Obama culpa a Boehner de no llamar a una votación que reabra el gobierno

El presidente estadounidense dijo que la parálisis del gobierno de EU es responsabilidad del presidente de la Cámara de Representantes
'Estrellas' marcharán por la reforma inmigratoria
Tom Watkins
Autor: Tom Watkins
(Reuters) -

El presidente Barack Obama dijo que la responsabilidad del cierre parcial del gobierno de Estados Unidos recae en el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

"Podemos votar la reapertura del gobierno hoy", dijo Obama en una larga entrevista exclusiva con la agencia Associated Press (AP), publicada este sábado. "Sabemos que hay suficientes miembros de la Cámara de Representantes —demócratas y republicanos— que están dispuestos a votar la reapertura del gobierno hoy. Lo único que detiene que eso suceda es Boehner, quien ha tomado la decisión de resistirse para ver si puede obtener concesiones adicionales por parte de nosotros".

Una parte significativa del gobierno se ha cerrado, con más de 800,000 trabajadores parados, parques nacionales cerrados, programas para los programas de cuidado de niños y la exploración espacial cerrados durante cinco días. Y es probable que se mantenga así durante varios días o semanas más, consideraron los republicanos.

A pesar de la presión pública para llegar a una solución —y las declaraciones de políticos que lo desean— la maquinaria política de Washington se ha paralizado.

Y hay pocos indicios de que habrá algún avance, por lo menos hasta mediados de octubre, cuando la próxima crisis económica surgirá sobre si el Congreso le dará al gobierno federal permiso para aumentar la deuda pública o si se pagan los créditos.

Obama reconoció que no esperaba que esto se produzca.

"Estoy dispuesto a apostar que hay suficientes votos en la Cámara de Representantes en este momento para asegurarse de que Estados Unidos no termine siendo moroso. La única cosa que impide que eso suceda es que Boehner no llame a votación", indicó.

Boehner, en declaraciones a la prensa este viernes, trató de aumentar la presión sobre Obama para poner fin a la crisis si se adhiere a la demanda de negociar cambios al plan de salud llamado Obamacare como parte de cualquier acuerdo.

Echando humo de un informe del diario The Wall Street Journal que citó un funcionario de la administración Obama no identificada diciendo que "estamos ganando", Boehner dijo "¡esto no es un maldito juego!".

Cuestionado sobre si los miembros del ala más conservadora republicana del Tea Party son buenos o malos para el país, Obama dijo a la AP que estaba más preocupado por sus tácticas que sobre sus posiciones.

"Es la idea de que si no reciben el 100% de sus peticiones, van a cerrar el gobierno, o que van a amenazar con un caos económico", dijo. "Eso tiene que finalizar".

Fallos al Obamacare

Obama dijo que aún no sabía cuántas personas se habían inscrito a su nueva Ley del Cuidado de Salud Asequible. Reconoció que fallos informáticos han alentado el proceso para algunos, pero los exhortó a no darse por vencidos.

"Mi mensaje para ellos sería que cada día los tiempos de espera se reducen", dijo .

Pero el programa no va a ser afectado por las negociaciones del presupuesto, afirmó. "La obsesión por la Ley de Cuidado de Salud Asequible, del Obamacare, tiene que terminar", agregó. "Eso no es algo que deba ser un precio por mantener abierto el gobierno", apuntó.

Obama contrastó su propio comportamiento de bajo perfil durante su paso por el Senado con el de algunos senadores primerizos, que incluyen a los republicanos Ted Cruz, de Texas, Marco Rubio, de Florida y Rand Paul, de Kentucky, todos los cuales han sido muy francos en su oposición al Obamacare.

"Yo no iba por ahí cortejando a los medios de comunicación, y desde luego no iba por ahí tratando de cerrar el gobierno", dijo. "Y así, reconozco que en la era de los medios de hoy, siendo controversial, toman posiciones controversiales, reúnen a las partes más extremas de su base —ya sea izquierda o derecha—, pues es muchas veces la manera más rápida de obtener la atención o recaudar dinero, pero no es bueno para el gobierno. No es bueno para la gente que se supone que sirven", dijo.

Reflexiones sobre Irán

Obama dijo que Estados Unidos analizar las propuestas del nuevo presidente de Irán, Hassan Rouhani, que parecen destinadas a aliviar las preocupaciones internacionales sobre las ambiciones nucleares de su país.

"Creo que Rouhani ha puesto en juego su posición en la idea de que puede mejorar las relaciones con el resto del mundo", dijo Obama. "Y hasta ahora, ha estado diciendo muchas cosas buenas. Ahora la pregunta es, ¿puede seguir adelante?”, cuestionó.

Obama dijo que la opinión de Estados Unidos es que Irán está al menos a un año de distancia de ser capaz de producir un arma nucleares, el doble de tiempo que los seis meses que dijo esta semana  el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien ha expresado su profunda desconfianza de las intenciones de Teherán.

"Lo que he dicho al primer ministro Netanyahu es que la postura entera de nosotros sobre establecer sanciones y ejercer presión sobre la economía iraní era traer a la mesa de un diálogo serio para ver si podemos resolver este asunto diplomáticamente", dijo Obama.

"Y tenemos que probar eso. Nosotros no vamos a tomar un mal acuerdo", dijo.

Una cosa más...

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando se le preguntó acerca de los Pieles Rojas de Washington, un nombre que algunas personas consideran que es un insulto para los nativos americanos en ese equipo de futbol americano, el primer presidente negro de la nación dijo que estaría dispuesto a cambiarlo si fuera el dueño del equipo.

Pero eso sería poco probable. Si él fuera el dueño de un equipo deportivo profesional después de dejar la presidencia, Obama dijo que sería más probable que sea un equipo de baloncesto.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×