo, manifestó a la agencia oficial Xinhua que "todas las casas de adobe de su pueblo se han derrumbado".  

Sin embargo, varias viviendas que fueron reconstruidas tras un corrimiento de tierra en mayo del año pasado, que causó 57 muertos en la misma comarca de Minxian, "sufrieron daños mucho menores", aseguró Wang.

Tras lo ocurrido, Wang hizo un llamado a las autoridades para acelerar la construcción de viviendas a prueba de terremotos en la provincia, una zona de 20 millones de personas, mayoritariamente rural, y cuyas casas "aún no se han renovado".

El gobierno chino envió a la zona 10,000 tiendas de campaña y 30,000 sábanas, unas provisiones que, según la alcaldía de la ciudad de Dingxi, "no son suficientes para atender a los miles de damnificados".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En esta ocasión, y a diferencia del mortífero terremoto sucedido en Sichuan en 2008 -con más de 90,000 fallecidos-, no se han registrado víctimas en las escuelas de la zona debido a las vacaciones de verano.

El oeste de China es una zona con frecuente actividad sísmica debido a su proximidad a la placa tectónica Euroasiática y a la Índica. En abril de 2010, un sismo de magnitud 6.9 en la provincia occidental de Qinghai  causó casi 2,700 muertos.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×