Obama pide diálogo "sin chantajes" a republicanos para discutir la deuda

El mandatario dijo que de no elevar el techo de la deuda pública, Estados Unidos podría enfrentar pronto una “muy profunda recesión”
Obama insta a aprobar el presupuesto federal
(Reuters) -

Una semana después de que iniciara el cierre parcial del gobierno de Estados Unidos, una nueva disputa entre el presidente Barack Obama y los republicanos llega al Congreso: el aumento del límite de la deuda, algo que según el Departamento del Tesoro deberá resolverse antes del 17 de octubre.

El presidente Barack Obama pidió este martes a los republicanos en el Congreso dejar los “chantajes” y votar a favor de elevar el techo de la deuda tan pronto como vote por reabrir el gobierno, o de lo contrario .

Obama afirmó que no elevar el techo de la deuda “sería dramáticamente peor” que el cierre del gobierno, según dijo durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, ya que traería “consecuencias catastróficas” para la economía de EU.

También lamentó que a raíz de la falta de presupuesto no haya podido viajar al Foro de Cooperación para Asia Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés) que se realizó en Indonesia, lo que, afirmó, resta credibilidad a EU ante el mundo.

El líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo que tras su conversación de este martes con el Obama, lo decepcionó "que el presidente se negara a negociar".

Al hablar del 17 de octubre como la fecha en la que el gobierno de Estados Unidos llega a su límite de deuda, Boehner reiteró su postura de negociar el techo de la deuda mediante un recorte presupuestal.

“Lo que dijo el presidente hoy es que si había una rendición incondicional de los republicanos, él se sentaría y hablaría con nosotros", dijo el republicano de Ohio.

"Esa no es la forma en que trabaja nuestro gobierno”, apuntó.

Los republicanos en la Cámara de Representantes revisará las cuentas derivadas del cierre del gobierno y el límite de la deuda tan pronto como sea posible, afirmaron este miércoles. Los republicanos buscarán garantizar los pagos para los trabajadores gubernamentales esenciales y establecer un equipo de negociaciones para discutir el límite de la deuda y otros asuntos fiscales.

Al igual que con la aprobación del presupuesto, que fue condicionada por los republicanos a no dar fondos al plan de salud propuesto por Obama, conocido como el Obamacare, los republicanos ahora buscan recortes como condición para ampliar el límite de la deuda y así evitar que Estados Unidos deje de pagar sus deudas, situación que podría provocar una recesión económica. 

Cuando se le preguntó si tiene un número en mente para los recortes que quiere a cambio de aumentar el límite de la deuda, el líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner, no ofreció cifras este martes pero dijo que no está “marcada ninguna línea en la arena” y que solo quiere “tener una conversación” sobre el asunto con Obama.

Boehner y Obama hablaron este martes por la mañana sobre ambos temas, pero el mandatario estadounidense reiteró durante la conversación telefónica que no negociará sobre ninguno de ellos, según un vocero de Boehner.

La Casa Blanca luego informó que Obama se sentará a negociar las demandas de los republicanos solo cuando se resuelva el asunto de la deuda y el gobierno sea reabierto.

En el Senado, los demócratas presentarán una ley que aumenta el nivel de la deuda pero no incluye cambios políticos o recortes demandados por los republicanos, según un colaborador de los demócratas a CNN.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, podría presentar la ley este martes, lo que llevaría a un primer voto el próximo viernes, indicó la fuente. Los demócratas solo necesitan que seis senadores republicanos voten junto con ellos para que se apruebe la medida.

Si el Senado aprueba la iniciativa esto aumentaría presión sobre la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos. Sin embargo, éstos últimos han dejado en claro que insistirán en obtener concesiones de los demócratas antes de apoyar un aumento al techo de la deuda.

Sin embargo, aún no se sabe cuánto podría tardar en producirse el incremento de la deuda. Una fuente dijo que este sería de al menos un año y otro dijo que podría extenderse aún más, tras la elección de 2014.

Este lunes Obama insistió en que no negociará “bajo la amenaza de un cierre prolongado hasta que los republicanos obtengan el 100% de lo que quieren” o bajo la amenaza de una “catástrofe económica”.

Boehner dijo este domingo que no habrá un incremento en el límite de la deuda ni terminará el cierre del gobierno hasta que Obama y los senadores demócratas negocien con los republicanos un acuerdo amplio.

Boehner insiste en que un acuerdo para elevar la deuda debe de incluir reducción del déficit lo que bajaría costos de programas como Medicare, Medicaid y la seguridad social.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, Boehner parece no aprobar la demanda del ala más conservadora de los republicanos que buscan desmantelar o quitarle fondos al Obamacare a cambio de aprobar cualquier medida fiscal.

El secretario del Tesoro, Jack Lew, declaró este domingo en CNN que Estados Unidos se quedará sin su capacidad para pedir prestado el 17 de octubre y con sólo 30,000 millones de dólares en efectivo para cumplir con sus obligaciones.

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×