Putin se anota una victoria diplomática en la crisis siria

El presidente de Rusia logra liderazgo en el debate sobre Siria tras llevarlo a la ONU y frenar los planes de EU de una intervención militar
¿Putin busca influir en la opinión pública de EU?
Autor: Jill Dougherty
(Reuters) -

Rusos y estadounidenses han debatido en Twitter sobre quién está anotando más puntos en las discusiones diplomáticas sobre Siria: si el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, o su homólogo ruso, Vladimir Putin.

Samantha Power, embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas, tuiteó el jueves: “Hace tres días parecía que no había una manera diplomática para responsabilizar a al Asad. La amenaza de una acción de Estados Unidos finalmente trajo a Rusia a la mesa”.

En su tuit, Margarita Simonyan, jefa de la cadena de televisión rusa en inglés, RT, bromeó, “Si la propuesta rusa en Siria funciona, Obama, como un hombre honesto, debe dar su premio Nobel a Putin”.

Después del impactante artículo de opinión de Putin en el diario estadounidense The New York Times, en el que censura a EU por un "alarmante" patrón de intervención en los conflictos internos de países extranjeros, es obvio que algo ha cambiado. “Es absolutamente una victoria diplomática para Putin en este momento”, dijo Fiona Hill, experta en Putin y directora del Centro sobre Estados Unidos y Europa de la Institución Brookings.

Putin detuvo en seco el curso de Obama para tomar una acción militar contra Siria mientras el plan ruso de poner las armas químicas de Siria bajo control internacional obliga a que el tema se trate en Naciones Unidas, justo como Putin quiere.

Rusia tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y como lo ha señalado Hill, “es un ámbito en el que tienen mucha experiencia, que usualmente es impedir que otras personas obtengan resoluciones o avancen”. El editorial de Putin no se ha tomado a la ligera en Washington. El senador demócrata, Robert Menéndez, dijo que el artículo casi lo hace vomitar.

“La personalidad del señor Putin se ha satanizado ampliamente en el mundo occidental, así que cualquier cosa que provenga del señor Putin se verá no solo con escepticismo, sino que también mucha gente rechazará de entrada cualquier cosa que diga”, dijo Dmitri Trenin, director del Centro Carnegie Moscú.

“Sin embargo, en esta situación en particular, en la que hay muchas personas confundidas en Estados Unidos y en Europa, incluidas las clases políticas de los países occidentales, los argumentos que Putin ha presentado claramente pueden usarse en el debate nacional”, añadió. "No quiere dejar el terreno solo para los occidentales. Él quiere tener una voz en la discusión”.

Los argumentos que Putin presenta en su carta abierta tocaron las fibras en Washington, aunque no simpatizaran con el mandatario. Un ejemplo: “Siria no es testigo de una batalla por la democracia, sino de un conflicto armado entre el gobierno y la oposición en un país multirreligioso. Hay muy pocos defensores de la democracia en Siria. Pero hay más que suficientes combatientes de al Qaeda y extremistas de todas clases combatiendo contra el gobierno”.

La crítica de Putin al comentario de Obama de esta semana, en el que pregonó la "excepcionalidad" de EU, irritó a algunos estadounidenses a los que Putin trata de influenciar.

Algunos rusos aseguran que Obama "está en deuda" con Putin por sacarlo de un apuro. Alexey Pushkov, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Estado Ruso, tuiteó con aspereza: “Obama debería estar totalmente a favor del plan de Rusia. Le da una oportunidad para no empezar una nueva guerra, de no perder en el Congreso y de no convertirse en otro Bush”, refiriéndose a su predecesor.

“Para Putin, un hombre de la vieja guardia de la KGB, tener a alguien que le deba algo siempre representará una ventaja”, dijo Hill. “Pero esto es más que una victoria para Rusia. Rusia logra que se deje de considerar por un tiempo un ataque estadounidense”, dijo Hill.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Casa Blanca trata de dejar el problema en manos de Putin y le advierten que su propuesta sobre las armas químicas será contraproducente si no funciona. Ahora Putin “tiene el control de esto. Tiene pleno control y necesita cumplir”, dijo un alto funcionario de la Casa Blanca a CNN.

El presidente de la Institución Brookings y exsubsecretario de Estado del gobierno de Obama, Strobe Talbott, tuiteó: “Si en el encuentro de Kerry y Lavrov se exhibe la propuesta de Rusia como un fraude, se fortalecería la influencia de Obama con el Congreso y se consolidará lo que Putin desea impedir”.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×