"Había sangre por todas partes", cuenta testigo de ataque en Kenya

Personas que lograron escapar de la masacre en un centro comercial de Nairobi estuvieron escondidos por horas, algunos de ellos heridos
kenia
kenia, tiroteo, centro comercial  kenia
(Reuters) -

Los testimonios de los testigos que han logrado escapar de la masacre del centro comercial de Nairobi son estremecedores. Un hombre que estaba tomando un café en el centro comercial relató que se vivieron momentos de caos que incluyeron explosiones de granadas.

Todos los testimonios confirmaban que el pánico cundió en el lugar que estaba atestado un sábado por la mañana. Horas más tarde, el grupo terrorista islamista al Shabaab se atribuiría el atentado.

"Primero sonó como si una tabla se hubiera caído, luego empezaron ráfagas de disparos y cuando los disparos se hicieron más fuertes, todo el mundo empezó a correr y gritar hacia la salida, pero cuando los tiros empezaron a sonar al aire, algunos se quedaron en el interior sin atreverse a avanzar, algunos se fueron a otra de las cuatro plantas del centro, y muchos nos escondimos en el baño, allí éramos unos 20", dijo Kaigwa Okoye a CNN.

"Ellos tenían granadas y las explosiones sonaban muy, muy fuertes. Sentimos como que estaban muy cerca", dijo el testigo sobre las explosiones.

En los pasillos lanzaron gas lacrimógeno. Cuenta que a su alrededor todos escribían mensajes a sus familiares y amigos fuera del centro comercial. Incluso se corrió la voz de que no confiaran en nadie en el centro comercial. "Cuando la policía comenzó a disparar, el caos era tal que no se sabía quién estaba disparando", dijo Okoye. Él y otros huyeron cuando vieron a 20 agentes de policía tendidos el suelo.

Un estadounidense en el estacionamiento del centro comercial describió que se escondió en la escalera con varias personas, incluyendo a dos personas con heridas de bala superficiales, donde permaneció durante más de una hora, mientras que el tiroteo estaba ocurriendo, dijo a CNN.

Sara Boss, de Washington, había viajado a Kenya por negocios cuando ella y su compañero fueron conducidos al estacionamiento por su conductor, dijo. Al oír los disparos se arrastraron por debajo de los coches y se escondieron detrás de ellos. Entonces corrió a la escalera donde también se refugió. "Había varios de nosotros de allí, pero había dos personas sangrando", dijo.

Con el tiempo, ella y otros que estaban en el hueco de la escalera vieron las luces de un supermercado cercano abierto, por lo que todos huyeron del centro comercial por el supermercado y su muelle de carga. "Había sangre por todas partes en el supermercado", dijo. Asustados, ni siquiera sabía si era seguro para escapar.

Los hombres armados dispararon a una persona dentro de su coche y dos personas más en la calle, al entrar en la zona del centro comercial.

La confusión continuó sobre el origen de los pistoleros. Los atacantes parecían ser de origen somalí, según dijo una fuente del gobierno de Kenya y fuentes diplomáticas occidentales a CNN. Pero los pistoleros llevaban máscaras que hacían imposible la plena identificación.

Mientras tanto, el Ejército se movilizó al centro comercial, dos vehículos blindados y un helicóptero militar se unieron a la policía.

Varias horas después del asedio se seguían escuchando disparos dentro del centro comercial, que hace dos años recibió una alerta de seguridad por un posible ataque.

"De repente escuchamos algunos disparos y la gente corría", dijo Zulobia Kassam, que estaba tomando un café en el centro comercial. "Nos dimos cuenta de que estábamos siendo atacados. Las personas estaban petrificadas, llorando, rezando" dijo ella.

No estaba claro cuántos rehenes se llevaron los atacantes, aunque se calcula que fueron unas 36 personas. Mientras helicópteros sobrevolaban la zona de vigilancia, la policía sacó a parte de los rescatados del edificio y los llevó a un lugar apartado para asegurarse de que no eran los atacantes. Les hacían correr lejos del centro comercial en línea recta, con los brazos levantados.

El Ejército keniano pidió a los medios de comunicación locales que no televisaran lo ocurrido, porque los pistoleros estaban viendo las pantallas en el centro comercial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Instamos a los kenianos a mantenerse fuera del centro comercial Westgate y las carreteras adyacentes y sus alrededores hasta nuevo aviso", dijo el Ministerio del Interior en un comunicado.

"Estamos haciendo nuestro trabajo para asegurar que todo el mundo sea evacuado a un lugar seguro ", dijo el ministerio. "Esta es una escena del crimen, dejen a la policía hacer su trabajo", indicó el mensaje.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×