Obama no pide ir a guerra en Siria, sino disuadir ataques químicos: Kerry

El secretario de Estado explicó que el gobierno de EU pretende "disuadir la capacidad de Bachar al Asad de usar armas químicas"
Maduro le pide a Obama no intervenir en Siria
(Reuters) -

El presidente Barack Obama no está pidiendo a Estados Unidos que vaya a la guerra, sino que solo busca “degradar y disuadir la capacidad de Bachar al Asad de usar armas químicas”, dijo este martes el secretario de Estado, John Kerry, durante una audiencia en el Senado de Estados Unidos.

Los reportes de inteligencia de Estados Unidos prueban “más allá de cualquier duda razonable” que el gobierno del presidente sirio Bachar al Asad está detrás del ataque del mes pasado con gas venenoso a las afueras de Damasco, afirmó el funcionario.

Kerry, el secretario de Defensa, Chuck Hagel; y el general Martin Dempsey, jefe de Estado Mayor Conjunto, acudieron a una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado mientras el presidente Barack Obama intenta convencer al Congreso de autorizar una acción militar contra Siria.

Desde un principio, Kerry abordó la sombra de las afirmaciones ofrecidas en 2003 en preparación para la invasión a Iraq, asegurando a los miembros del comité que la inteligencia que vincula al gobierno con el ataque del 21 de agosto es sólida.

“Somos especialmente sensibles, Chuck y yo, nunca pediríamos otra vez a un miembro del Congreso que votara con base en inteligencia defectuosa”, dijo Kerry, que al igual que Hagel, votaron como senadores para autorizar la invasión a Iraq.

“Y es por eso que nuestra comunidad de inteligencia ha depurado y redepurado la evidencia. Tenemos cantidad sin precedentes de información desclasificada, y hemos pedido a los estadounidenses y al resto del mundo que juzguen esa información.

Esta vez, según Kerry, “solo el deseo más intencional de evitar la realidad” podría negar que se usó gas venenoso en el ataque del 21 de agosto “y que el régimen de al Asad lo hizo”.

La audiencia fue interrumpida por unos instantes por una integrante del grupo antibélico Code Pink, que gritó “los estadounidenses no quieren esto”, mientras era llevada hacia afuera del recinto por la policía.

Kerry se volvió famoso hace décadas cuando como exoficial de la Marina testificó contra la guerra en Vietnam frente al mismo comité. Al responder este martes a la manifestante, Kerry dijo que el Congreso “representa a los estadounidenses, y creo que todos respetamos a quienes tienen un punto de vista distinto”.

Kerry también afirmó que el asunto del uso de armas químicas en Siria no trata sobre cruzar la llamada línea roja del presidente Obama, sino que "este debate es acerca de la línea roja del mundo, se trata de la línea roja de la humanidad".

Por su parte, Hagel afirmó que las armas químicas representan “un peligro directo” para los aliados de Estados Unidos y para el personal militar de Estados Unidos en la región.

Dempsey por su parte dijo que recibió la tarea del presidente Obama de ofrecer opciones militares “para impedir” que el gobierno de al Asad vuelva a utilizar armas químicas, o en sus palabras, para "cambiar los cálculos del régimen".

El apoyo en la Cámara de Representantes

Los líderes de los partidos Republicano y Demócrata en la Cámara de Representantes expresaron este martes su apoyo al llamado del presidente Barack Obama de atacar a las fuerzas del régimen sirio, luego de una reunión en la Casa Blanca. 

El presidente de la Cámara, el republicano por Ohio John Boehner, dijo a reporteros que solo Estados Unidos tiene "la capacidad" para responder al ataque con gas venenoso, supuestamente realizado por las fuerzas leales al régimen de Bachar Al Asad. 

"El uso de armas químicas es un acto bárbaro. Está muy claro para mí que las Naciones Unidas no puede tomar una medida; que la OTAN probablemente no tomará medida", dijo Boehner.

La líder de la minoría demócrata, la representante por California Nancy Pelosi, dijo por su parte que el gobierno con sede en Washington debe responder a acciones "fuera del círculo del comportamiento civilizado humano".

"La humanidad pintó una raya hace décadas que creo que, si la ignoramos, lo hacemos bajo el riesgo de que muchas otras personas podrían sufrir", dijo la líder demócrata.

Además, el líder de la mayoría republicana en la Cámara Baja, el republicano por Virginia Eric Cantor, agregó en un posicionamiento por escrito que “Estados Unidos tiene un apremiante interés de seguridad nacional en prevenir y responder al uso de armas de destrucción masiva”.

Aparte, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo que está confiado en que los senadores autorizarán el plan militar de Obama con al menos 60 votos para evitar una maniobra obstruccionista, dijo a CNN una fuente demócrata cercana al senador.

Obama se reunió con los líderes del congreso este martes en la mañana para intentar atraer su apoyo para emprender acciones contra Siria. Les prometió un ataque destinado a dar importantes resultados sin involurcar a EU en una guerra mayor.

"Esto no es Iraq y esto no es Afganistán”, dijo Obama a reporteros antes de que comenzara la reunión. “Este es un paso limitado y proporcional que enviará un claro mensaje, no solo al régimen de Asad, sino a otros países que podrían estar interesados en probar esas normas internacionales, de que hay consecuencias".

Siria niega las acusaciones de que usó armas químicas y acusa a los grupos rebeldes, mientras que la oposición culpa a las fuerzas del gobierno.

Una amenaza regional

La amenaza de una guerra regional en Medio Oriente es un ángulo que el presidente Sirio sigue enfatizando.

“El Medio Oriente es un barril de pólvora y el fuego se aproxima”, dijo este lunes al Asad al diario francés Le Figaro.

Ni EU ni Francia tienen “una sola prueba” de que el gobierno sirio está detrás del supuesto ataque contra civiles, dijo.

El gobierno sirio ha negado repetidamente haber estado detrás de los ataques con armas químicas y en cambio acusa a las o rebeldes de haberlas usado contra sus tropas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Naciones Unidas dice que más de 100,000 personas, incluidos muchos civiles, han muerto en Siria desde que se desataron protestas contra el gobierno de al Asad, que más tarde se convirtieron en una guerra civil. Opositores sirios reportaron que el lunes murieron otras 107 personas en Damasco y sus alrededores.

El número de sirios que han huido de su país subió a 2 millones, según la agencia de refugiados de las Naciones Unidas. 

Ahora ve
Argentina, la NASA y marinos de varios países buscan al submarino San Juan
No te pierdas
×