Lealtad y tiranía: los pilares de la dinastía al Asad en Siria

El presidente sirio forma parte de una familia que ha gobernado por décadas el país con base en lealtades extremas
¿Quién es la primera dama de Siria?
Autor: Brian Todd
(Reuters) -

Para Hafez al Asad, los cálculos eran claros. Él ganó el poder en Siria superando a sus rivales y por medio de la fuerza cuando fue necesario. Su hijo no tendría que repetir sus pasos para ganar el poder, sin embargo, probablemente habría debido imitar las acciones de su padre para continuar como presidente.

Al Asad preparó a su hijo, le dio un grado militar, lo endureció. El camino estaba listo. El hijo en cuestión no era Bachar al Asad, el hombre que ahora encabeza una guerra civil y que probablemente provoque un ataque militar en Siria por parte de Estados Unidos.

Hafez quería que su primer hijo, Bassel, fuera presidente. Hafez era más cercano a Bassel. Cuando era niño, Bachar era tímido y modesto, por lo que su padre siempre mantuvo una relación distante con él.

En 1994, Bassel al Asad, famoso por ser temerario y cruel, murió cuando conducía a exceso de velocidad hacia el aeropuerto de Damasco para ver a su novia. Debido a su muerte, Siria no tendría al líder que Hafez había visualizado. Todo quedaría en manos de Bachar, el heredero renuente que realmente quería convertirse en oftalmólogo.

Cuando Hafez al Asad murió de un ataque cardíaco en junio de 2000, Bachar heredó un régimen construido sobre una lealtad familiar incuestionable y una  secta religiosa.

Hafez nació en una familia pobre de las montañas alauíes en el noroeste de Siria. Los alauíes siempre han sido menospreciados por la mayoría sunita adinerada de Siria y él estaba decidido a romper con este molde, de hecho lo hizo pedazos.

Se unió al Partido Ba'ath y luego sobresalió a través de las filas de la Fuerza Aérea siria. El camino no fue tan sencillo. El hombre prosperó en las intrigas en el palacio de Siria, en donde, de acuerdo con la mayoría de los testigos, traicionar a los amigos y matar o eliminar a los enemigos te coloca en la vía rápida hacia el éxito.

El 'cuidado' con Estados Unidos

Los analistas dicen que entre 1949 y 1970 hubo más de 20 golpes de estado exitosos y fallidos en Siria. Antes de tomar el poder, Hafez al Asad participó en al menos tres de estos eventos.

Una vez en el poder, Hafez al Asad probó ser uno de los dictadores más astutos y despiadados en una región que estaba llena de ellos. En 1982 sitió la ciudad de Hama y mató a más de 10,000 compatriotas para sofocar una rebelión de la Hermandad Musulmana. En varias ocasiones peleó y negoció la paz con Israel.

Pronto se hizo amigo de Hezbollah, al que Estados Unidos considera un grupo terrorista. Sin embargo, también se aseguró de que EU nunca fuera lo considerara un enemigo abiertamente. Para comprobarlo, envió a sus fuerzas en apoyo a los cristianos en Líbano en 1970 y durante la década de 1980.

En 1990 y 1991, cuando el presidente George H.W. Bush estaba construyendo una coalición contra Saddam Hussein, Hafez al Asad destinó 2,000 soldados para la coalición.

Bachar siguió el ejemplo. Los gobiernos de George W. Bush y de Barack Obama sostuvieorn relaciones diplomáticas con el régimen de Bachar en distintas ocasiones, para luego alejarse. El equipo de Bush se acercó al líder en 2003 cuando necesitaba un aliado contra Iraq.

Durante los primeros años de la presidencia de Obama, el senador John Kerry —quien ahora llama a Bachar al Asad “matón y un asesino”—, fue el hombre clave en los esfuerzos del gobierno para cultivar al dictador sirio.

Durante esa época circuló una imagen reveladora e la que se ve a Kerry y a su esposa, Teresa, durante una cena íntima en Damasco con Bachar al Asad y su glamorosa esposa nacida en Londres, Asma, en 2009.

Varios casos posibles

¿Cómo empezó a desarrollarse todo esto? Los analistas aseguran que la guerra civil es en parte el resultado de viejos resentimientos. La mayoría de la población sunita está enojada después de décadas de gobierno de una familia despótica perteneciente a una minoría, los alauíes. Pero Bachar al Asad también tuvo problemas al cambiar las viejas costumbres de su padre.

"Hafez al Asad estableció un sistema cerrado para estabilizar a Siria. Las personas no podían viajar. No se podían comunicar my bien. Las noticias internacionales eran muy limitadas”, señala Andrew Tabler, del Instituto Washington para la Política de Cercano Oriente.

Tabler, quién escribió un relato sobre el régimen de Asad titulado: In the Lion's Den (En el cubil del león), señala: “Cuando Bachar llegó al poder, quitó las restricciones a los viajes, permitió que las personas leyeran diarios internacionales, permitió la televisión vía satélite y el internet. Abrió la mente del pueblo sirio. Pero, ¿cómo controlas este sistema? ¿Y cómo perpetúas un gobierno autoritario y tirano?”.

Obama le ha pedido al Congreso de su país que respalde los planes de castigar a al Asad militarmente por un supuesto uso de armas químicas en su propio país. Entre tanto, el régimen se ha enfrascado en una sangrienta pelea con los rebeldes. Más de 100,00 sirios han muerto, de acuerdo con Naciones Unidas.

¿Cómo terminará todo para la dinastía Asad? Hay varias posibilidades. Bachar al Asad podría pelear hasta el final, perder y morir. Podría, a final de cuentas, salir del país y refugiarse en Irán, Rusia o Venezuela. O podría prevalecer. Tabler dice que si esto ocurre, Siria no lucirá igual.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Creo que en este momento, lo que probablemente ocurra es que la familia de al Asad siga gobernando gran parte de Siria en el futuro cercano”, dijo Tabler. “Pero ellos nunca volverán a gobernar todo el territorio geográfico de Siria”.

Brian Rokus colaboró con este reportaje.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×